Mundo Xeneize: qué fue lo que pasó realmente entre el plantel de Boca y Riquelme en el vestuario tras la derrota ante el Lobo

Boca perdió con el Lobo y Riquelme hizo que todos los jugadores, que ya estaban arriba del micro para irse del estadio, descendieran para hablar. /Gentileza.
Boca perdió con el Lobo y Riquelme hizo que todos los jugadores, que ya estaban arriba del micro para irse del estadio, descendieran para hablar. /Gentileza.

El máximo ídolo de la institución, hoy vicepresidente, entró enojado pero salió con un mensaje de respaldo, sin gritos ni voces elevadas. Qué les dijo y cómo reaccionó el plantel.

Juan Román Riquelme vio mal a Boca. Así como contra Vélezel primer tiempo del Xeneize ante Gimnasia fue duro para el vicepresidente del club. Por este motivo, después del partido, bajó del micro al plantel y mantuvo una charla en el vestuario con ellos. ¿Qué pasó puertas adentro?

En primer lugar, no existieron gritos ni nada por el estilo. Sí existió un momento tenso. Con claros gestos de enojoRiquelme remarcó ante el plantel que la actitud ante Vélez y el primer tiempo ante Gimnasia no es el camino para el equipo. A la vista del vice, el equipo está jugando “nervioso”, de cara a lograr la clasificación a la próxima Copa Libertadores.

Riquelme notó que los jugadores -sobre todo a los más jóvenes- como “apurados” a la hora de resolver jugadas. Así lo dejó en claro incluso tras la charla, cuando habló con la prensa: “Cuando la de (Agustín) Almendra pegó en el palo y (Cristian) Medina erró con el arco libre dije ‘chau, se viene un día complicado’”. Esas jugadas son las que Riquelme cree que, con la cabeza más serena, podrían terminar de manera favorable para el equipo.

Quizás fue ese el motivo que hizo que la charla cambie el tono. Lo que empezó como enojo -pero no al punto de los gritos ni el mal trato-, terminó en apoyo y ánimo. El mensaje final fue claro: para el miércoles, les pidió a los jugadores que mantengan la calma y demuestren la misma actitud que en el segundo tiempo ante Gimnasia, más allá de la derrota.

Así, Riquelme buscó darle respaldo al plantel y reafirmar su confianza en los jugadores, tal cual lo manifestó ante la prensa. La premisa fue la de no cargar más de nervios al equipo, porque el partido ante Argentinos Juniors será clave para las aspiraciones del Xeneize de meterse en la próxima Copa Libertadores.

Cómo tomó el plantel de Boca la charla con Riquelme

El cimbronazo de la derrota ante Gimnasia afectó a los jugadores, pero la charla con Riquelme tras el partido fue bien recibida. El mensaje fue incorporado por el equipo, que coincide con el vicepresidente en cuanto a la necesidad de cambiar la actitud con respecto a los últimos encuentros.

El único punto que no tomaron a bien fue la decisión de bajar al plantel del micro, delante de las cámaras y los hinchas. Allí, los jugadores sienten que quedaron “expuestos” y que todo aquello podría haber sido evitado. Incluso, la charla podría haber tenido lugar hoy mismo, en el predio de Ezeiza, antes o después de la práctica matutina.

Más allá de esa discrepancia, lo cierto es que para nada generó un cortocircuito entre los jugadores y el vicepresidente y cabeza del Consejo de Fútbol. Ambas partes están de acuerdo que, para lograr los objetivos, es necesario un cambio de actitud en el próximo partido.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA