Un claro reclamo de mayor calidad institucional

Como bien señaló el dirigente ruralista Pino, le corresponde a quienes estén a cargo del poder dentro de pocos meses sentar las bases para que tengamos un país con futuro, es decir, que aliente al trabajo y a la profesionalización y que deje atrás a la Argentina actual, que espanta cada día más a sus habitantes.

Rural 2023. Exposición ganadera en la sociedad Rural de Buenos Aires.
Rural 2023. Exposición ganadera en la sociedad Rural de Buenos Aires.

El reciente mensaje del titular de la Sociedad Rural Argentina, Nicolás Pino, al dejar inaugurada una nueva edición de la tradicional Exposición Rural, en Buenos Aires, constituyó una clarísima advertencia a la dirigencia política en general, sin distinción de partidos ni orientaciones ideológicas, sobre el deterioro creciente de nuestras instituciones. A ello se suma la penosa situación económica y social que ofrece en estos tiempos la República Argentina.

Como era de esperar, en lo meramente coyuntural hubo de parte del dirigente ruralista muy duros cuestionamientos a la política económica del actual gobierno nacional. Pero los reclamos generales efectuados alcanzaron al conjunto de la dirigencia de un modo contundente.

En su discurso, el titular de la Sociedad Rural se preguntó “¿cuándo será el día en que un gobierno saliente no deje al siguiente un campo minando de problemas por estallar, o se cruce de brazos quejándose de la famosa herencia recibida?”. A modo de sugerencia sostuvo que se debe exigir a toda la dirigencia política “la construcción de un país donde haya futuro”, dando paso a una suerte de continuidad de ejecuciones que traspasen a las distintas administraciones.

“El que sea gobierno a fin de este año deberá subordinarse a la Constitución y dejar al margen los vicios de la política. Hay entre nosotros intentos de desarmar las instituciones y la división de poderes tolerando prácticas populistas. El ejercicio de la política está plagado de fallas, como la corrupción, el clientelismo, el nepotismo y la manipulación de los votantes”.

Apeló a la búsqueda de un marco de convivencia entre argentinos que permita “vivir a todos bajo un mismo techo”. Y al respecto sostuvo que “se deben terminar las grietas”.

En líneas generales, la crítica efectuada desde el atril de la Sociedad Rural Argentina es oportuna si se tiene en cuenta que la dirigencia política, de todos los sectores partidarios, espera celebrar en diciembre 40 años de la etapa democrática que se inició con la asunción del presidente Raúl Alfonsín luego de varios años de dictadura.

La capacidad, idoneidad y honestidad de esa dirigencia comenzará a pasar por el filtro de la ciudadanía cuando, en pocos días, se realicen las elecciones primarias, antesala de las elecciones generales de octubre y de un eventual balotaje.

Justamente, será el poder ciudadano el que, tal vez con más rigurosidad que en otras oportunidades, deberá decidir con su voto quiénes serán llamados a conducir a una República Argentina necesitada de capacidad, honestidad y vocación patriótica de sus dirigentes políticos.

La creciente indiferencia (¿o hartazgo?) de la población que señalan los bajos porcentajes de votación en las distintas elecciones provinciales realizadas en lo que va del año deberían ser analizados en detalle por quienes atesoran aspiraciones de ocupar en lo inmediato cargos de alto rango a nivel institucional.

Como bien señaló el dirigente ruralista Pino, le corresponde a quienes estén a cargo del poder dentro de pocos meses sentar las bases para que tengamos un país con futuro, es decir, que aliente al trabajo y a la profesionalización y que deje atrás a la Argentina actual, que espanta cada día más a sus habitantes.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA