Una mujer quiso dispararle al perro de su vecino y terminó hiriendo a su propio hijo

Angelia Mia Vargas disparó tres veces contra el cachorro y una de las balas impacto en el abdomen del hijo de 5 años.
Angelia Mia Vargas disparó tres veces contra el cachorro y una de las balas impacto en el abdomen del hijo de 5 años.

Tras recibir el balazo, el niño se encuentra en recuperación aunque fuera de peligro. En tanto, el cachorro de bóxer de seis meses salió completamente ileso.

Una mujer hirió de bala a su hijo de 5 años luego de intentar dispararle al perro de su vecino, cuando pasó corriendo por la vereda de su vivienda en un vecindario de Houston, en Estados Unidos, el pasado sábado 29 de mayo.

Según informaron desde el medio RT, el Departamento de Policía de la ciudad texana informó que los testigos aseguraron que Angelia Mia Vargas paseaba en bicicleta con su hijo y su marido, cuando un cachorro de raza bóxer de seis meses de edad apareció corriendo.

Fue entonces que la madre del menor abrió fuego y disparó tres veces contra el cachorro con una pistola de pequeño calibre, aunque ninguna de las balas impactó en el can, una de ellas rebotó impactando de lleno en el abdomen del menor, mencionan las autoridades en su informe.

Bruno, el cachorro de seis meses al que Vargas intentó dispararle.
Bruno, el cachorro de seis meses al que Vargas intentó dispararle.

La víctima debió ser trasladada al hospital local con heridas que no ponen en riesgo su vida, mientras que la mascota, de nombre Bruno, no resultó lastimada. En tanto, Vargas fue arrestada y acusada de conducta mortal con arma de fuego, ya que disparó en la vía pública y en dirección a dos casas habitadas.

Disparos y gritos

Por otra parte, el dueño de Bruno recibió una citación para explicar por qué el perro estaba suelto y en diálogo con medios locales, el hombre dijo que el animal había comenzado a ladrar y él pensó que era porque su hermano estaba por llegar, por lo que abrió la puerta de su domicilio y en ese momento el bóxer salió corriendo.

En una grabación registrada por una cámara en la puerta de su casa, se ve que el sujeto sale detrás del perro, lo llama para que regrese y segundos después se escuchan disparos y gritos.

“Esta mujer podría haber manejado todo de otra manera. Estaba allí, su esposo estaba allí, yo estaba allí; no habría pasado nada, nada malo como eso”, refutó el dueño de Bruno.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA