Vargas Arizu: "Estamos a 45 día de empezar la cosecha y necesitamos tener previsibilidad"

El ministro de producción aseguró que las retenciones al vino son una “incongruencia” y que trabajarán para volver al 0%.

Lic. Rodolfo Vargas Arizu Ministro Producción de Mendoza
Foto: Orlando Pelichotti
Lic. Rodolfo Vargas Arizu Ministro Producción de Mendoza Foto: Orlando Pelichotti

En una reciente reunión llevada a cabo por el Ministerio de Producción de Mendoza, el titular de la cartera, Rodolfo Vargas Arizu, en un encuentro con representantes del sector vitivinícola, expresó la postura del gobierno provincial respecto a las retenciones a las exportaciones de vino. El ministro, enérgicamente, planteó la necesidad de revisar estas medidas que afectan significativamente a la vitivinicultura mendocina.

“Desde el gobierno de la provincia, queremos dejar en claro que nuestra postura no busca confrontar al gobierno nacional. Comprendemos las limitaciones y restricciones que enfrentan, pero consideramos crucial abordar el tema de las retenciones, especialmente en lo que respecta a la vitivinicultura”, estimó.

“El 8% de retención que se ha mantenido en este sector nos parece incongruente. Argentina necesita divisas y nosotros contamos con productos de calidad para ofrecer al mundo, pero imponer retenciones a estos productos es una contradicción. Vamos a pedir una reducir estas retenciones a cero, especialmente en la vitivinicultura”, sostuvo.

Lic. Rodolfo Vargas Arizu Ministro de Producción de Mendoza
Foto: Orlando Pelichotti
Lic. Rodolfo Vargas Arizu Ministro de Producción de Mendoza Foto: Orlando Pelichotti

El funcionario hizo hincapié en las diferencias fundamentales entre la vitivinicultura y otros sectores productivos, destacando que la comercialización del vino implica un proceso distintivo que va más allá de una transacción comercial estándar. Subrayó la necesidad de promover la identidad regional en los mercados internacionales, haciendo especial énfasis en la singularidad de los productos mendocinos.

“Estamos a 45 días de la cosecha y necesitamos previsibilidad”, admitió pero a pesar de la posición, el ministro manifestó que el gobierno de la provincia no busca confrontar con el gobierno nacional, sino más bien explicar la relevancia de esta solicitud y disipar cualquier desconocimiento que pueda existir al respecto. Se destacó que esta inquietud no es exclusiva de un grupo reducido, sino un sentir generalizado en toda la industria vitivinícola, respaldado por distintas bodegas y representantes del sector.

“La dinámica de exportación del vino es completamente distinta a la de otros productos como la soja. En lugar de simplemente comercializar, debemos desarrollar y crear un mercado propio. Vendemos más que vino, vendemos Mendoza, vendemos Argentina. No es lo mismo que la soja, que puede provenir de diversos lugares sin distinción, nosotros vendemos una identidad única”, explicó.

“Consideramos -continuó- que estas retenciones constituyen una agresión a la economía regional, no solo en el sector vitivinícola sino en todos los productos. Nuestra postura no es confrontativa, sino explicativa. Existe desconocimiento al respecto, por eso esta mañana conversé con Vilela para explicarle nuestra postura.”

En cuanto a las implicaciones de mantener las retenciones, el ministro advirtió sobre el impacto negativo que esto podría tener, especialmente en la exportación de vino a granel, enfatizando que dificultaría la proyección a futuro y la capacidad de competir en un mercado global en constante evolución.

El pedido de Cornejo

Cabe recordar que a primera hora del día, el gobierno de Alfredo Cornejo difundió un comunicado en donde la provincia solicita retenciones a la exportación de productos vitivinícolas al 0%

“Ante los cambios en el proyecto para modificar los derechos de exportación para los sectores más sensibles de la agroindustria que dio a conocer el secretario de Bioeconomía (ex Agricultura), Fernando Vilella, desde el Gobierno de Mendoza se considera que la única salida para mantener la estructura productiva actual y evitar problemas de excedentes vínicos que repercutan en la rentabilidad y sostenibilidad del sector en su base primaria es la exportación. Para ello, es imperioso que el equipo económico del Poder Ejecutivo Nacional revea la situación y establezca una alícuota para los derechos de exportación de los productos vitivinícolas del 0%. De lo contrario, subsumirá a la vitivinicultura en un proceso de contracción en sus ventas totales, que derivará en acumulación de stocks y a la disminución de precios pagados a los productores y elaboradores. En definitiva, a mayor nivel de pobreza y exclusión en las provincias productoras”, sostiene el comunicado.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA