Millonario de 77 años confesó que busca su octavo hijo con su esposa mendocina de 33 años

El empresario millonario brindó una entrevista en la que se refirió a su deseo de agrandar la familia junto a Elina.

Elina y Eduardo Costantini están en Mendoza.
Elina y Eduardo Costantini están en Mendoza.

A sus 77 años, Eduardo Costantini, padre de siete hijos, compartió su deseo de tener un hijo con su actual esposa, Elina Fernández, de 33 años, a quien describió como “el amor de mi vida”.

En una conversación con Luis Majul en la radio El Observador, el empresario abordó la dinámica de su relación con Elina y reveló que, al inicio, la sociedad observaba con cierta desconfianza la diferencia de 34 años de edad entre ambos.

Elina Fernández y Eduardo Constantini dieron una hermosa noticia en Año Nuevo.
Elina Fernández y Eduardo Constantini dieron una hermosa noticia en Año Nuevo.

Cuando Majul le consultó sobre Elina Constantini, el fundador del MALBA (Museo de Arte Latinoamericano de Buenos Aires) no dudó en afirmar: “Es el amor de mi vida”. Ante la pregunta sobre la posibilidad de tener hijos, Eduardo Constantini respondió sin titubear: “Yo tengo siete hijos, y nos encantaría tener uno con Elina”.

Entre risas, añadió: “Estamos practicando; no es tan fácil, pero tiramos, eh...”, revelando la disposición de la pareja para formar una familia.

En entrevistas anteriores, tanto Elina como Eduardo habían expresado su deseo de ser padres. En particular, Elina había compartido el consejo de Carolina Pampita Ardohain sobre la peregrinación a Luján, mientras que Eduardo mencionó una visita a la basílica de la Virgen de Guadalupe en México como un ruego para concebir un hijo.

Eduardo Constantini y Elina Fernández
Eduardo Constantini y Elina Fernández

La pareja, que se casó en febrero de 2020, enfrentó inicialmente críticas debido a la disparidad de edades, pero según Constantini, la sociedad llegó a comprender y aceptar su amor duradero, destacando que no causan daño a nadie y que la relación perdura por el amor y las buenas intenciones compartidas.

La historia de su encuentro, que parecía sacada de una película, comenzó cuando Eduardo vio a Elina tomando café en el bar del Malba. Tras pedirle su número de teléfono, al día siguiente compartieron un almuerzo que marcó el inicio de su romance.

La boda, realizada en el Lounge Luxury del hotel Alvear Palace, fue lujosa pero íntima, con menos de 50 invitados y la peculiar solicitud de los novios de no recibir regalos.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA