Arias perdió la posibilidad de ser campeón Fedelatín

Arias no pudo con el Cubano Peró y deberá replantearse algunas cosas sobre su futuro profesional.
Arias no pudo con el Cubano Peró y deberá replantearse algunas cosas sobre su futuro profesional.

Boxeo. Jorgito no pudo frente a la jerarquía del cubano Peró, quien lo superó ampliamente en dos vueltas.

Lejos estuvo de cumplir con su ilusión y sueño de sumar el título Fedelatín de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB), Jorge Arias (9-2-1; 4 nocauts), al caer frente al picante cubano Lenier Peró (4-0; 2 nocauts) por nocaut al 1′19″ del segundo asalto. En uno de los combates de semifondo de la velada denominada “Tributo al 10″, debido al fallecimiento del ex campeón mundial con la Selección Argentina de fútbol, Diego Armando Maradona. Justamente los 10 campanazos antes de iniciarse el mega festival, en el estadio Estela Mary Terán Weiss de Buenos Aires, fueron dados por el propio Maidana.

Jorgito Arias era uno de los semifondistas de la noche y tenía delante suyo la exigencia más importante de su carrera. Claro que la parada no era nada fácil y si bien el “Justiciero” Peró tiene apenas 4 combates como profesional (todos ganados), en su haber además cuenta con rodaje internacional como amateur, que suma más de 300 peleas. Y se notó mucho el bagaje y la potencia de uno y otro sobre el ring en los apenas 5′24 que duró la pelea. El cubano, que desde hace un año entrena y reside en Trelew, Chubut, junto a Williams Scull, un caribeño que estuvo instalado en Mendoza alrededor de dos años.

Peró desde el primer instante fue a embestir al lasherino, que no supo cómo sacarse de encima la presión del mismo. No tuvo respiro y sobre el final apenas colocó una mano sobre el cierre del primer episodio, aunque el representante olímpico de Cuba sabía que su picante derecha, cuando llegaba a la humanidad de Arias, hacía mucho daño.

Jorgito sobrevivió con coraje el primer embate, pero en el segundo rounds, cuando apenas restaban 36 segundos para el cierre, Peró conectó un derechazo a la cabeza del mendocino, quien tambaleó y el cubano descargó una serie de golpes y Arias cayó de rodilla. Se reincorporó, aunque no estaba en condiciones de continuar y fin de la historia.

Una durísima prueba que puso al mendocino al límite de sus condiciones para ciertos pleitos y frente a un boxeador de cierta jerarquía, que llenó de interrogantes a Arias de cara a lo que desea hacer en su carrera profesional, más allá de que sólo tiene 26 años. Es que el trabajo de uno y otro se notó y mucho. Está más que claro, que para ciertos niveles boxísticos, con la voluntad y el trabajo de cabotaje no alcanza, principalmente si lo que se busca es proyectarse a otro nivel.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA