El Tomba, capo de Cuyo

El Tomba, capo de Cuyo
El Morro García le convirtió varios goles a los sanjuaninos desde su llegada a Godoy Cruz.

Godoy Cruz manda en el historial ante San Martín de San Juan, en el denominado clásico de la región. Entre los duelos memorables, destaca la tarde que el Morro marcó de tiro libre para el 1-0 final, en el estadio Malvinas Argentinas.

Los clásicos se ganan. La contundencia de la frase viene marcada a fuego si se trata de un duelo entre mendocinos y sanjuaninos. La rivalidad futbolística se acrecentó durante los últimos años y, a falta de otro mendocino para empardar con Godoy Cruz en las fechas de los clásicos que solía diagramar AFA, apareció el San Martín de la vecina provincia para ponerle picante a un duelo que siempre tuvo condimentos especiales.

En la popular sur de Malvinas Argentinas suele verse una bandera que Godoy Cruz sabe administrar con mucho criterio desde entonces: Tomba, capo de Cuyo.

Desde el Apertura 2011, cuando los sanjuaninos hicieron su aparición en Primera División, hubo en total 12 enfrentamientos oficiales. Y el Tomba manda en la cantidad de encuentros ganados: 6. Además, empataron 4 y el Verdinegro apenas venció en 2 oportunidades.

Aún sin ser de la misma provincia, la rivalidad se agigantó con el correr de los años y hoy es considerado un “clásico”.

Ya el primer cruce, disputado en el Malvinas Argentinas, expuso lo dramático y emocionante que serían estos “clásicos”. Lo ganaban los sanjuaninos, igualó el Tomba y otra vez sacó ventaja el Verdinegro. Sobre el cierre, a 8 minutos del final, Rubén Ramírez apareció para igualar 2-2 y salvar el honor.

Así, con el correr de los años, ante cada sorteo del fixture oficial de AFA, mendocinos y sanjuaninos, tombinos y verdinegros buscaban una fecha clave: la que volvería a ponerlos frente a frente. Esto fue configurando una rivalidad que hoy no tiene igual en la región Cuyo. Por los puntos o en un amistoso, ninguno regala nada.

En ese transitar hasta la actualidad, los hinchas destacan entre sus duelos favoritos ante los sanjuaninos aquel por el torneo Final 2013, cuando, en el estadio Hilario Sánchez, Godoy Cruz empezó arriba por un gol de Mauro Óbolo. Sin embargo, el “Santo” lo dio vuelta con un gol en contra de Nicolás Sánchez y otro de Damián Ledesma dieron la vuelta el juego. El Tomba reaccionaría en el complemento con goles de David Ramírez y otro de Óbolo para sentenciar un 3-2 inolvidable en territorio sanjuanino.

No sería el único clásico ganado en San Juan y arrancando abajo en el marcador. En 2015, por la fecha 24 de aquel torneo, Javier Toledo ponía arriba a los locales y desataba una fiesta en las tribunas. Pero Leandro Fernández no estaba dispuesto a permitir que el Tomba cediera en el historial general y con dos goles, el segundo de penal, sentenció otra vez la historia en favor del conjunto que por aquel entonces conducía Gabriel Heinze.

Sin embargo, si los hinchas tombinos deben elegir uno por encima del resto, seguramente la gran mayoría se inclinará por aquel que se disputó un año después en el estadio Malvinas Argentinas, en el marco de la fecha 12 del torneo de 2016, donde el equipo conducido por Diego Dabove era gran protagonista, siendo puntero de su zona.

"Tito" Ramírez fue otro que le convirtió varios goles al "Santo" sanjuanino.

Aquel clásico, jugado el sábado 23 de abril de aquel año, quedó marcado a fuego en los corazones tombinos por dos motivos. El primero de ellos por el gran fútbol que desplegaba el elenco de Dabove y el segundo porque el “Morro” García marcó un verdadero golazo de tiro libre en el complemento, cuando el encuentro parecía encaminado a un 0-0 inamovible. Se sabe que, tras el fallecimiento del goleador uruguayo, los hinchas lo subieron al altar mayor de deidades paganas bodegueras.

“La calidad del Morro García terminó de desnivelar la balanza. Con un soberbio tiro libre, el uruguayo la clavó en el ángulo y desató la alegría y la ilusión del pueblo tombino”, se leería en los medios el día después de aquel encuentro.

Es tal la determinación con que juegan de ambos lados este tipo de compromisos que apenas dos de los doce en que se cruzaron terminaron igualados sin goles. El resto tuvo al menos un grito para celebrar.

Emotivos, repletos de dramatismo, con la dosis justa de pierna fuerte y con goles memorables que seguramente recordarán de uno y de otro lado. Así han sido los últimos diez años de clásicos en la máxima categoría para mendocinos y sanjuaninos.

Sin embargo, el único que puede jactarse del historial y sacar pecho en cada reedición de este duelo es uno solo: “Tomba, capo de Cuyo”.

Para el olvido: la tarde que San Juan fue un campo de batalla

Sucedió en 2012 y nadie podía imaginar que al final del encuentro que se disputó en San Juan, con triunfo del Verdinegro por 1-0 (el gol lo hizo Marcelo Carrusca), nadie iba a hablar de fútbol sino de heridos y un hincha que perdió el ojo por la violenta represión de la policía sanjuanina.

Con la complicidad de los efectivos de seguridad, la hinchada local emboscó a los simpatizantes mendocinos y todo culminó en una batalla campal que recorrió los principales noticieros nacionales.

Las detonaciones de balas de goma y los piedrazos a los micros que trasladaban a los mendocinos fueron constantes durante varios minutos e hicieron vivir una pesadilla a quienes viajaron para presenciar el encuentro.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA