lunes 19 de octubre de 2020

Es esta obra por streaming veremos a Daniel Pacheco Bautista en un rol totalmente distinto al que acostumbramos.
Espectáculos

Daniel Pacheco Bautista y Flor Torrente protagonizan “New York - Buenos Aires”

El colombiano, conocido por ser James en “El Marginal”, interpreta al marido de la actriz en esta segunda parte. Contó los detalles a Los Andes.

Es esta obra por streaming veremos a Daniel Pacheco Bautista en un rol totalmente distinto al que acostumbramos.

Saliendo completamente de su reconocido papel de preso con el que generó furor en el país y el mundo, ahora Daniel da un giro de 180° y se inclina a este drama romántico junto a Florencia Torrente.

Luego de 10 años viviendo en el país, el colombiano gana terreno en nuevas producciones y se suma a “New York - Buenos Aires”, una experiencia por streaming.

“La primera parte se trató de Emilia y Juan, ellos tuvieron un amorío hace unos años atrás, pero de una forma un poco ilegal porque él era amigo de su esposo, ella está casada y aun así se veían y eso les generaba un poco de morbo”, explica el actor.

Y adelantó que en “esta segunda parte es un poco qué paso en ese encuentro y qué pasa con sus actuales parejas, porque él está conviviendo con alguien y ella sigue casada. Además, él es amigo de su esposo, así que en la historia todos entran en un zoom un poco accidentalmente, se ven, salen las verdades a la luz, la verdadera intención de cada uno.”

Este viernes llega la segunda parte de este drama romántico.

En esta obra, con libro y dirección de María Lucila Quarleri, Flor Torrente le da vida a Emilia, Nico Piccardo a Juan, Daniel será Charly el esposo de Emilia, y Maddison Ridley interpreta a Julia, la novia de Juan.

La obra toca temas súper actuales como relaciones amorosas en tiempos de pandemia, coronavirus y la virtualidad. Estrena este viernes a las 21 y las entradas pueden conseguirse a través de Alternativa Teatral.

"Está buenísimo porque es algo muy dinámico que se refiere a lo que estamos viviendo ahora, esto que nos permiten las redes, pero también el distanciamiento real que hay y esas relaciones que uno cree que quedaron atrás y que por ahí con esta pandemia resurgieron, se sembró ese incognito de “¿qué pasó con esa persona?” y esto floró un poco con la pandemia. Las relaciones del pasado, los fantasmas del ahora y las relaciones actuales", comenta Daniel en conversación con Estilo.

Acomodándose a las reglas del juego, el elenco de este drama romántico siguió todo el protocolo para poder llevar adelante esta obra que, si bien no será en vivo, lo simula. “Cada uno está en su casa, pero logramos que parezca que estamos en la misma casa, pero Juan y Julia están en Manhattan realmente. Es como un falso vivo, hay algunas partes en inglés y tendrá subtítulos.”

Nuevas oportunidades en tiempos de pandemia

Sin dudas, el golpe más duro desde su llegada al país fue el momento que estamos viviendo ahora. Obligado a darle pausa a todos sus proyectos, fue momento de apuntar las energías hacia otros objetivos.

“En principio fue muy difícil porque venía con muchas ganas e impulso de trabajar, estaba estudiando y encontrarme con todo esto fue incómodo, te quedas con unas ganas acumuladas. Fue complicado, con inconformidad, bronca, hice todo lo posible para ocuparme de otras cosas. Estoy escribiendo una serie que va lenta, bastante lenta, pero fue un momento para empezar algo que hacía tiempo quería hacer. Pasé por todos los estados.”

Luego de haberlo visto en series y películas durante un largo tiempo, con esta obra que estrena el fin de semana llega nuevamente la oportunidad de hacer algo nuevo, aunque como él dice, no es teatro.

Sin encasillarse en el mismo papel, Daniel ha indagado en otros géneros audiovisuales.

“Esto es una experiencia, el teatro es en vivo y no hay otra manera de verlo. Esto vino para quedarse y está buenísimo, pero es una experiencia distinta. Ahora todos manejamos nuestros tiempos de una manera casual y es muy raro que alguien se siente a ver una novela en un horario. Uno lo ve cuando quiere y puede, estamos abiertos a otros contenidos y como vemos una película o una serie, vemos esta experiencia”, expresa convencido.

A una década de haber llegado al país y formarse profesionalmente aquí, sus proyectos son cada vez más amplios y sus horizontes en cuanto a la ficción se han ido expandiendo a lo largo de los años.

Sin encasillarse en el papel de “el colombiano” que tuvimos el placer de disfrutar en la serie de Luis Ortega, Daniel se aventuró a nuevos proyectos, incursionando en la comedia, lo bizarro, e incluso los dramas románticos.

“Me gusta todo, que este bien escrito, que tenga trasfondo, que el personaje encuentre espacio para tener diferentes matices, eso me encanta. Es un lindo desafío.”

Aunque todos sus planes, como para la mayoría de los artistas, quedaron postergados para cuando la nueva normalidad se haga presente. Con un film en puertas para estrenar, aguarda por volver a los sets de grabación con su papel en El Marginal.

“Estaba con proyecto de otra película, pero esa se canceló definitivamente. Íbamos a grabar dos temporadas más de El Marginal pero se pasaron para el año que viene. Y hay un proyecto para afuera pero que todavía no se sabe bien, no puedo contar nada todavía.”

Reconocido mayormente en nuestro país por su papel de James en la serie El Marginal.

Sus anhelos por dirigir

Si bien su formación principal fue en el teatro, las posibilidades se abrieron ante él y pudo demostrar su talento en diversas series y películas que lo guiaron en lo que más disfruta hacer.

Con sus estudios divididos entre Colombia, Buenos Aires y Estados Unidos, encontró su lenguaje favorito. “Las series me gustan bastante pero el lenguaje del cine me gusta muchísimo, si me das a elegir me avoco al cine.”

Aunque no ha tenido mucha trayectoria en ese sentido, ahora se aventuró en comenzar a trabajar en algo propio, que es un camino para llegar a eso que tanto le apasiona y a donde apunta en un futuro: dirigir.

“Siempre me llamó mucho la atención, lo respeto y trato de sugerir y aportar ideas, y es algo que me gustaría. Falta mucho, mucha experiencia todavía, pero es algo que me gustaría hacer. Pero la experiencia se gana dando el primer paso.”

Y como así lo dijo, se embarcó en la escritura de un guion en plena cuarentena que, aunque aún no puede adelantar mucho, genera expectativas para el futuro. “Ahora estamos en el proceso de escritura, que es bastante largo y a mí me cuesta porque no tengo la constancia de escribir, pero es algo propio de la práctica también y de agarrar el hábito.”

Y asegura que es fanático, no solo del cine, sino también de la música. “Me parece buenísimo tener ese intercambio cultural. Soy bastante inquieto y siempre estoy buscando qué hacer, si hay algo presente en mi cotidianeidad es eso”, cerró.