El Hogar Renacimiento celebra 20 años de vida

Un día como hoy, pero hace 20 años se puso en marcha este emprendimiento familiar que, con el tiempo, se convirtió en una institución de referencia en la provincia de Mendoza para acoger a personas de la tercera edad.

A dos décadas de su inauguración, el Hogar Renacimiento sigue siendo una empresa familiar, a cargo del médico especialista en medicina interna, con posgrado en gerontología, Dr. Daniel Eliseo Leiva.

“Nos enorgullece cumplir 20 años como empresa mendocina familiar, que busca diariamente profesionalizarse, cumpliendo con las habilitaciones municipales y del Ministerio de Salud. Brindamos así un servicio con todos los estándares de calidad que requiere algo tan complejo como es la geriatría”, señaló el Lic. Martín Leiva.

En Hogar Renacimiento desde el comienzo la vocación de servicio se mantiene intacta, por lo que los adultos mayores tienen garantizada una estadía acorde a sus necesidades en esta etapa de la vida. Además, los familiares cuentan con ambientes especiales y contención en cada visita a sus seres queridos.

Diariamente los profesionales trabajan para en la recuperación de los adultos mayores, brindando estimulación y recreación permanente para lograr el bienestar y la alegría de las personas que residen en la institución.

“En este tiempo hemos aprendido, junto con los adultos mayores y sus familiares, la importancia de brindar un ambiente familiar, y a la vez una estimulación constante tanto física como psíquica, que permite a los residentes compartir un ambiente de distención junto a sus pares y familiares”, indicó la Lic. Ana Laura Leiva, coordinadora general del Hogar.

Por este motivo, se brindan actividades como taller de memoria, gimnasia, yoga, teatro y shows artísticos que los residentes comparten con sus seres queridos. “Desde el comienzo, nos planteamos una misión de la residencia como un ´hogar´, justamente para brindar una personalización al servicio, sumado a todos los cuidados médicos que requieren en esta etapa de vida. Esta filosofía se transmite a todo el personal que nos acompaña hace muchos años, con valores como la paciencia y el amor puesto en el servicio, siempre a disposición”, finalizó Martín Leiva.

Durante el 2020 el hogar enfrentó uno de los desafíos más grandes, teniendo que luchar contra una pandemia que afectó notablemente a los mayores. El objetivo principal fue cuidar la vida de todos los residentes, por eso se tomaron todas las medidas necesarias para evitar el ingreso del virus. Pese al aislamiento que se mantuvo, los abuelos pudieron conectarse con sus familiares siendo contenidos y apoyados por los profesionales.

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA