lunes 18 de enero de 2021

Un hombre de 25 años fue detenido en Australia por abusar de menores de edad a través de internet - Imagen ilustrativa / Web
Mundo

Se hizo pasar por un influencer adolescente y abusó de 112 niñas por internet

El hombre chantajeaba a las menores con actos sexuales delante de la cámara. Tenía más de 2.000 imágenes de fotos de niños en sus dispositivos.

Un hombre de 25 años fue detenido en Australia por abusar de menores de edad a través de internet - Imagen ilustrativa / Web

La Policía de Australia detuvo a un joven de 25 años, quien está acusado de abusar sexualmente a través de internet a 112 niñas de distintas partes del mundo. Para lograr su aberrante propósito, el hombre las chantajeaba para mantener actos sexuales.

Todo salió a la luz cuando una chica de 13 años avisó a la Policía en Estados Unidos de que otro adolescente, que ella creía tenía 15 años, le estaba haciendo preguntas sexualmente explícitas. En realidad, se trataba de este adulto, que se hacía pasar por un influencer para realizar actos sexuales delante de la cámara, según informó la Policía Federal Australiana (AFP, por sus siglas en inglés).

También se descubrió que el sujeto falsificaba conversaciones para amenazar a la víctima. Le decía que enviaría imágenes a sus familiares y amigos si no le proporcionaban imágenes de desnudos y aceptaba los actos sexuales.

De acuerdo con The Sydney Morning Herald, la Policía confiscó un teléfono móvil, discos duros de ordenador y USB de la casa del acusado, en el que han encontrado más de 2.000 imágenes de menores de edad.

Ahora, el hombre enfrenta 113 cargos que incluyen 50 por utilizar un servicio de transporte para amenazar, acosar o causar un delito; 26 por obligar a una persona a tener un comportamiento sexual; y 17 por solicitar material de explotación infantil.

Esta acusación se produjo el mismo día que la Policía Federal presentó cargos contra 44 hombres de todo el país y retiró a 16 niños que estaban en peligro tras desmantelar una red nacional de pedofilia en una investigación que duró más de un año.

El detective Barry Duman dijo que otras pruebas incautadas incluían conversaciones de texto y videos de las niñas suplicando al hombre que las dejara en paz, detallando su angustia, miedo y humillación.

“Este tipo de explotación y abuso en línea es devastador y puede causar traumas de por vida”, manifestó.

“Haremos todo lo que esté a nuestro alcance para garantizar que los niños estén protegidos de los delitos contra su inocencia”, aseguró.