Las herramientas espirituales más poderosas y sanadoras

La meditación y la oración son poderes mágicos que nos ayuda a mantenernos sanos, saludables, vivos, brillantes, conectados, y en presencia.

oracion de gratitud
oracion de gratitud

Hoy aprenderemos e incursionaremos en las herramientas que más me han ayudado en el camino, las herramientas que han permitido mantenerme de pie y seguir avanzando en este tránsito, en este mundo escuela donde vamos mutando y escalando estados de conciencia, pasando distintos tipos de niveles, y reprogramándonos a nuestro estado original.

Por un lado, la meditación me ha ayudado a entenderme, a no juzgar, no juzgar al prójimo, a encontrar quietud, serenidad, a vivir el verdadero privilegio de la pausa y el encanto del ahora. Mientras que la oración ha sido mi dinamita, la vitamina que alimenta mi alma, el combustible de mi espíritu, mi terapia psicológica, mi lugar seguro, mi refugio, la cura de todos los males, lo que me mantiene de pie.

En definitiva, nos encontramos frente a dos herramientas espirituales altamente poderosas puestas por La Divinidad para nuestro bienestar físico, espiritual, emocional, psicológico.

oracion
oracion

La oración y la meditación no tiene nada que ver con religiosidad, más bien es todo lo contrario, son prácticas naturales e innatas de nuestro ser y no obstante necesarias y vitales para nuestra existencia. De hecho, hasta la persona más atea, que no cree en absolutamente nada, en algún momento de su vida genera, utiliza o practica inconsciente o conscientemente la oración y la meditación. Estudios médicos y científicos de exponentes como C.G Jung determinan que la oración ha sido y es una parte intrínseca del ser humano. Como también hay estudios que confirman los efectos positivos en nuestra salud a través de la meditación.

Ahora bien, definamos brevemente cada una:

Meditación:

Podemos resumirlo como una forma de enseñarle a la mente pensar lo correcto. Básicamente, es como un viaje hacia nuestro interior, por el cual podemos conectar con el Ser Superior, con nuestro verdadero ser, con las reflexiones de las acciones, con nuestras emociones, con la sanación de una herida, o simplemente experimentar la tranquilidad del alma. Esta práctica nos permite aquietar la mente en cualquier momento. Reduce los niveles de estrés, ansiedad, modifica las emociones. Se puede meditar con música o sin música, con compañía o sin compañía, en un lugar abierto o cerrado. Mi consejo es que absolutamente todo lo del mundo espiritual sea dirigido, proyectado y cocreado con Dios, destinado a la luz, buscando siempre resultados positivos.

meditacion colectiva
meditacion colectiva

Oración:

Fuimos creados para tener relaciones, relación con papá, mamá, hermanos, amigos, pareja, familiares, vecinos, relación con nosotros mismos y principalmente relación con El Ser Superior. Parte fundamental de una relación es la comunicación, y eso básicamente es la oración: hablar con Dios. Hablar de cualquier cosa, de nuestros sueños, miedos, angustias, ansiedades, metas, objetivos, decisiones, incertidumbres, del día a día, de lo que queramos. Con la oración podemos acceder a ese espacio de tranquilidad y seguridad absoluta, sin sentirnos juzgados ni vulnerables, un espacio seguro donde podemos fluir, desahogarnos, reír, llorar, etc. No podemos olvidar que estamos frente a la presencia del Ser Divino, de la Conciencia Superior, del Amor puro en su máxima expresión.

La oración ayuda a cultivar la fuerza interior y el dominio propio, es el medicamento y sanador más infalible. A través de ella podemos pedir, manifestar, sanar, ser sanados, visualizar, cocrear, etc. Es sustancial entender y concientizar que Dios no es el “genio de la lámpara” que solo se busca cuando se necesita algo y concede deseos a nuestras órdenes. La oración debe ser hacerse de forma sincera, sin intereses y egos humanos de por medio. Si se tiene la necesidad o el deseo de hacer una petición, mi consejo es que al momento de solicitar o manifestar: primero, asegúrense que sean cosas que edifiquen, cosas positivas que alimenten el ser y ayuden en el crecimiento, culminen dejando todo bajo voluntad de Dios y no bajo la de ustedes, manifestando en sí, que si traerá algo bueno y positivo a nuestro proceso, se abran las puertas de lo contrario no.

La oración es fundamental e imprescindible para la efectividad de otras prácticas poderosas como la meditación o la imposición energética de manos con distintos fines, bien sea de sanación, limpieza, etc. Es importante aclarar que no existe una manera determinada de orar, no hay reglas o dogmas como tal. A Dios le gusta la espontaneidad, lo diferente y lo sincero, ama la diversidad y basta con ver la naturaleza para darnos cuenta de eso, así que cada quien tiene su manera de comunicarse. Lo ideal es que al momento de hacerlo, se haga de forma sincera, desde el alma y el corazón. Si necesitas sanar, desahogar, soltar, reconocer, arrepentirte, recapacitar, etc. Hazlo en tu intimidad, en la soledad, donde nadie pueda verte ni escucharte, donde solo este tu espíritu y el Espíritu de Dios, no hay que utilizar palabras rebuscadas, no hay que buscar un tercero ni muchísimo menos se deben repetir palabras sin sentido ni intención. Imagina que estás charlando con un amigo, con tu papá o mamá, no vas a empezar a decirles las mismas palabras repetitivamente, así mismo debe ser con Dios, simplemente fluye, siente y ten conciencia de lo que haces, el resto vendrá por si solo.

oracion espiritual
oracion espiritual

Estaré profundizando estos temas de gran amplitud en el pódcast “alimentando el alma” que se estrenará próximamente. Espero que esta información les haya sido de gran ayuda e incorporen o potencien estas maravillosas herramientas al alcance de todos.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA