Haití sigue paralizado en medio de amenazas, protestas y crisis de combustible

Haití. (AP)
Haití. (AP)

Decenas de personas manifestaron por tercer día consecutivo en la ciudad de Puerto Príncipe por la falta de alimentos, combustible y en general, por la grave crisis económica y política que ha provocado una ola de violencia y secuestros en el país.

Las manifestaciones en las calles de Puerto Príncipe, que ya llevan 3 días consecutivos, buscan pedir el fin de tanta violencia por parte de bandas armadas y la crisis que ha provocado la falta de combustible. Sin embargo, muchas personas decidieron no participar y quedarse en casa o cerrar sus negocios, pues, la falta de combustible ha afectado al transporte público, las actividades comerciales e incluso los hospitales del área metropolitana de la capital advirtieron de su incapacidad para seguir brindando asistencia sanitaria, ya que dependen de generadores diésel para garantizar la electricidad en sus instalaciones.

Algunos habitantes de Puerto Príncipe han logrado conseguir combustible de forma ilegal. Pero, si un galón de gasolina en las estaciones de servicio cuesta alrededor de 2 dólares, el precio en el mercado negro asciende a los 20 dólares por galón.

La escasez del derivado del petróleo se debe a los bloqueos en las rutas, que impiden el acceso de los camiones a los depósitos ubicados en la zona portuaria de la ciudad. Esta situación ha sido provocada por varias pandillas haitianas que han ganado fuerza y que, para reabrir las vías, exigen la renuncia del primer ministro, Ariel Henry.

Uno de estos grupos es el llamado G9 Family and Allies, considerada la pandilla más grande y poderosa de Haití. A la cabeza del grupo está Jimmy Cherizier, quien pidió este martes, en una conferencia de prensa improvisada en una calle de Puerto Príncipe, la renuncia de Henry.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA