Con orden fiscal no alcanza: se necesita un plan de desarrollo

Mendoza debe realizar una reforma de la ley del agua y proponer de acá a diez años duplicar sus hectáreas irrigadas que hoy son cerca del 4% de la superficie total.
Mendoza debe realizar una reforma de la ley del agua y proponer de acá a diez años duplicar sus hectáreas irrigadas que hoy son cerca del 4% de la superficie total.

Mendoza debe realizar una reforma de la ley del agua y proponer de acá a diez años duplicar sus hectáreas irrigadas que hoy son cerca del 4% de la superficie total.

Es común encontrar a funcionarios y dirigentes de todos los espacios -incluso aquellos que no pertenecen al frente gobernante pero que han tenido la posibilidad de ejercer el mando provincial- responsabilizando a la macroeconomía nacional de todos los males provinciales y priorizando como estrategia de crecimiento la austeridad fiscal y las cuentas ordenadas.

Haciendo un diagnóstico de la realidad podemos ver que los objetivos planteados no se están cumpliendo.

El PBG local este año será similar al de 2011, es decir Mendoza arrastra una caída del PBG per cápita en los últimos años y el empleo público cada 100 privados está por debajo de la media nacional, es decir esto no estaría siendo un impedimento para el crecimiento.

Por otra parte, Mendoza es cada vez menos independiente de Nación ya que la participación de los ingresos de origen nacional con respecto a los ingresos tributarios de origen local viene creciendo en los últimos años.

Mientras que en el 2006 los ingresos de origen nacional eran del 48,7% y los de origen provincial eran de 51,3%, en el presupuesto 2022 se estima que los ingresos de origen nacional serán en 2022 del 53,6% mientras que los de origen provincial serían del 46,4%.

Se argumenta a veces que Mendoza no tiene un problema de empleo sino de salarios bajos.

En primera instancia si analizamos los datos de un trabajo realizado por IERAL en junio 2022 podemos ver que Mendoza tiene un índice de empleo formal privado por debajo del nivel pre pandemia, es decir los puestos de trabajos recuperados son traccionados por el sector informal, siendo la provincia que menor recuperación de puestos privados tuvo.

En segunda instancia los bajos salarios son por un lado producto de la baja productividad por falta de inversión y de la falta de demanda de trabajos calificados por otro.

Esto nos hace razonar que no todas las variables dependen de la macro nacional.

Minería en Mendoza.
Minería en Mendoza.

La derogación de la ley 9209 imposibilitó la realización de 12 proyectos mineros, sector que tiene una demanda de trabajos calificados con altos niveles salariales.

Recordemos que la aprobación de este proyecto fue facilitada por el gobierno nacional con el aval de la mayoría de legisladores opositores.

Según información publicada por la página de prensa Mendoza la minería generaría alrededor de 5000 puestos de trabajo en los primeros 4 años de inversión y 40.000 en la etapa de extracción, esto haría aumentar la demanda de trabajos calificados, formales y aumentaría a través de una libre competencia los sueldos de los empleos de los otros sectores.

Es decir, la actividad demandaría más abogados, contadores, administradores, técnicos, industriales etc.

Esto se traduciría en ampliación de la demanda de trabajo en diversos mercados laborales como el de la industria vitivinícola y otras industrias elevando los sueldos, fenómeno que además ayudaría a evitar el temido desarraigo.

Por otra parte, si a la actividad minera sumamos, la explotación del polo turístico con los proyectos de Azufre, Cerro Punta Negra, y el Peri lago, la provincia podría aumentar su PBG en aproximadamente 1,5% anual y aumentar más del 1% el nivel de empleo siendo conservadores con las estimaciones.

Mendoza debe realizar una reforma de la ley de agua y proponer de acá a diez años duplicar sus hectáreas irrigadas que hoy son cerca del 4% de la superficie total.

Para ello debe aumentarse la inversión y no depender exclusivamente de préstamos de organismos multilaterales, sino aumentar la recaudación propia, con mayor producción.

Para aumentar las exportaciones de nuestros productos y generar divisas nos hace falta promocionar en el sudeste asiático, con un bueno trabajo en los mercados de América del Sur.

Mendoza no alcanzaría a cubrir la demanda durante un largo periodo de tiempo.

Programa Mendoza Activa.
Programa Mendoza Activa.

Un programa que apunta a incentivar la inversión es Mendoza Activa que se postula como una política de Estado que perdure en el tiempo.

Sin lugar a dudas, es un programa perfectible en torno al destino de la inversión para vincular el programa con el compre local lo que potenciaría a la industria local y evitaría que se subsidien indirectamente inversiones de productos o maquinarias de origen extranjero.

Mendoza Activa es, entonces, una buena iniciativa que ayuda a las empresas locales y que merece ser complementado con un plan de desarrollo industrial y productivo porque sola no es suficiente.

Mendoza tiene todas las riquezas para ser una provincia pujante y desarrollada, sin embargo, debe existir la decisión política para impulsar un plan de desarrollo que no ponga en contradicción a las distintas industrias existentes con las nuevas posibles sino que las integre.

De esta manera se advierte que no todos los males de la provincia son culpa del mal manejo de la macroeconomía nacional, pues la provincia tiene margen para tomar decisiones y armar un plan de desarrollo local que incentive la inversión y aumente la productividad, desplegando su gran potencial y aprovechando la calidad de sus emprendedores.

*Franco Totero es empresario metalúrgico y y Bruno Bonafede es economista.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA