Chile y la vuelta de 360 grados

LIBRO PRIMERO: La Política de los Desacuerdos.

I PARTE: “El Estallido”

En el año 2018, Chile vivió un estallido social sin precedentes en su historia, la repentina erupción de un pueblo que pretendía barajar y dar de nuevo. La ciudadanía tomó las calles de las principales ciudades, consignas que revelaban hartazgo ante la desigualdad en el acceso a oportunidades que el Estado ofrecía en áreas como salud, educación, pensiones y el creciente e impagable costo de vida. Se trató de un movimiento popular espontáneo que expresaba la necesidad impostergable de la interrupción inmediata de los privilegios de clase y exigía a los dueños de las decisiones un trato más justo en el que se repartiera mejor el resultado del esfuerzo.

II PARTE: “La Salida del Conflicto”

La inicial reacción del entonces presidente Sebastián Piñera fue declarar que el país estaba en guerra, todos sabemos el sol no se puede tapar con la mano y luego ajustó su mensaje. La ciudadanía demandaba un cambio a la Constitución de 1980, creada por “los 4 generales” ya modificada democráticamente en 2005 por el expresidente Ricardo Lagos mediante 58 reformas. Finalmente, tras un cúmulo de expresiones sociales que nuclearmente tenían voz de protesta , se acordó un plebiscito para cambiar la Constitución y establecer mecanismos de asamblea, congreso o concejo constituyente, poniendo fin al estallido social de octubre de 2019 sobre la base de aceptar la necesidad de encarar sustantivas reformas.

III PARTE: “La Pausa”

La pandemia, con sus dos años de dolor infinito, con sus irrecuperables pérdidas, con muchos que no lo lograron y que hoy extrañamos, tuvo además un doble impacto que afectó al pueblo chileno en su conjunto. Por un lado hubo aumento del desempleo, inflación histórica del 12%, caída en la productividad y un incremento en el gasto público. La situación exacerbó la crisis económica y política. Por otro lado la dilación inevitable que acusó el diálogo reformista permitió la intromisión de consignas que alteraron el genuino mensaje del movimiento social: interfirieron los defensores del status quo, oportunistas intereses y especuladores políticos y de los otros, que procrastinaron, relegando los sueños de una sociedad más equitativa y las necesidades cotidianas de millones de chilenos.

IV PARTE: Resultados

En los últimos años, Chile ha sido testigo de una serie de plebiscitos y propuestas constitucionales que han marcado su historia política. Esta es la cronología de los eventos:

1. 2020: Cambio de Constitución

En el plebiscito de 2020, se aprobó un cambio en la Constitución con un 78.2% de los votos. Esto marcó un hito importante en el país y abrió la puerta a una nueva Carta Magna.

2. 2021: Elección de Convencionales Constituyentes

En 2021, se eligieron convencionales constituyentes para redactar la nueva Constitución. La centro-izquierda obtuvo una representación significativa con el 70% de los votos.

3. 2022: Propuesta de Asamblea Constituyente

Sin embargo, en el plebiscito de 2022, la propuesta de una asamblea constituyente fue rechazada con un 61.92% de votos en contra frente al 38% a favor.

4. 2023: Consejo Constitucional

Luego, en 2023, se propuso un “Consejo Constitucional”, y los consejeros elegidos representaban a la ultra-derecha con un 66% de apoyo, mientras que la centro-izquierda obtuvo solo el 34%.

5. 17 de Diciembre de 2023

Recientemente, el 17 de diciembre, la propuesta de Constitución de la derecha y ultraderecha fue rechazada por un 56%,

Consideraciones Finales:

· Cuatro plebiscitos han marcado este proceso.

· El costo para el estado ha sido de 68 mil millones de pesos (cerca de 77.5 millones de dólares).

· La polarización política persiste.

· Las demandas de los ciudadanos chilenos siguen centradas en la igualdad de oportunidades en áreas como salud, educación, pensiones y seguridad.

En conclusión, el proceso parece ser el del pendular triunfo de “Mayorías Circunstanciales”, pero no estaremos en presencia de un proceso en el que la relevancia de pensamientos sectoriales y minoritarios nos está robando la chance de un Chile que no podemos seguir esperando? Cierto es que se han dado cambios significativos, popularmente se acepta que la condición necesaria para resolver un problema es reconocerlo y vaya que el pueblo chileno ha podido exteriorizar sus desafíos y dificultades. El problema radica en que la sensación es que hemos dado un giro en 360° y seguimos en el mismo lugar. La lucha por una sociedad más justa y equitativa continúa, no porque la suerte descanse sobre las consignas de una costosísima y esteril charla entre quienes despilfarraron la oportunidad, sino porque hay un pueblo que todos los días se despierta con necesidades y se levanta para que llegue un Chile mejor.

Continuará …

Prof. Luis García Pavez, Universidad Andrés Bello de Santiago de Chile.

Analista y Consultor, Nicolás González Perejamo, responsable de Demokratía.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA