José Luis Zárate: “estimamos que hay un 60% de trabajo informal en nuestro sector”

El delegado provincial del Registro Nacional de Trabajadores Rurales y Empleadores denuncia varios casos de precariedad y pide que no se naturalicen estos actos, que son ilegales.
El delegado provincial del Registro Nacional de Trabajadores Rurales y Empleadores denuncia varios casos de precariedad y pide que no se naturalicen estos actos, que son ilegales.

El delegado provincial del Registro Nacional de Trabajadores Rurales y Empleadores denuncia varios casos de precariedad y pide que no se naturalicen estos actos, que son ilegales.

Es casi el mediodía cuando nos recibe en su oficina José Luis Zárate, delegado provincial del Registro Nacional de Trabajadores Rurales y Empleadores (Renatre). Entre documentos ordenados sobre el escritorio, se destaca un folleto pequeño, rectangular, similar a un carnet: es un ejemplo de una libreta de trabajo rural, uno de los instrumentos con los que el organismo combate la precariedad laboral agrícola.

Después de que Los Andes publicara Grito en el Campo”, un especial multimedia sobre precariedad en el agro mendocino, Zárate se puso a disposición para contar el trabajo de fiscalización que realizan. Es importante aclarar que incluyen las actividades y trabajos agrícolas dentro de la ley nacional 26.727, como fruticultura, horticultura, ganadería y apicultura, pero no a la vitivinicultura, que se maneja con otro régimen.

- Desde Renatre, ¿cómo ven el tema de la precariedad o explotación laboral en el agro?

- Creemos que hay un alto porcentaje de trabajo informal o “en negro”. Lo estimamos en un 60% en nuestro sector. Tenemos denuncias de anónimos, porque dentro del registro también hay un número de denuncias (0800-777-7366), y sabemos de casos donde el cuadrillero quita los documentos a los cosechadores o viajan hacinados en camiones.

Hay empleadores que tienen años trayendo gente del Norte y la hacinan en galpones. Hemos visto accidentes por envenenamiento en el sector, porque por ahí les dan agua en bidones que antes tenían veneno. Las mujeres tienen que caminar como 300 metros para llegar a un campito y así “ir al baño”. No hay un freezer para guardar la comida y deben guardarla entre yuyos. Es comida a una temperatura de 35º que se fermenta.

Hace dos meses hubo un accidente en Ugarteche de una camioneta sin autorización que iba de Tupungato hacia San Martín, y a la semana hubo otro accidente de una camioneta con trabajadores. Ahora que viene la temporada de cosecha de ajo vamos a ver cada vez más esto en la ruta. No tenemos que naturalizarlo.

- ¿Cómo hacen sus inspecciones? ¿Coordinan con otros organismos?

- Ahora se ha creado una mesa de enlace con el Ministerio de Trabajo en la Nación y el Renatre a nivel nacional. Cuando detectamos trabajo en negro lo informamos a Buenos Aires, hacen cruce con el Ministerio de Trabajo de la Nación y salimos en conjunto a fiscalizar ese establecimiento donde hay trabajadores en negro.

Cuando nos falta personal, porque es un territorio muy grande, cruzamos actas de fiscalizaciones con el ministerio. También salimos a fiscalizar con la Subsecretaría de Trabajo de la Provincia. Lo ideal es trabajar en conjunto.

Cada organismo tiene su trabajo. Renatre es la seguridad social del trabajador rural, entonces busca que el trabajador esté registrado y tenga su libreta de trabajo. El gremio, en este caso Uatre (Unión Argentina de Trabajadores Rurales y Estibadores), busca que el trabajador cobre lo que dice la escala salarial de ese momento. Hoy, el jornal de un arrancador de ajo está en $ 2.500.

- A veces el trabajador rural tiene temor de registrarse. ¿Qué beneficios obtiene si lo hace?

- Se dice que la persona pierde beneficios, como planes sociales, pero recientemente con el DNU 514/2021 del Ministerio de Trabajo de la Nación se estableció que todos los trabajadores de temporada no van a perder los planes nacionales. Estarían cubiertos dentro de ese margen.

Además, y esto es previo, los trabajadores registrados que durante 36 meses justifiquen 18 meses de aporte, cobrarían subsidios de fondos de desempleo. Son seis meses con un subsidio de $ 21.600, prestaciones de salud, un seguro de sepelio, y capacitaciones para poder reinsertarse en el ámbito rural. Aclaro que es para los trabajadores que estén dentro de la ley 26.727. Los contratistas de viña no están incluidos.

- ¿Cómo es la situación desde el punto de vista del empleador?

- Como empleador, tenés la obligación de registrarte una vez y blanquear a tus empleados. Si no lo hacés, te pueden cerrar la tranquera y no entras más, porque dentro del establecimiento puede haber trata de personas, trabajo infantil, trabajo en negro. Los multas de la provincia, Renatre y Ministerio de Trabajo son severas, mientras que pedimos condiciones mínimas de trabajo que establece la ley 26.727. Aclaro que también hay empleadores que son bastante ordenados, precavidos y trabajan mucho en la prevención, pero son la minoría.

- ¿Cómo se puede cambiar esta realidad?

- La difusión a través de los medios de comunicación es importantísima, así como dar a conocer los canales donde hacer las denuncias. No sólo pueden denunciar los mismos trabajadores, sino también los vecinos. Así podemos responder desde el Renatre, la Subsecretaría de Trabajo de Mendoza, el Ministerio de Trabajo de la Nación, Inmigración, los consulados, y demás.

Tendríamos que armar una mesa provincial para tratar estos retos, así como se está haciendo con el ministerio y Renatre a nivel nacional. Hay que replicar algo a nivel local para enlazar dentro de la provincia.

Algunos empleadores te dicen que los cosechadores acá están mejor que en el norte argentino o en Bolivia, como que les están haciendo un favor, pero hay una legislación que marca las condiciones mínimas. Hay derechos y obligaciones, ya terminó el tiempo de la esclavitud.

Un registro nacional

El Renatre se estableció con la ley 25.191 de 1999, que declara como obligatoria la Libreta del Trabajador Rural para los trabajadores permanentes, temporarios o transitorios que cumplan tareas en la actividad rural, aunque sin involucrar actividades que ya tuvieran su regímenes (como la vitivinicultura).

El directorio del organismo está armado por representantes de Uatre y las cuatro principales entidades empresarias del campo: Confederación Intercooperativa Agropecuaria (Coninagro), Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), Federación Agraria Argentina (FAA) y Sociedad Rural Argentina (SRA).

La libreta es como un DNI, único, personal e intransferible, e incluye un código QR para facilitar el acceso a los datos de manera online. El empleador también debe registrarse por única vez, mientras que los trabajadores deben actualizar sus datos cuando ingresen a un establecimiento nuevo. Renatre cuenta con unidades satelitales para hacer sin costo las libretas dentro del establecimientos a los trabajadores.

Se puede contactar con la entidad para información o denuncias en la web www.renatre.org.ar o al teléfono 0800-777-7366.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA