Científicos chinos clonaron con éxito un mono macaco: se llama Retro, cumplió dos años y goza de buena salud

Este avance perfecciona la técnica de Transferencia Nuclear de Células Somáticas (SCNT), utilizada anteriormente en la clonación de animales como la oveja Dolly en 1996.

Por primera vez, un mono rhesus (Macaca mulatta) clonado en el laboratorio ha vivido hasta la edad adulta, sobreviviendo más de dos años hasta ahora
Por primera vez, un mono rhesus (Macaca mulatta) clonado en el laboratorio ha vivido hasta la edad adulta, sobreviviendo más de dos años hasta ahora

Científicos chinos han alcanzado un hito en la clonación al crear un ejemplar de mono macaco rhesus llamado Retro, quien ha cumplido dos años y goza de buena salud. Este avance perfecciona la técnica de Transferencia Nuclear de Células Somáticas (SCNT), utilizada anteriormente en la clonación de animales como la oveja Dolly en 1996.

Por primera vez, un mono rhesus ( Macaca mulatta ) clonado en el laboratorio ha vivido hasta la edad adulta, sobreviviendo más de dos años hasta ahora.

La hazaña, descrita hoy en Nature Communications , marca la primera clonación exitosa de la especie y se logró utilizando un enfoque ligeramente diferente a la técnica de clonación convencional utilizada para clonar a la oveja Dolly y otros mamíferos, incluidos los macacos de cola larga ( Macaca fascicularis). ), que fueron los primeros primates en ser clonados.

El primer anuncio en este sentido del Instituto de Neurociencia de la Academia China de Ciencias fue cuando se clonaron cinco monos de un macaco editado genéticamente en 2019
El primer anuncio en este sentido del Instituto de Neurociencia de la Academia China de Ciencias fue cuando se clonaron cinco monos de un macaco editado genéticamente en 2019

Desde la creación de Dolly, se han clonado más de 20 tipos de mamíferos utilizando la técnica SCNT, incluyendo perros, gatos, cerdos y bovinos. En 2018, se logró la clonación de dos macacos cangrejeros genéticamente idénticos, Hua Hua y Zhong Zhong. Sin embargo, el índice de éxito era inferior al 2%.

Los científicos investigaron y descubrieron que las placentas de embriones clonados tenían anomalías, lo que llevó a un bajo índice de supervivencia. Al reemplazar las células de la futura placenta con las de un embrión sano no clonado, la tasa de éxito mejoró significativamente.

Este es Tetro, creado por cientificos chinos, es un ejemplar de mono macaco rhesus que llegó a  edad adulta
Este es Tetro, creado por cientificos chinos, es un ejemplar de mono macaco rhesus que llegó a edad adulta

“Podemos producir una gran cantidad de monos genéticamente uniformes que pueden usarse para pruebas de eficacia de medicamentos”, dice Mu-ming Poo, director del Instituto de Neurociencia de la Academia China de Ciencias en Shanghai.

A pesar del avance, solo uno de los 113 embriones sobrevivió, lo que destaca la baja tasa de éxito del proceso, inferior al 1%. Los expertos expresan su escepticismo sobre la utilidad y ética de la clonación humana, mientras que los científicos chinos descartan la clonación humana como inaceptable en cualquier circunstancia.

La baja tasa de éxito de estas investigaciones “confirma que no solo la clonación humana es inútil y discutible, pero que si se intentara, sería muy difícil y éticamente injustificada”, señaló Lluis Montoliu del Centro Nacional de Biotecnología de España. Esta es una opinión que comparte Qiang Sun, quien considera la clonación de un ser humano como algo “inaceptable”, en cualquier circunstancia.

La técnica Transferencia Nuclear de Células Somáticas (SCNT) implica producir una copia genética de un animal al reemplazar el núcleo de un óvulo no fecundado con una célula del cuerpo del donante, formando un embrión que puede transferirse para su gestación. Aunque Tetra, un mono rhesus, fue clonado en 1999 con otra técnica, el enfoque actual permite la creación de múltiples clones, lo que resulta útil para estudios de enfermedades y pruebas de medicamentos.

Desde que se clonó el primer primate hace seis años, los científicos han utilizado monos clonados para modelar enfermedades como la depresión y la ansiedad y para evaluar la eficacia y seguridad de medicamentos, incluidos los antidepresivos.

“Ahora estamos viendo el comienzo del uso de estos monos clonados”, dice Poo. “Queremos utilizar la menor cantidad de animales posible para demostrar la eficacia del fármaco, sin la interferencia de antecedentes genéticos”. Pero añade que con la tecnología actual, el proceso de producción de clones todavía implica demasiados sustitutos. Incluso con los avances recientes, “no hemos solucionado la eficacia de la clonación”, afirma.

Seguí leyendo

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA