Estamos “comiendo químicos” sin saber: cómo reconocer un producto orgánico en Mendoza

El IDR y MAPO Mendoza quieren saber si las personas incluyen a los alimentos orgánicos, ecológicos o bioecológicos en sus compras. José Gutiérrez / Los Andes
El IDR y MAPO Mendoza quieren saber si las personas incluyen a los alimentos orgánicos, ecológicos o bioecológicos en sus compras. José Gutiérrez / Los Andes

El sector orgánico y el IDR trabajan en una encuesta para conocer cuánto saben los mendocinos sobre estos productos ecológicos y así trabajar mejor en ellos.

La producción orgánica se rige bajo la ley nacional 25.127 de Producción Ecológica, Biológica u Orgánica, una norma que tiene 30 años. Es un sistema de producción agropecuario, con su correspondiente agroindustria (en el caso del vino, una finca y una bodega), que hace un manejo racional de los recursos naturales y evita el uso de productos de síntesis química. Debe incrementar o mantener la fertilidad de los suelos y la diversidad biológica.

El objetivo de estas producciones es producir alimentos saludables, nutritivos y sin residuos de agroquímicos. En cambio, se utilizan abonos orgánicos como humus de lombriz y compost y hay una lista de insumos permitidos para controlar plagas”, explicó para una nota a este medio Silvina Greco, profesora de la Facultad de Ciencias Agrarias de la UNCuyo y auditora de certificación orgánica.

En general, se deben esperar tres años de “transición” para pasar de un sistema tradicional a uno orgánico certificado. Algunas desventajas son contar con otros costos (principalmente la certificación) y que hay un menor rendimiento. Las ventajas son un mayor cuidado del medio ambiente y cierto “marketing” a la hora de vender el producto.

.
.

¿Los mendocinos le dan importancia a saber qué es lo que consumen?

El Movimiento Argentino para la Producción Orgánica (MAPO) en conjunto con el Instituto de Desarrollo Rural (IDR) están proponiendo una encuesta online para conocer el nivel de información de la población mayor de 18 años acerca de los alimentos orgánicos y sus elecciones de compra en la dieta diaria. La información servirá para mejorar líneas de trabajo con el sector.

Según el Senasa, para inicios de 2021, Mendoza tenía 231 establecimientos orgánicos (segunda provincia detrás de Río Negro, con 265) con productos que incluyen cultivos industriales y hortalizas como vid, aceitunas, ajo y ciruelas. En la vitivinicultura, se estima que Mendoza posee la mayor parte de las 7.300 hectáreas, 251 fincas y 76 bodegas orgánicas que hay a nivel nacional.

Con un crecimiento en los últimos años que acompaña la tendencia nacional, ahora el sector quiere saber qué tanto conocen los consumidores mendocinos sobre estos productos, y para eso han elaborado una encuesta en la web: www.idr.org.ar/consuminos-alimentos-saludables.

“Está destinada a personas residentes en Mendoza, es anónima y los resultados obtenidos servirán para generar líneas de trabajo sobre el sector y la promoción de información”, especifican desde el IDR.

Qué se hará con la encuesta

Igor Baratoff, uno de los referentes locales del MAPO, explicó que la idea es generar después con esta información líneas de trabajo sobre el sector, como una mejor comunicación, especificar lugares donde comprar orgánico o estrategias como el desarrollo de puntos de venta de alimentos orgánicos, tanto minoristas como mayoristas.

Se podrían hacer campañas de difusión sobre qué es un producto orgánico, cómo identificarlo, qué es el Sello Orgánico Argentino y que la gente tenga más información sobre los productos orgánicos”, agregó este referente del MAPO. Así, por ejemplo, se podría desarrollar un puesto en la Feria de Guaymallén que tenga solo productos orgánicos certificados.

En la pandemia creció la demanda de productos orgánicos, vinculados a una alimentación saludable.
En la pandemia creció la demanda de productos orgánicos, vinculados a una alimentación saludable.

Además, con la información que surja de esa encuesta se podría trabajar sobre la producción primaria, con una oferta que va creciendo y ganando adeptos. “El fin es conocer cuánto se sabe y hacer acciones sobre promoción de productos orgánicos, identificación de un producto orgánico y desarrollar puntos de venta”, sintetizó Baratoff.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA