Emoción y alivio para víctimas del Próvolo tras las condenas

Emoción y alivio para víctimas del Próvolo tras las condenas
Emoción y alivio para víctimas del Próvolo tras las condenas

Los curas Corbacho y Corradi recibieron penas de 45 y 42 años, y 18 para el ex jardinero del instituto religioso para sordos, Armando Gómez.

Un estallido de aplausos. De los sonoros, aquellos que todos conocemos y que consisten en golpear frenéticamente las palmas de las manos entre sí. Pero también de aquellos que representan este gesto para las personas sordas: manos en alto, palmas abiertas y agitadas de un lado al otro.

Esta fue la primera reacción de los ex alumnos del instituto religioso Antonio Próvolo que fueron víctimas de abusos sexuales y episodios de corrupción en el lugar cuando abandonaron -emocionados- la sala 4 del Fuero Penal Colegiado. Minutos antes habían sido testigos de una histórica condena contra los curas Horacio Corbacho (59), Nicola Corradi (83) y el ex jardinero Armando Gómez (49);  autores de aberrantes abusos a los chicos sordos que habían estado internados en el lugar.

El más joven de los sacerdotes fue condenado a 45 años de prisión; mientras que para su par italiano -y quien se desempeñaba como regente del establecimiento- la condena de los jueces ascendió a 42 años. Para el ex jardinero, en tanto, el tribunal dictaminó una pena de 18 años. Corradi continuará cumpliendo su condena con prisión domiciliaria; mientras que Corbacho y Gómez seguirán en la cárcel de Boulogne Sur Mer.

"Se ha luchado durante todo este tiempo, pero estoy feliz. Hubo sentencia, los metieron presos. Cuando daban la condena me quedé helada, pero me emociona. Lloré todo el tiempo. Me emociona muchísimo, es un orgullo de todos nosotros, por lo que hemos luchado", sintetizó sonriente y emocionada al final del juicio Daiana, una ex alumna del Próvolo y víctima de los abusos por los que ayer hubo condena.  "Ahora soy sumamente feliz. Gracias a Dios están presos los tres. Ellos son curas falsos (por Corbacho y Corradi). Tienen doble cara. Yo tengo fe en Dios, pero no de estos curas. Él (Dios) hizo todo esto", sintetizó.

"Estamos conformes con la sentencia y vamos a seguir luchando, aún cuando la Iglesia no nos apoye y oculte información", acotó a su turno Sergio Salinas, uno de los abogados querellantes.


Custodiados. Nicola Corradi, en primer plano y Horacio Corbacho, los curas condenados ayer.  | Orlando Pelichotti / Los Andes
Custodiados. Nicola Corradi, en primer plano y Horacio Corbacho, los curas condenados ayer. | Orlando Pelichotti / Los Andes

Los fiscales Alejandro Iturbide y Gustavo Stroppiana también se mostraron conformes y aliviados con la sentencia del tribunal compuesto por los jueces Carlos Díaz, Mauricio Juan y Aníbal Ezequiel Crivelli. "La condena se acerca mucho a lo que nosotros habíamos solicitado. No sólo en los años, sino en la cantidad de hechos que creíamos que estaban acreditados. Este fallo viene a reafirmar la veracidad de lo denunciado por los chicos y estamos conformes con los jueces", resumió Stroppiana, quien instruyó prácticamente la totalidad de la causa.

De los 25 hechos con que llegaron a la sentencia los imputados (el juicio había comenzado con 28, aunque el Ministerio Público Fiscal mantuvo la acusación por esa cantidad al momento de los alegatos); los jueces condenaron a los dos curas y al ex administrativo por 20. Así las cosas, de los 16 hechos por los que estaba acusado Corbacho, fue condenado por 13. En tanto, Corradi fue condenado por las 5 imputaciones que cargaba; y Gómez -que había llegado a la sentencia con 4 acusaciones- fue sentenciado por 2.

Histórico

En la Justicia mendocina se logró aquello que era una pesada y dolorosa deuda para los ex alumnos del Próvolo; no sólo de nuestra provincia, sino también de Verona (sede central) y de La Plata. Al igual que en la versión mendocina, en aquellos institutos también alumnos denunciaron haber sido abusados y maltratados entre las décadas del 60 y 70 (en Italia) y entre los 80 y los 90 (en La Plata). Sin embargo, en ambos escenarios el juicio y una sentencia condenatoria brillaban por su ausencia. Y, lo que es aún más macabro: en los tres escenarios aparece el italiano Corradi como denunciado (condenado en Mendoza, desde ayer).

Quizás por eso el fallo mendocino se celebró con tanta euforia ayer en Italia (ver aparte), y aquí las víctimas contaron en todo momento con la compañía y apoyo de Daniel Sgardelis a lo largo de todo el juicio. Sgardelis es uno de los denunciantes en La Plata, causa que salió a la luz luego de que se conociera el escándalo en Mendoza; y que se reactivó en manos de la fiscal Cecilia Corfield.

"La sentencia fue un momento de muchas emociones que se encontraron. Tristeza, alegría, pensar que no había nada para festejar. Pero cuando los jueces leyeron la sentencia, sentimos una liberación increíble. No hay nada para festejar, pero es un peso que te sacás de encima. Porque se ha hecho justicia realmente. Es una lucha que empezamos allá hace 3 años. Y nos costó mucho. Pero al fin se hizo justicia", resumió Ariel, papá de una de las víctimas, mientras se abrazaba con los amigos y compañeros de su hija. Y con los padres y madres que, como él, ansiaban por una condena.

“Quiero que el mundo se contagie. Esto es para Italia, para Verona. Aquí en Mendoza se ha condenado a Nicola Corradi, una persona que hizo las maldades que hizo y que fácilmente el Próvolo de Italia podría haber evitado. Pero no hicieron nada, ocultaron todas las pruebas. Aquí en Mendoza no se ocultó nada”, celebró el hombre en alusión a la decisión que se tomó en aquella ciudad de trasladarlo cuando surgieron las acusaciones en Verona..


    Orlando Pelichotti / Los Andes
Orlando Pelichotti / Los Andes

Para cerrar, Ariel diferenció a Dios de estas personas que decían ser emisarios de Dios en la Tierra. "En un día hoy, Dios está conmigo, en mi corazón, con nuestras familias. Está con todas las víctimas del Próvolo, sin lugar a dudas. Aquí en la Tierra se hizo justicia. Y cuando vayan hacia el otro mundo, Dios se encargará de ellos.  Pero no creo que esas personas crean en Dios. Yo sé que Dios ha estado presente acá, con las víctimas. Y lo tengo presente en nuestro corazón", concluyó.

Necesario

Nada ni nadie reparará ni hará olvidar el dolor y sufrimiento que padecieron los chicos y chicas que estudiaron y durmieron en el Próvolo. Pero la sensación a partir de hoy se asimila a la tranquilidad, aquella misma que vienen buscando y reclamando hace 3 años. 

La condena por los abusos y ataques contra los primeros 10 ex alumnos (toda la causa tiene más de 20 denunciantes) era el momento que todos esperaban desde el 5 de agosto, cuando comenzó el juicio. O, mejor dicho; desde el 25 de noviembre de 2016; cuando el caso salió a la luz. 

"Lo que se vivió hoy día fue maravilloso y a la vez doloroso. Porque estábamos tratando con personas que hicieron tanto mal a nuestros hijos, a tantos niños. Y escuchar de la boca de los jueces que tienen que pagar lo que hicieron, fue sumamente satisfactorio. Ahora vamos por más", detalló Cecilia Fernández, mamá de dos víctimas.

Su hija tiene 25 años y prefirió no venir a Mendoza ni siquiera para la sentencia -"es su forma de cerrar toda esa etapa", destacó Cecilia-. Y su hijo tiene 23, y -al igual que todo el juicio- vivió la jornada final acompañado de sus amigos y de su familia; de aquella de sangre, pero también de la "gran familia" que se consolidó entre las víctimas del Próvolo.

La mayoría de los chicos y sus familiares pasaron la noche del domingo y madrugada del lunes juntos; acompañándose, haciéndose el aguante participando de una vigilia con gran sostén humano.

"Los curas se escudaron detrás de una religión, detrás de una sotana; y quisieron imponer sus reglas, sus normas. Fuero pervertidos, le arruinaron la vida a muchos niños. Por eso la sentencia es como una caricia al alma. Pero hay muchas cosas por qué sanar aún", sintetizó la mujer.

"Este es un reconocimiento para quienes nos dedicamos a militar por los derechos de las personas con discapacidad, Conseguimos esta sentencia, y mañana nos ponemos y seguimos para adelante porque nos quedan dos causas más. Hay que seguir luchando para que las personas con discapacidad tengan el acceso que les corresponde, tengan reconocido el acceso a intérprete y se respete su lengua natural, que es la Lengua de Señas", agregó por su parte otro de los abogados querellantes, Oscar Barrera. El letrado destacó que esta sentencia es un buen antecedente de cara a las próximas causas.

"Es importante este antecedente, es el reconocimiento a que los chicos no mienten; los sordos y sordas del Próvolo dicen la verdad. Y hoy han convencido a un tribunal, eso es importante. No hay alegría, porque hay una sentencia penal, una cuestión muy dura. Y esta es la culminación de una historia tristísima y de terror. Pero creo que en el corazón de las víctimas hay mucho alivio", concluyó.

Perfiles

Horacio Corbacho (59). Llegó a la etapa de sentencia acusado de 16 hechos: 8 por abuso sexual agravado con acceso carnal, 4 por abusos simples, 1 como partícipe de abuso sexual agravado, 1 por tentativa de abuso sexual agravado, 1 por abuso sexual agravado, 1 por corrupción de menores. Fue condenado por 13 de ellos.

Nicola Corradi (83). Estaba imputado por 5 episodios de abuso y corrupción: 2 como partícipe de abuso sexual agravado, 1 por corrupción de menores, 1 por abuso sexual agravado y 1 por abuso sexual tentativa. Lo condenaron por todos.

Armando Gómez (49). Llegó con 4 imputaciones por hechos de abuso y corrupción: 2 por abuso sexual agravado con acceso carnal, 1 por corrupción de menores y 1 por abuso sexual agravado. Fue condenado sólo por 2.

Pedirán el traslado de Corradi a La Plata

Hace ya varios meses, la fiscal que instruye el Caso Próvolo en La Plata solicitó el traslado del cura Nicola Corradi para imputarlo y que sea juzgado en aquella ciudad. Desde la Justicia mendocina le informaron que no podrían concretar el traslado hasta que concluyera el juicio. Desde la Fiscalía de La Plata insistirán hoy con el traslado del italiano. Allí ya está imputado y detenido un ex profesor, al tiempo que aguardan por la extradición de un laico que se fue a Italia en 2017 (cuando tomó protagonismo el caso mendocino) y que vivía en el Próvolo platense. Eliseo Pirmati, denunciado en La Plata y -al igual que Corradi- señalado como uno de los curas abusadores en Verona en los '60.

Cómo sigue el caso

Además de juicio que empezó en agosto y tuvo su punto cúlmine ayer, el caso cuenta con otras dos causas. En total se contabilizan más de 20 víctimas y los expedientes donde aún no se ha iniciado el juicio incluyen a dos monjas, la ex representante legal del instituto, 4 ex directoras, una ex psicóloga y la ex cocinera del establecimiento. Si bien están separados entre sí, una de las posibilidades es que estas dos causas se unifiquen.

Comunicado de la Iglesia mendocina

Ni bien se conoció la histórica sentencia, la oficina de prensa del Arzobispado de Mendoza emitió un comunicado. Allí aclaran que el Próvolo pertenecía a la Asociación Civil San José, y se solidarizaron con las víctimas. "Como Iglesia, queremos transmitir una vez más nuestra solidaridad y cercanía a las víctimas y sus familias, quienes han denunciado haber sufrido las más aberrantes vejaciones", destacaron; y resaltaron sentirse "desconcertados y dolidos".

Se comprometieron a seguir trabajando para evitar que estas situaciones se repitan.

El caso en distintos diarios del mundo  

Víctimas de Verona, Italia, celebraron el fallo argentino

Por WhatsApp y redes sociales, los denunciantes italianos -nucleados en la Asociación de Sordos de Verona- siguieron la sentencia que se conoció ayer. Los italianos estuvieron en todo momento comunicados con las intérpretes y con periodistas locales.

"Estoy feliz y agradecido con los jueces argentinos. Estoy llorando. Tenía 9 años el primer día de escuela en el Instituto Próvolo, y también han abusado de varios compañeros. Nicola Corradi, Eliseo Pirmati y Granuzzo; todos pedófilos. Y también los laicos Dal Castello y Spinelli", resumió emocionado a Diario Los Andes el ex alumno Giani Bisoli, uno de los denunciantes italianos.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA