Envases de agroquímicos, campos menos contaminados

La llamada “ruta del bidón” tiene gestión de control en Mendoza, provincia que es considerada pionera en los sistemas de recuperación de envases de agroquímicos, situación que producía una gran contaminación. Es prioritario que esta acción no decaiga y se mantenga la acción preventiva del Iscamen.

Iscamen. Enviaron más de 18 toneladas de envases vacíos de agroquímicos para reciclarlos.
Iscamen. Enviaron más de 18 toneladas de envases vacíos de agroquímicos para reciclarlos.

Con la expansión de la frontera agrícola aumentó el uso de agroquímicos y se incrementaron los productos fitosanitarios que se usan en los sembradíos y se comercializan en envases plásticos. Según Clarín, esta situación genera en Argentina alrededor de 20 millones de recipientes vacíos de acuerdo a una estimación del ex Ministerio de Ambiente de la Nación.

La cifra estimada representa entre 15 y 17 mil toneladas de plástico cada año. Una portentosa contaminación.

La situación, obviamente, también se replica en la provincia de Mendoza, pero de acuerdo a una investigación realizada por la publicación online “Bichos de Campo”, la polución registrada por la denominada “ruta de los bidones de agroquímicos”, ha bajado de manera considerable por la acción combinada de los productores, el control y la acción del Instituto de Sanidad y Calidad Agropecuaria de Mendoza (Iscamen)y la Fundación CampoLimpio.

En nuestros campos hay ruta de los bidones de agroquímicos, pero se practica con cierta asiduidad el lavado de los recipientes plásticos, su traslado, acopio, reciclado y reutilizado en otros fines no riesgosos.

El medio periodístico citado recorrió Mendoza y comprobó que la implementación de ese sistema de recupero está bastante más avanzado que en otras partes del país, pues comenzó mucho antes de la ley nacional sancionada en 2017. “Bichos del Campo” atribuye el avance registrado en esta materia ambiental al agrónomo Oscar Astorga, quien se desempeña como coordinador del área de agroquímicos dentro del Iscamen.

El profesional consiguió que Mendoza se anotara entre las primeras en adoptar el sistema de centros de acopio, cuando antes se aconsejaba quemar y enterrar los envases de residuos tóxicos, y ahora la solución llega por el retiro de esos recipientes y su ubicación en espacios confinados.

El programa pretende evitar la diseminación en el terreno de recipientes potencialmente tóxicos por las sustancias que trasladan, como ocurría en los procedimientos anteriores a los centros de Acopio. Esto supuso un cambio de paradigma.

Resumiendo, Mendoza es pionera en esta protección ambiental, ya que cuenta con una ley que fue promulgada en 2018, dando nacimiento a los CAT (centros de acopio transitorio) en convenio con CampoLimpio.

Una aspiración del sector agropecuario y de las autoridades es que se aumenten los CAT, ya que existe uno por cada oasis y ciertamente están faltando más para que los agricultores dispongan de mayores facilidades para llevar los bidones a esos puntos.

Afortunadamente, tras muchos años de militancia en la protección del ambiente y la sustentabilidad, hoy dueños de bodegas y viñedos, fruticultores y horticultores tienen otra conciencia en lo que concierne a la protección de la tierra y su entorno, dando respuestas concretas ante el desafío de evitar más contaminación.

Es más difícil ahora que alguien se desentienda en los temas que puedan afectar el ambiente. Este año se puede romper el récord en cuanto a la recuperación de envases. Se ha arribado al 130% de crecimiento comparado con respecto a los últimos cinco años.

Por eso es necesario que no decaída el entusiasmo de los productores en apoyar esta política de acción y que el Gobierno mantenga los auxilios necesarios para llevarla a cabo.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA