El gobierno nacional proyecta mantener las retenciones hasta diciembre de 2024

Desde el sector productivo entienden que no subirán en 2022, pero señalan que, en realidad, deberían ir disminuyendo porque la presión impositiva es muy alta

El actual esquema de retenciones vence el 31 de diciembre. Sin embargo, un artículo incluido en el presupuesto 2022 pretende no sólo renovarlas, sino extender su vigencia hasta fines de 2024; es decir, un año después de terminada la gestión actual. Referentes del sector productivo entienden que, con esta extensión y los montos presentados, se mantendrán los porcentajes actuales, aunque señalan que deberían empezar a eliminarse de modo progresivo.

El artículo 81 de la ley de presupuesto que presentó el ministro de Economía, Martín Guzmán, establece: “Sustitúyese el noveno párrafo del artículo 52 de la Ley N° 27.541 y su modificación por el siguiente: El Poder Ejecutivo Nacional podrá ejercer estas facultades hasta el 31 de diciembre de 2024”. La redacción anterior establecía la vigencia hasta el 31 de diciembre de 2021.

Esta ley, la 27.541, denominada de “Solidaridad Social y Reactivación Productiva en el marco de la Emergencia Pública” faculta al Poder Ejecutivo a fijar retenciones a la soja de hasta un 33% y de hasta el 15% al trigo, el maíz y la carne vacuna. Actualmente, la primera tributa el máximo del 33%, los dos siguientes el 12% (aún quedan 3 puntos porcentuales para llegar al tope) y la carne, un 9%.

Esta propuesta deberá ser analizada, como el resto del presupuesto, por el Congreso Nacional. Pero, al menos en lo que se desprende del proyecto remitido por Guzmán, no se prevén aumentos en los derechos de exportación durante 2022. En las proyecciones oficiales, se calcula que, por este concepto, ingresarán el año próximo unos $1.134 millones, que representan un 1,89% del PBI. En 2021, el monto ascendió a $933 millones, un 2,17% del Producto Bruto Interno.

Desde las entidades referentes del sector productivo señalaron que, aunque no se aumenten las retenciones el año próximo, en realidad se debería comenzar a aplicar una reducción gradual. En tanto, desde el complejo sojero, que tiene la alícuota más elevada, resaltaron que la presión es muy alta y que hay sectores de la cadena que están trabajando a pérdida.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA