viernes 23 de abril de2021

Estos dispositivos se están convirtiendo en herramientas muy útiles para monitorear tu salud.
Muy Tecno

Furor smartwatch: por qué el reloj inteligente está más cerca de la necesidad que del capricho

La oferta es tan grande como las funciones que ofrece. Repasamos marcas, modelos y precios además de pros y contras de los dispositivos en donde lo menos importante es que den la hora.

Estos dispositivos se están convirtiendo en herramientas muy útiles para monitorear tu salud.

Si el smartphone es una computadora en el bolsillo podemos decir que el smartwatch es una PC en la muñeca. En realidad no es tan así pero ilustra bastante bien la esencia de los relojes inteligentes, que en los últimos años siguieron la tendencia de otros dispositivos electrónicos: sumaron funciones, aumentaron su variedad, achicaron su tamaño y redujeron su precio.

¿Para qué quiero un reloj inteligente? Esa es la pregunta inicial de quienes los ven pero no entienden su atractivo. La pregunta es buena y muy válida para decidir si adquirir uno o no.

Los smartwatches llevan bastante tiempo con nosotros pero recién ahora se están popularizando y no todos tienen claro para qué sirven.

Que no falte la salud

Aunque tiene algunas desventajas, los pros son mayoría en los smartwatches. Con el tiempo se fueron diversificando y actualmente hay variedad y precios para todos los gustos y posibilidades.

Aunque nació como un complemento del smartphone, su punto más fuerte es que se transformó en el mejor monitor de salud personal. Los relojes pueden controlar nuestra frecuencia cardiaca, indicar cuándo debemos pararnos para romper con el sedentarismo, contar nuestros pasos y monitorizar nuestro tiempo de ejercicio además calorías consumidas o las horas de sueño. Todo eso en modelos básicos, que en su mayoría además cuentan con resistencia al agua, GPS y funciones para registrar la actividad física que van desde caminar hasta correr, levantar pesas o bailar. En los más nuevos se incorporaron opciones más específicas como medir la cantidad de oxígeno en sangre o la posibilidad de hacer un electrocardiograma. También varios cuentan con detección de caídas y si el reloj no detecta movimiento del usuario por un tiempo prolongado puede llamar al servicio de emergencia previamente indicado.

Todas estas funciones lo convierten en ideales para los que realizan algún deporte ya sea de forma profesional como amateur pero también para los adultos mayores, que muchas veces necesitan una monitorización más permanente de su salud.

Armar a gusto

Dejando de lado sus opciones de salud, el reloj es una buena extensión del teléfono para seguir usándolo pero sin sacarlo del bolsillo. Las notificaciones mensajes o llamadas no solo llegan a su pequeña pantalla sino que además varios dan la posibilidad de responder desde allí. También podemos recibir alertas meteorológicas, de noticias o de nuestras redes sociales. También nos da la posibilidad de controlar otros dispositivos como reproductores de música o televisores y ser el disparador remoto de la cámara de fotos del teléfono.

Diversas marcas, todas de gran utilidad para monitorear tu salud.

Otra ventaja es la personalización. Tanto en el interior como en el exterior del dispositivo podemos adecuarlo a nuestro gusto. Se puede instalar aplicaciones, elegir carátulas y funciones en pantalla. También se pueden comprar diferentes mallas o fundas para adecuarlos al deporte o a una salida formal.

No todo lo que brilla...

Aunque todo parezca maravilloso, los smartwatches tienen desventajas. Para muchos la más importante es el precio aunque por lo general es una queja de los que quieren un Apple Watch, que en Argentina no se consigue por menos de 35 mil pesos. Pero no es el único costo que genera molestia. La versatilidad de la apariencia tiene su precio y requiere inversión para tener correas elegantes y deportivas, que en muchos casos son importadas y atadas al precio del dólar.

Otra desventaja es que algunos dispositivos no son autónomos y dependen de un smartphone para varias funciones. Por otro lado, los que son independientes de los teléfonos móviles no permiten responder llamadas o ver notificaciones.

La fragilidad es una desventaja que está dejando de ser un problema en cada nueva generación. Plástico, vidrio y aluminio son los componentes principales pero se fueron reforzando para ser más resistentes.

Finalmente, el reloj inteligente maximiza un problema un problema del lenguaje no verbal. Si tradicionalmente mirar el reloj durante una reunión o encuentro era signo de aburrimiento o apuro, con un smartwatch que envía notificaciones, la actividad social se complica aún más.

Cuál comprar y cuánto gastar

Lo más importante antes de invertir es decidir para qué se usará y cuánto queremos gastar.

En Mendoza podemos conseguir relojes desde los 2.000 pesos hasta los ¡93.000! Así de variado es el mercado en relación a las marcas y los modelos.

Si el objetivo es solo tener uno para hacer la experiencia y ver cómo son sus funciones de salud, hay varias opciones económicas. Un repaso por casas de electrodomésticos y de electrónica como Frávega o Garbarino se puede conseguir una smartband eNova Go Fit Azul a $1.999.

Los fans de las buenas marcas pueden volcarse a relojes 100% compatibles con sus teléfonos. Ese es el caso de Samsung que ofrece varios modelos. El Galaxy Watch Active SM-R500 se puede conseguir entre 19.000 y 22.000 pesos y el Active 2 entre 28.000 y 30.000 pesos.

Los Apple Watch son los que más han innovado aunque su precisión y eficiencia está atada a poseer un iPhone y ganas de pagar más de 38.000 pesos por el reloj más barato que se puede conseguir de la marca en Mendoza. En sitios como Falabella se consigue la mayor variedad y se ofrecen en varios colores y modelos hasta con seis cuotas sin interés. En el país el modelo más nuevo a la venta es el Series 5 y cuesta alrededor de 93.000 pesos.

Sin embargo la mejor combinación entre calidad y precio es de Xiaomi. La marca china es imbatible en ofrecer un gran producto sin gastar mucho. La Mi Band 5 cuesta alrededor de 5.500 pesos y los modelos previos -Mi band 4 y Mi Band 3- se consiguen por menos de 3.000 pesos. En formato más similares a los relojes tradicionales se puede encontrar el Xiaomi Amazfit bip lite black por 8.400 pesos.

Tanto en las cadenas de electrodomésticos como sitios online como Mercado Libre hay varias marcas desconocidas pero que brindan los mismos servicios. También allí se puede encontrar otras que sí son familiares pero que apuntan a públicos más específicos como los smartwatches de Garmin -ideales para runners- y los Fitbit para quienes buscan datos precisos para controlar biorritmos y sueño.