domingo 25 de octubre de 2020

Espectáculos

“Rojo” en Netflix: una película sobre el silencio y la complicidad

Benjamín Naishtat aborda una película sobre el terrorismo de Estado, pero desde una perspectiva nueva e incómoda para los argentinos.

El tercer largometraje de Benjamín Naishtat tiene la brutalidad de un filme noir y el minimalismo de un drama que avanza a través de los silencios, las elusiones y los gestos. Que avanza incluso a través de lo que no se ve.

“Rojo” es el color de la sangre y el título parece redundante, en una película que habla sobre cómo la indiferencia de la sociedad civil argentina también fue responsable de la masacre perpetuada por la última dictadura militar. Esa arista es fuerte, polémica, política; y no muchas veces fue abordada en nuestro cine, que en los últimos años le ha dado muchas películas a esos años oscuros, aunque en general desde lugares bastante comunes.

En gran parte por esa perspectiva es que “Rojo” cautivó tanto en su rodada por los festivales, que tuvo su punto más alto en el de San Sebastián en 2018: e alzó los galardones de Mejor Director, Mejor Fotografía (Pedro Sotero) y Mejor Actor, para Darío Grandinetti.

Inmenso actor Grandinetti, quien aquí interpreta a un abogado con una familia respetable, que un día se ve envuelto en sucesos sangrientos que aquí no spoilearemos. De fondo, casi subterráneamente, se engrana la maquinaria de represión estatal que se institucionalizaría en el 76′, un año después de los sucesos que vemos en esta historia. El actorazo chileno Alfredo Castro, que por estos días es un suceso en el vecino país como protagonista de “Tengo miedo torero" (sobre una novela de Pedro Lemebel), aquí encarna a un detective diabólico. Y Andrea Frigerio, como esposa del protagonista, demuestra por qué hoy es una de las actrices más interesantes a las que hay que seguirle el rastro.

La violencia es el elemento que domina las raíces de esa sociedad adormecida, y es una poderosa elección estética situarla casi siempre fuera del ojo de la cámara. Ese recorte, más el clima amenazante que domina el relato, donde cada objeto o acción o silencio se tiñe de premoniciones trágicas, hacen que este filme sea sumamente incómodo. Pero ya sabemos: muchas veces en la incomodidad está la chispa que le despierta al espectador una reflexión. Aunque Naishtat evite ser moralizante, la conclusión nos llega por los bordes: mirar a otra parte nos volverá siempre cómplices.

La ficha

Rojo”. Argentina. 2018. Thriller. 109′. Dirige Benjamín Naishtat. Actúan Darío Grandinetti, Alfredo Castro, Diego Cremonesi, Andrea Frigerio. Disponible en Netflix. Nuestra opinión: Muy buena.