jueves 6 de mayo de2021

Drogas, abuso sexual y bullying: así es “Dancing with the Devil”, el documental de Demi Lovato sobre su vida
Así, sin filtros, Demi Lovato se sienta frente a la cámara y cuenta en "Dancing with the Devil" lo sucedido tras sufrir una sobredosis.
Espectáculos

Drogas, abuso sexual y bullying: así es “Dancing with the Devil”, el documental de Demi Lovato sobre su vida

Sobredosis, abuso sexual, desórdenes alimenticios y bullying son algunos de los temas que se hablan en este nuevo trabajo de Youtube que refleja la vida de la cantante estadounidense.

Drogas, abuso sexual y bullying: así es “Dancing with the Devil”, el documental de Demi Lovato sobre su vida
Así, sin filtros, Demi Lovato se sienta frente a la cámara y cuenta en "Dancing with the Devil" lo sucedido tras sufrir una sobredosis.

Uno de los temas en agenda durante esta semana ha sido el estreno de Dancing with the Devil, el documental de cuatro capítulos que relata una de las etapas más oscuras de la actriz y cantante Demi Lovato.

Hasta el momento se estrenaron dos de los cuatro episodios que componen esta serie documental, donde la cantante ha expuesto situaciones que se desprenden de vivencias que ya conocíamos, aunque nunca en profundidad.

El documental parte de una noticia que sabíamos: sufrió una sobredosis. En 2018, la joven artista fue internada de urgencia debido a que fue encontrada inconsciente y con altos niveles de fentanilo en su cuerpo, lo que provocó que sufriera un paro cardíaco y fuera hospitalizada.

Pero lo que no conocíamos fue todo lo que hubo detrás de este suceso que casi termina con su vida. Hoy, Demi decide abrir las puertas de su vida y sanar contando de primera mano qué fue lo que vivió y vive una de las referentes más grandes de la música pop-juvenil.

En su canal de Youtube se encuentran disponibles de manera gratuita los dos primeros capítulos de esta serie-documental.

Hoy, Demi Lovato se encuentra recuperada, fuerte y lista para compartir con el mundo lo que sucedió en los últimos tres años.

Dancing with the Devil

El documental comienza un mes antes de su sobredosis. En medio de una gira mundial en 2018, que estaba siendo grabada para su largometraje documental, fue que ella fue hospitalizada. Hasta el momento, todas las grabaciones fueron canceladas, pero fue durante la cuarentena que la artista decidió sanar y contar lo que hubo detrás de todo aquello que enfrentó en estos últimos años.

En principio vemos a sus hermanas, su madre, su padrastro, sus mejores amigos y su ex-coreógrafa. “En ese documental, las cámaras vieron la punta del iceberg”, expresa Demi frente a la cámara refiriéndose a aquel documental que rodaron durante 2018 y que tras su sobredosis quedó totalmente archivado.

“Si reprimes una parte de tí, en algún momento se va a desbordar”. Así es como comienza este largo camino en que, por primera vez, Demi se abre sin tapujos a las cámaras y cuenta en detalle lo que transitó durante estos dos años de recuperación.

Durante el documental haremos un recorrido por su vida, desde sus comienzos como estrella infantil en Barney, pasando por la explosión de su fama en la adolescencia de la mano de Disney, hasta llegar a su madurez como cantante y las diversas crisis que ha enfrentado, incluyendo la sobredosis que vivió hace un par de años.

Una infancia compleja

Anteriormente, Demi Lovato ha contado sobre su infancia y adolescencia. Una niña que sufría de bullying en el colegio, acosada y hostigada por sus compañeras, discriminada por su cuerpo y arrastrada a un desorden alimenticio que podría haber terminado con su vida.

Pero algo en lo que profundizó y recapacitó durante esta mitad del documental fue la relación que tuvo con sus padres. Ambos tuvieron problemas de adicciones con las drogas, algo que ella desde pequeña vio en casa y que arrastró a su padre a la muerte.

Durante toda su infancia añoro tener relación con él, aunque su problema con las drogas y el alcohol se lo impedía. Lo describe como “una relación conflictiva”. Tras una muerte traumática donde encontraron el cuerpo de su padre en un estado de descomposición avanzado, y el miedo a que su padre muriera solo, lo cual pasó.

Sus primeros papeles fueron el programas para niños como Barney.

Demi Lovato es conocida por promover la salud mental y el amor por sí misma, aunque ella misma asegura en este documental que se sentía culpable por militar algo que ella no podía cumplir al 100%: ayudar a su padre esquizofrénico y adicto.

Por otro lado, cuenta sobre el nacimiento de sus inseguridades respecto a su cuerpo. Durante su niñez, sus padres la llevaban a concursos de belleza, un ambiente competitivo y hostil para una niña que la empujaban a hacerse daño. “Hacía pactos conmigo. Si no gano este concurso de belleza, no vuelvo a comer”. Fue donde comenzaron sus trastornos alimenticios.

Obsesión por la comida, el ejercicio y las tallas

Quienes siguen su carrera y aprecian sus redes sociales, son testigos de sus cambios corporales y su manera de alimentarse. Obsesionada con el ejercicio y con las dietas, sus amigos cuentan que debían cuidarse incluso de lo que comían frente a ella. Constantemente era controlada por su equipo de especialistas para determinar qué comía, cuándo y qué cantidad, algo agobiante para cualquier persona.

Se obsesionaba si subía un poco de peso y el hecho de que se exigiera un estándar de belleza en la industria no ayudaba para nada. Sumado a la presión de ser un ícono adolescente, todo se fue por la borda.

Su relación con las drogas y la sobredosis

Luego de seis años sobria, comenzó a consumir nuevamente alcohol y drogas. Sin limitarse, consumía heroína, crack, marihuana, cocaína, metanfetaminas. Asume que tenía una dependencia a las drogas duras.

En la mañana del 24 de julio de 2018, Demi Lovato fue encontrada por su asistente en la habitación, recostada sin moverse, rodeada de vómito y con un tono azul en su piel. El miedo recorrió al mundo. “Tiene suerte de estar viva”, afirmaban los medios y sus allegados.

La noche anterior habían estado de fiesta por el cumpleaños en la que, sin que nadie supiera o la viera, consumió diferentes tipos de droga duras, incluidas las pastillas que le proveyó su dealer. “Cruce una línea que jamás había cruzado en el mundo de las adicciones”.

Una vez sola en casa, cerca de las 5.30 de la mañana, llamó a su proveedor de drogas y fue un antes y un después. La encontraron por la mañana y fue hospitalizada de urgencia, asegurando sus médicos que si hubiesen pasado 10 minutos más, habría muerto.

Su nivel de oxígeno era bajo, tuvieron que drenar su sangre para quitarle los restos de drogas que habían en el cuerpo, tuvo un paro cardíaco, neumonía, falla orgánica múltiple y tres derrames cerebrales que le dejaron daños permanentes. Hoy con sus 26 años, Demi no puede manejar porque sufrió daños severos a la vista.

Sus amigos y familia aseguran que jamás notaron algo extraño en ella, sabía cómo ocultar su adicción y jamás habló con nadie de su retorno a las drogas.

“Al final, si te excedes en lo que sea, terminará matándote. Tengo mucha suerte de estar viva.”

Abusos sexuales

El segundo y último capítulo publicado hasta ahora, concluye con una declaración inesperada. La cantante afirmó que fue agredida sexualmente por el traficante que le entregó las drogas la misma noche en que sufrió la casi fatal sobredosis.

“Tuve mi trauma sexual durante mi niñez y adolescencia. Cuando me encontraron estaba desnuda y azul. Me dio por muerta luego de abusar de mi.”

“No fue hasta quizás un mes después de mi sobredosis que me di cuenta, ‘Oye, no estabas en el estado de ánimo para tomar una decisión consensuada’”, dijo la cantante de 28 años. “Ese tipo de trauma no desaparece de la noche a la mañana”, añadió.

Además, la estrella infantil de Disney contó en los capítulos que veremos en la próxima semana que perdió su virginidad en una violación mientras rodaba una película.

“Nos estábamos besando y le dije ‘Oye, esto no va más lejos, soy virgen y no quiero hacerlo de esta manera’. Pero eso no le importó, lo hizo de todos modos. Yo lo interiorice y me dije a mí misma que era mi culpa, porque fui a la habitación con él.”

Aunque no da el nombre de su agresor, la actriz afirma que hizo la denuncia y nunca fue retirado de la película que estaban filmando.