La Ley de Promoción de la Producción Orgánica: ¿cómo lograr un 50% de descuento en los impuestos?

Los productores que se sumen al programa tendrán la posibilidad dereducir las contribuciones patronales, entre otros beneficios. En Mendoza, 312 establecimientos pueden acogerse al régimen de la Ley 27.734 con vigencia por 10 años.

Producción orgánica. Con un total de 312 establecimientos, Mendoza es la provincia que cuenta con la mayor cantidad de unidades productivas trabajando bajo este sistema,
Producción orgánica. Con un total de 312 establecimientos, Mendoza es la provincia que cuenta con la mayor cantidad de unidades productivas trabajando bajo este sistema,

Según los datos oficiales proporcionados por el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa), Mendoza se destaca como líder en la producción de productos orgánicos en Argentina. Esta tendencia se ha consolidado durante el último año, y el cultivo de vino, ajo y oliva ha experimentado un crecimiento significativo.

El informe revela que, durante 2022, Mendoza continuó su crecimiento en la producción de productos orgánicos, experimentando un aumento del 16% en comparación con el año anterior. Además, la provincia cuenta con la mayor cantidad de unidades productivas, con un total de 312 establecimientos dedicados a la producción orgánica. En segundo lugar se encuentra Río Negro con 216 establecimientos y Buenos Aires con 173.

En este escenario, alentando la producción de alimentos orgánicos, el Gobierno nacional ha reglamentado la Ley 27.734, sancionada a fines de septiembre. La misma establece un régimen de promoción que se mantendrá vigente durante 10 años y que ofrecerá beneficios fiscales significativos, incluyendo un certificado de crédito fiscal por un monto equivalente al 50% de las contribuciones patronales, entre otras medidas.

.
.

Reducción de impuestos

El Decreto 519/2023, publicado en el Boletín Oficial, da vida a esta ley y sienta las bases para un futuro más sostenible en la producción de alimentos en Argentina. Uno de los aspectos más destacados de esta ley es que le permite a los productores orgánicos convertir el 50% de las contribuciones patronales abonadas sobre la nómina salarial en un bono de crédito fiscal intransferible. También incluye una reducción del 50% en el monto total del impuesto a las Ganancias determinado en cada ejercicio.

Los bonos pueden ser utilizados para cancelar impuestos nacionales y sus anticipos, así como tributos aduaneros. Sin embargo, es importante destacar que no se pueden utilizar para saldar el impuesto a las Ganancias ni deudas previas a la incorporación al régimen, ni de terceros.

Financiación de la iniciativa

La normativa se establece que durante el primer año, la Jefatura de Gabinete tendrá la facultad de modificar el Presupuesto para asignar una suma equivalente a $100 millones. El Fondo de Promoción del Producto Orgánico, que se utilizará para financiar este régimen, estará compuesto por los recursos asignados anualmente por la Ley de Presupuesto, ingresos por donaciones y fondos de organismos internacionales u organizaciones no gubernamentales.

Este fondo también se utilizará para financiar programas de asistencia técnica o financiera destinados a aumentar el número de productores primarios en distintas regiones del país, proyectos de investigación y desarrollo, así como programas de asistencia para productores de menor escala y para la conversión de áreas periurbanas a producción orgánica.

Además, financiará programas de promoción comercial en el mercado interno de productos orgánicos, programas de incentivos a empresas para desarrollar tecnologías productivas y de la información y las comunicaciones.

Quienes pueden acceder

La ley establece que podrán acceder a sus beneficios aquellos que cumplan ciertos requisitos. Se requiere acreditar al menos un año de permanencia en la actividad relacionada con la producción de productos orgánicos. Además, los montos de facturación anual no deben superar los parámetros establecidos para las empresas medianas Tramo I (con un tope de facturación de $1.025 millones).

La ley, que busca promover y respaldar la producción orgánica en el país, se aplica tanto a personas como a empresas que operen bajo la Ley de Producción Ecológica, Biológica u Orgánica. Esto significa que el régimen no solo se dirige a los productores de productos orgánicos en su forma primaria, como frutas, verduras y cultivos, sino también a aquellos que realizan procesos posteriores de industrialización, transformación o fraccionamiento de la materia prima.

Según datos proporcionados por el Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de Argentina, el país cuenta con un total de 1.376 productores primarios dedicados a la producción orgánica. Además, se registran 505 elaboradores de productos orgánicos y 126 comercializadores en el mercado de productos orgánicos. La producción orgánica abarca un extenso territorio, con 3.6 millones de hectáreas destinadas a la producción ganadera y 296 millones de hectáreas a la vegetal.

Por el momento, la demanda de quinoa en el mercado excede la producción.
Por el momento, la demanda de quinoa en el mercado excede la producción.

Cómo te podes adherir

Para unirse a este régimen, los interesados deben registrarse en un sistema que será implementado por la Secretaría de Agricultura, siguiendo las pautas que esta entidad establezca eventualmente. La solicitud de adhesión debe ir acompañada de varios documentos para verificar que los beneficiarios cumplen con los requisitos necesarios.

Entre los documentos que deben presentarse al momento de la solicitud se encuentra la constancia de certificación de productos orgánicos, la cual debe ser emitida por una entidad autorizada. El Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) es la entidad encargada de supervisar y certificar la producción orgánica en Argentina. La presentación de esta constancia es un requisito fundamental para demostrar que los productos y procesos cumplen con los estándares requeridos.

Además de la certificación de productos orgánicos, los solicitantes deben proporcionar una copia del CUIT (Clave Única de Identificación Tributaria) y de la inscripción ante la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP). Estos documentos son fundamentales para verificar que los solicitantes están al día con el cumplimiento de las obligaciones laborales y previsionales.

Seguí leyendo:

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA