Vitivinicultura: la cosecha 2024 será un 30% superior a la temporada pasada

Son las primeras estimaciones luego de la desastrosa temporada 2023. Los problemas que ocasionó el viento Zonda.

Primeras estimaciones: se espera una cosecha de uva un 34% superior a la temporada pasada.
Primeras estimaciones: se espera una cosecha de uva un 34% superior a la temporada pasada.

Después de un 2023 que quedó en la historia por la peor cosecha de uva desde que se tiene registro, principalmente por los daños que produjo la helada y detrás el granizo, en este 2024 las cifras comienzan a revertirse y las primeras estimaciones indican que esta temporada llegará con un 34% más que el año pasado.

Según los datos que recabó Acovi, la proyección para esta temporada es de una cosecha que se ubicará entre los 18 y 19 millones de quintales en el país. Si bien ese 34% más podría ser considerado una mejora importante, hay que tomar en consideración que el punto de partida son los 14.533.000 de quintales que efectivamente se cosecharon en 2023.

“Ya tenemos el primer pronóstico que nos los han dado los ingenieros, siempre hablando de nuestro propio sistema, y en principio tenemos un 34% más de producción que el año pasado. Eso nos indica que van a ser casi 19 millones de quintales a nivel nacional”, dijo Fabián Ruggeri, presidente de Acovi.

Según el viñatero, entre los principales problemas que detectaron está el efecto Zonda, algo la heladas y actualmente el calor extremo.

“Cuando un recorre los viñedos puede observar que han sido afectado por varios factores, en primer lugar el Zonda, algo de halda que hubo y también los calores extremos que hemos tenido. Eso repercute en que los brotes no están del tamaño que deberían estar y hoy los viñedos tienen un color verde amarillento. Eso va a hacer que definitivamente tengamos menos producción por el corrimiento que hay en los racimos, le faltan granos y también está el tema del tamaño del grano en muchos casos”, explicó.

Matías Manzanares, de la Asociación de Viñateros de Mendoza, coincidió en gran medida con el análisis del presidente Acovi.

“Si bien todo es mejor que el año pasado, que fue terrorífico por los accidentes climáticos, este año se ve un poco más de uva, viene mejor, pero todavía falta porque e algunas zonas como el Este cayó en una semana dos veces granizo, o en el norte heló dos veces, y el Zonda causó daño”, afirmó manzanares.

Pese a todo “se nota una mejoría y ayudados también de que tenemos más agua. Ahora la esperanza es que podamos llegar con los granos un poco más llenos, tener más kilos, necesitamos que avance un poco más enero para poder saber bien”, indicó el productor vitícola.

La visión en el Centro de Viñateros y Bodegueros del Este es prácticamente similar ya que “el viento Zonda comenzó a soplar reiteradamente y particularmente cuando empezaba la floración lo que indudablemente provocó un corrimiento muy importante en los racimos. Esto quiere decir que por ahí había una perspectiva de una producción, pero tras el viento y algunas heladas, esa expectativa ha bajado”, opinó Mauro Sosa.

Pese a todo, el dirigente considero que “en líneas generales los viñedos que se han podido trabajar están en condiciones sanitarias óptimas” por lo que “hay que esperar como avanza enero” porque “dada las proyecciones de probabilidades de lluvias y los ataques de las distintas enfermedades, y ver si (el productor) puede costear todas las curaciones, porque no hay que olvidar que siguen estando los problemas económicos de siempre”, sostuvo.

Julián Noguerol, ingeniero agrónomo y productor de vid y elaborador, estimó que “después de la peor cosecha que hemos tenido en años, creo va a haber entre un 30% y 40% más que el año pasado, pero hay que olvidarse de una cosecha normal, no existe más eso. Además, los productores que no pudieron hicieron las cosas bien para recuperar nutricionalmente la planta después de lo que pasó el año pasado con las heladas, este año van a tener una brotación de normal para mala”, aseguró.

Al igual que sus pares, Noguerol explicó que “lo que termina marcando bien la producción en general son siempre las heladas y este año hubo heladas pero en zonas muy puntuales, no son significativas, por lo que ahora hay que esperar a ver qué pasa con el granizo y rogar que no haya grandes problemas”, agregó.

Cosecha y mercados

En línea con las primeras estimaciones que realizó Acovi, la producción estimada para el 2024 estaría casi equilibrada con las previsiones de ventas.

Para este año prevén colocar tanto en el mercado interno como el externo, el doble de mosto que en la temporada anterior. “Estamos hablando de vender 80.000 toneladas de mosto”, dijo Ruggeri.

Con esos números en mente, y con una perspectiva de consumo que fue en picada a lo largo de todo el año pasado, y por el momento no hay indicios de repute “entre el mercado interno y la exportación, eso nos da una cosecha de 17 millones y medio quintales, aproximadamente, con lo cual, de ahí para arriba, habrá que ver después como lo podemos exportar o qué hacemos con ello”, comentó el titular de la Asociación de Cooperativas.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA