domingo 9 de mayo de2021

Se tatuó las coordenadas de su lugar favorito y después la buscó en Google Maps: se equivocó por miles de kilómetros
Una joven quiso recordar el lugar de sus vacaciones y metió la pata.
Mundo

Se tatuó las coordenadas de su lugar favorito y después la buscó en Google Maps: se equivocó por miles de kilómetros

Una mujer se fue de vacaciones al sitio que más ama y para recordar el momento se hizo un tatuaje que encerraba un error tremendo.

Se tatuó las coordenadas de su lugar favorito y después la buscó en Google Maps: se equivocó por miles de kilómetros
Una joven quiso recordar el lugar de sus vacaciones y metió la pata.

Una joven de 24 años estalló de alegría cuando recibió la tan ansiada vacuna contra el coronavirus. El estar inoculada generó una enorme satisfacción para ella y para sus seres queridos, por eso decidió celebrar a lo grande y tomarse unos días de descanso en uno de los lugares que más ama.

La historia tiene como protagonista a Bri Pritchett, un achica de 24 años, que viajó a Sedona en Arizona, EE. UU., el mes pasado luego de ser inoculada contra el Covid-19.

Una joven quiso recordar el lugar de sus vacaciones y metió la pata.

Fruto de la satisfacción, Bri quiso inmortalizar su inmunización y el recuerdo de las vacaciones tan especiales con un tatuaje en su piel. Para eso, la forma más representativa para llevar en su cuerpo dicho recuerdo fue a través de un tatuaje.

Pero no se trataba de un tatuaje cualquiera: había descartado el nombre de la ciudad de Sedona, del estado o de atractivos puntuales. La mejor manera de recordar el desierto que tanto ama fue a través de las coordenadas del GPS.

Una joven quiso recordar el lugar de sus vacaciones y metió la pata.

“Dejé caer un pin en Google Maps, hice una conversión rápida, y claramente inexacta, para formatear las coordenadas de la manera que quería, y el resto es historia”, confesó la mujer.

Sin embargo, esa inexactitud la llevó a un error: a las coordenadas 111 45′ 36″ W les sumó las 34 52 ’12 “S. El problema fue que en vez de ‘N’ colocó ‘S’ y la georreferencia la mandó al hemisferio sur.

Una joven quiso recordar el lugar de sus vacaciones y metió la pata.

Feliz con su tatuaje, Bri compartió en Twitter una foto de su espalda –el lugar donde se lo hizo-, pero al poco tiempo su hermana la llamó y la alertó del error.

“No podía creerlo al principio, pero ahora lo encuentro divertido, solo me tomó un poco más de una semana descubrir que estaba mal”, cerró.