domingo 24 de enero de 2021

La actriz se establece con más fuerza en su faceta de cantante con este segundo álbum "Detox".
Espectáculos

Natalie Pérez lanzó su disco “Detox” y dice que para ella fue una liberación de años tóxicos

La artista habla sobre el trasfondo del disco, que acaba de presentar. Etiquetas, prejuicios y presiones son algunas de las cosas de las que Natalie logró desprenderse con su nuevo álbum.

  • Redacción LA
  • miércoles, 25 de noviembre de 2020
La actriz se establece con más fuerza en su faceta de cantante con este segundo álbum "Detox".

Más de 23 años atravesados por la vida artística y un futuro que le promete cada vez más. A corazón abierto, Natalie Pérez reveló por qué necesitó hacerse un “Detox” y por qué lo expresó a través de la música, un rubro en el cual se siente más auténtica y genuina que nunca y donde sobre todo, le queda mucho por explorar.

A los 11 debutó en “Chiquititas” de Cris Morena, y a partir de ahí creció de la mano de luces, cámaras y guiones televisivos. “Detox” es su segundo disco, donde según ella, tuvo la oportunidad de dedicarle más tiempo y meterse de lleno en el rubro. Al cumplir 34 años lo sacó a la luz.

- Antes recomendabas un té de tilo… ahora recomendás el Detox ¿En qué se basa esa conversión?

-Casi que van de la mano. El té de tilo es para bajar un cambio, la vida es una sola y hay que disfrutarla. No sufrir y tratar siempre de ser feliz. El Detox tiene algo de eso. La limpieza, purificarse, renovarse, reinventarse… ya paré, me tomé el te de tilo, y ahora ya me voy a desintoxicar de todo.

 -Trabajás desde los 11 años… ¿Qué cosas sentís que te intoxicaron dentro de tu profesión?

-Cuando empecé la mentalidad era otra a la de hoy. Las lindas eran las rubias de ojos celestes y las modelos eran muy flacas. Nunca me voy a olvidar cuando me fui a sentar a una agencia de publicidad para que me represente y me dijeron que era gorda. Yo no entendía de qué estaban hablando. Me intoxicaba todo lo que me exigían, y en realidad son todas exigencias que son mentira.

Las uñas y pestañas largas, boca grande… y de repente caés en que estamos viendo gente de mentira que no se acepta tal cual es. En mi trabajo he tenido que escuchar cosas que me incomodaron e intoxicaron, por parte de gente adulta. Yo siempre voy para adelante y confío en que la belleza es cien por ciento interior.

También en su momento había mucha competencia entre mujeres. Palabras, frases de hombres que hoy veo y no entiendo cómo me dijeron semejante cosa. Por suerte las cabezas van cambiando.

La emoción de Natalie Pérez en Masterchef, al realizar la torta de su abuelagentileza

-Hoy en día, ¿te identificás más con la actriz o con la cantante?

-Y, son casi 24 años dedicándole mi vida a la actuación. Es muchísimo tiempo. No te voy a negar que es un lugar de confort y es mi vocación. Además, soy empleada. Siempre fui contratada y la experiencia está buenísima.

Pero en todos los trabajos donde actúo, siempre me terminan pidiendo que cante. En la serie, en la tira, la película. Hoy te puedo decir que la música es un lugar de búsqueda, satisfacción y encuentro conmigo misma, además de ser un deseo y un emprendimiento personal.

También me encontré con un mundo infinito. Mi primera experiencia fue más a las patadas, y este disco con la cuarentena me ayudó a tener tiempo libre y dedicarme a la música a nivel compositivo. Siento que soy más auténtica, no hay personajes en el medio.

-¿Te sentís más cómoda cantando y siendo Natalie Pérez que en un personaje?

-Cien por ciento. Con un personaje me siento más protegida, igual. Yo siempre estoy jugando. Siempre trato de hacer lo que me gusta sin molestar al prójimo. Lo que a uno lo tira para atrás siempre es el qué dirán. A mí, que trabajo desde los 11, todavía me sigue causando impresión que digan algo malo de mí. Pero por ahora lo manejo bastante bien.

-No puedo dejar de preguntarte por “Masterchef”. Actriz, cantante, y ahora también cocinera, ¿sentiste presión al tener que reemplazar al Polaco?

-La cocina es algo que todos hacemos en nuestra vida. Aparte de que me gusta cocinar muchísimo, es un momento creativo excepcional. Yo iba a ser participante oficial, pero cuando me di cuenta de que no iba a poder, quedé comprometida con la producción y les dije que me llamaran apenas necesiten un reemplazo. Me divirtió que sea el Pola porque soy fanática del programa y el era uno de mis favoritos.

-¿Hay tiempo para el amor? ¿Dónde encontrás los huecos para “ser soltera”?

-Por ahora estoy bien. Los duelos amorosos llevan su tiempo y su proceso, además de que sucedió la cuarentena. El amor cuando más lo buscás menos aparece.

El lado B de su profesión

Natalie Pérez no se calló nada. Su álbum “Detox”, que lanzó hace unas semanas, habla de cómo logró desprenderse de todo que acarreó desde pequeña: malas compañías, exigencias, etiquetas, prejuicios, imposiciones.

La actriz es muy relajada, poco pretenciosa a la hora de lookearse y una de las mujeres más bellas de la Argentina.

“No sé si es por mi personalidad, pero nunca dejé que me afecten los comentarios relacionados a la estética -especifica-. Puedo tener colágeno de juventud, nada más. Yo cuando era adolescente, sí, admito que era cachetona. Pero eso es el mismísimo colágeno, y después las pastillas anticonceptivas que básicamente me destruyeron el cuerpo”, añadió.

Después del “Detox”, hoy Natalie ve todo de manera diferente y según ella, afortunadamente el mundo está evolucionando.

“Por suerte las cabezas van cambiando y vamos evolucionando. También los medios de a poco van también cambiando y dándonos otras cosas”.

También se refirió a las exigencias con las que tuvo que lidiar de chica. “La exposición es muy difícil, pero si sabés llevar bien eso, siempre hay un momento para poder desintoxicarte”.

* Este texto fue publicado originalmente por Vía País. Se reproduce aquí con la autorización correspondiente.