martes 20 de abril de2021

La bailarina Flor Jazmín Peña se suma al elenco de esta experiencia que estrena el próximo 13 de abril.
Espectáculos

Flor Jazmín Peña se une al elenco de “Redes: viví tu experiencia”

La bailarina e influencer se suma al nuevo show de José María Muscari que estrena el 13 de abril en formato presencial y streaming. Habló con Los Andes y adelantó todos los detalles.

La bailarina Flor Jazmín Peña se suma al elenco de esta experiencia que estrena el próximo 13 de abril.

Luego del éxito que arrasó Sex, la experiencia de Muscari que comenzó en la presencialidad y más tarde se realizó vía streaming, el productor propone una continuación a uno de sus proyectos más novedosos de los últimos años.

“Redes: viví tu experiencia” es catalogada por ser la continuación de Sex, aunque lejos de tratarse de contenido apuntado a lo erótico, tiene que ver con una experiencia totalmente diferente y que es apa para todo público.

“Es la continuación del Sex porque es, busca y genera un impacto en el espectador, y es una experiencia totalmente distinta a si uno va al teatro. Es como Sex en que hay interacción con el público y lo que busca constantemente es que el público se vaya con un montón de preguntas, y lo lindo es que cada uno va a encontrar esas respuestas. Yo estoy super contenta, cuando me hicieron la propuesta no me terminaba de imaginar de qué se podía tratar y una vez que leí el guion, me vi adentro”, adelante Flor Jazmín Peña, una de las influencer convocada para el nuevo proyecto.

“Me encanta que se combine la comedia, el drama, el baile, personas que venimos de lugares distintos y creo que es súper rico de ver, nos podemos nutrir mucho los unos de los otros”, agrega.

Acompañada por reconocidas figuras de las redes sociales como Connie Isla, Bimbo Godoy, Nati Jota, Cande Molfese, Grego Rossello y Lucas Spadafora, estarán presentándose en el Paseo de la Plaza el próximo martes 13 de abril, en formato presencial y vía streaming.

A ellos se suman la reconocida y prestigiosa actriz Inés Estevez, quien protagoniza esta nueva producción, y entre los bailarines se destaca Kuky RC, una pequeña bailarina e influencer de 9 años que será parte del elenco.

“A mí me encanta hacer cosas distintas, me gustan los desafíos y me parece que Muscari cada vez que propone algo, lo hace teniendo a su equipo en mente, creo que para todos representa un desafío porque siempre invita a arriesgar y a salirse de la norma, como fue Sex y como es esta nueva experiencia que mezcla un poco todo.”

En cuanto a su decisión de formar parte de esta nueva experiencia que propone una interacción directa con el público, donde la cuarta pared no existe, Flor cuenta cómo fue trabajar por primera vez con Muscari. “Cuando vi quienes formábamos parte pensé ‘somos todos muy distintos, ¿dónde va a unirnos?’, y cuando leí el guion entendí todo porque tiene el néctar de todos y cada uno planteando sus ideas, cómo vemos las redes y la virtualidad, el trabajo, y que al mismo tiempo es algo que interpela a todos porque estamos atravesados por un mundo virtual.”

Una de las características que dejó el aislamiento y la cuarentena fue comenzar a pensar los proyectos en sus dos versiones: para un público presencial y también para aquellos que desde su casa quieran disfrutarlo por streaming. Así lo aprendió el productor que se reinventó llevando su primer éxito Sex a la virtualidad y ahora se anima a mantener ambos formatos.

Por su parte, Jazmín ya tuvo oportunidad de presentarse con ‘Estamos en la misma’, la obra que comenzó antes de la pandemia pero que finalmente adaptó al streaming y la presentó en octubre junto al humorista e influencer Fermín Bó. “Lo que hicimos fue escribir algo nuevo porque la idea anterior no tenía sentido por streaming y nos encantó. Fue una experiencia súper distinta y después ver el resultado, llegar a lugares donde no te podes acercar y el streaming hace que uno tenga una mirada totalmente diferente, son cosas que la pandemia te ayuda a apreciar.”

Teatro y más, los nuevos proyectos de Flor Jazmín

Luego de haber sido coronada como la última ganadora del Bailando, junto a Nico Occhiato, la carrera actoral y ligada a la danza de Florencia ha ido en subida. Fue a partir de su aparición en el programa de Tinelli que todos comenzaron a ver el talento que había detrás de la carismática influencer, por lo que este año fue convocada nuevamente al proyecto de Marcelo.

La Academia es el nuevo proyecto de Tinelli que, tras un año sabático por la pandemia, planea llegar a la pantalla de El Trece durante el mes de abril y Flor Jazmín se suma al elenco una vez más.

“Por ahora no puedo adelantar mucho pero lo que tengo entendido y que todos estamos viendo creo que va a ser un lugar de muchísimo aprendizaje como lo fue para mi en 2019 cuando estuve. Es un ritmo muy acelerado donde aprendes un montón y encima ahora se suma la acrobacia, la actuación, el canto, así que creo que va a ser un desafío enorme pero que se va a transitar con mucho placer. Vamos a ver qué deparará este año, estoy con muchos nervios (ríe).”

Flor se consagró como la última ganadora del Bailando 2019 junto a Nico Occhiato.

Mientras tanto y llena de promesas dedicadas al mundo artístico, continúa dando clases particulares de danza en tanto también se enfoca al teatro. Una de las filosofías más características de la actriz y bailarina hace referencia a tomar pocos proyectos y hacerlos bien, que poner la mente en muchos temas y hacerlos a medias.

“Me encanta el desafío de que sea algo nuevo, algo distinto y que me invite a aprender una materia totalmente nueva con personas que no conozco, me gusta mezclarme con personas que tomaron caminos totalmente distintos, aprender cómo se desempeñan. Pero después también me pesa que sean proyectos que me gustan y divierten, no es lo mismo esforzarse por algo que te gusta y te apasiona que por algo que no, porque al mismo tiempo no es que solo te regocijan sino que te nutren desde otro lado. Cuando algo me divierte y me motiva, puedo dejar muchísimas cosas de lado para seguir haciendo eso.”

- Algo de lo que se habla mucho es la dificultad de vivir del arte, ¿Cómo fue para vos poder dedicarte 100% a la danza?

- Es hermoso, durante mucho tiempo lo vi como algo utópico y estar hoy haciéndolo es hermoso. Obviamente demanda mucha energía y trabajo como cualquier otra actividad, no es solo llegar sino que es más difícil mantenerlo y trabajarlo. Pero recomiendo tratar de buscar herramientas para llegar. Quizás si das clases y tu estilo le gusta a alguien de otra provincia o país, usar la virtualidad para hacer llegar y poder ver y barajar todas las herramientas posibles, hacer lo que nos apasiona y nos gusta, eso hace una sociedad más linda, si cada uno está bien con lo suyo, hace una sociedad más justa. Hay que ver todo lo que existe y si no existe, crearlo.

- Estás muy presente en las redes sociales, ¿te sentís cómoda con ese nivel de exposición?

- Sí, pero quizá porque soy muy positiva o inconsciente, porque pienso que quizás lo que posteo del otro lado va a ser bien recibido, y que si a alguien no le gusta lo que comparto, hago, digo, va a ser tan inteligente como para dejar de consumir lo que hago. Por suerte no tengo mucho hate o personas que me critican, así que trato de compartir cosas que me suman a mi y a otros. En un momento en la cuarentena organice una semana medio motivacional hablando con diferentes coaching sobre herramientas para motivar a la gente. Confío en eso y que en la variedad está el gusto. Desde mi humilde lugar pienso que si puedo sumar un granito de arena que a otro le pueda hacer bien lo hago, fue algo que siempre me gusto y me conozco mucho a través de las redes.

- Sueles estar de muy buen humor y siempre arriba, ¿sos transparente en ese sentido o cuando estás mal no apareces en redes?

- Cuando no tengo nada para decir no aparezco. Cuando tengo un día del orto aparezco y lo digo, y cuando tengo un día fantástico también. Trato de ser transparente en ese sentido porque a veces las redes generan una idea de que la persona del otro lado está muy arriba y no es verdad, nadie está generando endorfinas todo el tiempo. Cuando estoy en la terraza lo digo para tratar de contagiar a alguien y cuando estoy en el sótano lo comparto para que aquel que esté igual no se sienta tan solo.