Walter Mateucci, 85 años, 13 mundiales y una pasión inquebrantable por Argentina: “El The Best era para mí, pero Tula viajó a recibirlo sin decirme nada”

Es hincha de River, fue integrante de Los Borrachos del Tablón y desde 1974 asiste ininterrumpidamente a cada Copa del Mundo. Era amigo del rosarino Carlos Pascual, pero la relación se quebró tras el Mundial de Qatar. La historia de otro histórico hincha récord de la Albiceleste.

Walter Mateucci en plena entrevista con Los Andes en la previa de Argentina - Uruguay.
Walter Mateucci en plena entrevista con Los Andes en la previa de Argentina - Uruguay.

Faltan más de tres horas para el inicio del clásico rioplatense entre Argentina y Uruguay y, en la intersección de calles Brandsen y Hernandarias, en pleno barrio de La Boca, una cabellera blanca resalta en medio de la fiesta que monta en cada previa de la Selección “La Banda Argentina”. Su rostro, tallado por el tiempo, y sus brazos, con huellas de mil batallas, dan cuenta de que no se trata de un hincha más.

Walter Mateucci, es mucho más que un espectador de fútbol. Es un apasionado hincha que ha vivido la intensidad de 13 Mundiales consecutivos. Desde su primera experiencia en 1974 hasta la actualidad, ha acumulado vivencias únicas, siendo testigo de momentos inolvidables para la selección argentina.

Su primera incursión en el escenario mundialista fue en Alemania 1974, donde descubrió la verdadera camaradería entre hinchas argentinos y forjó amistades que perdurarían durante años. A lo largo de su trayectoria, asistió a 10 ediciones de la Copa América y cada Mundial fue un capítulo enriquecedor de su vida.

“Es muy emocionante, tengo 85 años y espero llegar bien para la próxima Copa América y Mundial junto a mi hija Belén, que ya tiene 4 Mundiales. Ella empezó en Sudáfrica, estuvo en Brasil, Rusia y vivió la consagración en Qatar”, relata el “Viejo” Walter, ex integrante de Los Borrachos del Tablón entre 1982 y 1986. “Con Matute fuimos los creadores de esa barra”, cuenta.

Walter, su hija Belén y el Tula en uno de los últimos mundiales.
Walter, su hija Belén y el Tula en uno de los últimos mundiales.

Con el rosarino Carlos Pascual, uno de los hinchas más reconocidos de la Albiceleste, no sólo comparte el récord de presencia en 13 Copa del Mundo, sino que compartió historias, anécdotas y hasta se hospedaron juntos varias veces. Sin embargo, hace unos años se produjo una pelea que se acrecentó después de la entrega de los premios The Best de la FIFA tras el último Mundial de Qatar, donde Argentina se ganó el reconocimiento de ser la mejor hinchada del mundo.

“Con el Tula empezamos en el ‘74 juntos. Recuerdo que en la previa al primer partido había un loco tocando el bombo y cantando la marcha peronista. ¡En Alemania! Me acerco y le digo “escúchame, acá se viene a cantar a favor de la selección argentina. No vengas a hacer política”. Era el Tula, con quien compartí una amistad de muchos años, pero últimamente se cortó”, cuenta Walter.

Es tal la grieta de Mateucci con Tula, que ni se inmuta ante la pregunta de Los Andes, sobre si Argentina estuvo bien representada en la gala de los premios The Best. “No, para nada -responde- porque el premio me correspondía a mí. Me llamaron de la Conmebol para avisarme que había un premio para la hinchada de Argentina o Japón, y que yo era una persona indicada para recibirlo. Lo llamé a Tula y le dije “mirá, si me llegan a llamar, les voy a decir que vas conmigo, y si te llaman a vos, hacé lo mismo. No me dijo nada y resulta que después apareció él en París”, expresa.

Más allá de ese momento, Walter dice que no le guarda rencor al famoso hincha rosarino que se popularizó por bombo. “Después tuvimos otra más, ahora cuando fue el asunto de Messi. Dijo que había uno de All Boys que está ocupando mi lugar. Entonces, mi hija le dijo: “‘Tula, no tenés códigos, porque mi papá te ayudó en todos los mundiales, te llevó a todos lados y te pagó'. Porque es verdad. Y él respondió que lo había hecho porque el otro le dio hospedaje”, explicó.

Más adelante, apaciguó un poco sus ánimos. “De todos modos, yo le tengo respeto al Tula porque es una persona que con el bombo conoció todo el mundo y es una virtud de él que yo admiro”, reconoce este hincha que es todo un personaje. Igualmente, a la hora de vaticinar si algún hincha argentino podrá superar la marca de ellos dos, Walter expresó: “Hay gente joven que sigue y le gusta mucho la Selección que puede igualar o superar lo que hemos hecho nosotros, no tengo dudas”, relata.

Walter, alentando en el metro de Doha.
Walter, alentando en el metro de Doha.

Consultado sobre cómo se paga los viajes a los mundiales, Mateucci no duda: “Trabajando, siempre. Tengo un negocio en avenida Santa Fe y Rodríguez Peña. Vendemos todo tipo de fiambres. Hace 30 años que vivo de eso, y de ahí sale todo el dinero para ir a los mundiales y para otros viajes también. Es por mi laburo, no me lo pagó nunca el gobierno nacional, ni River. Nunca me bancó nadie”.

En la charla con Los Andes, Mateucci relató anécdotas memorables, como la pelea en México 1986, donde la barra albiceleste se enfrentó a hooligans ingleses. “Fue brava la pelea. Estaban los de Boca, Vélez, Chacarita y nosotros que éramos la barra de River. Eran todos grandotes los ingleses y cagones porque salieron todos disparados. Los pibes chiquitos los corrían con las púas y le robaron los trapos. Los hinchas boquenses nunca mostraron los trapos que les habían robado a los hooligans”.

A la hora de hablar exclusivamente de fútbol, Walter cierra la charla afirmando que la de Scaloni es la mejor selección de la historia: “Ví muchos equipos, pero este superior a los campeones ‘78 y el ‘86. También fue muy bueno el del ‘94, hasta que la enfermera se llevó a Maradona. Y me gustó mucho la época de Bielsa en la Selección. Pero yo creo que este equipo fue perfecto porque todos los jugadores se llevaron muy bien, hubo amistad y aparte hicieron jugar a Messi como tendría que haber jugado siempre. A pesar de que muchos lo criticaron, Leo tuvo su premio y demostró que es un genio total”, argumentó Walter, quien el martes próximo va a estar en Brasil. “Con Emiliano y Pablo Carroza viajamos el domingo a la noche a Río de Janeiro y vamos a hacer la transmisión desde Copacabana”, cuenta orgulloso y feliz con la misma pasión y energía que hace 49 años, cuando comenzó toda esta aventura.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA