Se triplicaron las empresas mendocinas que pagaron sueldos con ayuda estatal

Se triplicaron las empresas mendocinas que pagaron sueldos con ayuda estatal
Las panaderías pudieron ingresar al programa Repro II a partir de junio. Foto: Orlando Pelichotti

El Gobierno sumó al Repro II a sectores críticos y amplió el beneficio a monotributistas y autónomos. Así, las firmas asistidas pasaron de 536 a 1.512. Ayer se confirmó que el programa continuará en julio.

Durante junio el Gobierno Nacional pagó parte del salario a 24.615 trabajadores de Mendoza y generó un alivio a 1.518 empresas con domicilio fiscal en la provincia por $ 454,4 millones, en el marco de la segunda etapa del programa Recuperación Productiva (Repro). Los números superan ampliamente a los registrados en mayo, cuando la Nación asistió en la provincia a 536 empresas y 11.701 empleados, por $ 177 millones.

La mayor cobertura se asocia a la incorporaron nuevas actividades, que antes no eran alcanzada por el Repro. Así lo señaló, Gonzalo Navarro, responsable de la Agencia Territorial Mendoza, del Ministerio de Trabajo de la Nación, quien aseguró que en lo que va del Repro, en total se ha subsidiado el salario de 56.173 de trabajadores. “Se han destinado en total $1.270 millones a Mendoza, siendo esta la quinta provincia de Argentina que más beneficios recibió para el sostenimiento del empleo”, comentó.

Por otro lado, Navarro destacó que a esta asistencia se suman los programas de promoción del empleo joven -que este mes tendrá actualización de montos- y el Programa Federal de Fortalecimiento de la Reactivación Productiva, que busca generar 1.000 nuevos puestos de trabajo en el agro y la agroindustria mendocina.

Repro II para julio

El jueves se publicó en el Boletín Oficial la Resolución N° 387/2021, que extendió el Repro II para los salarios de julio. La normativa mantuvo los montos en $ 22.000 para las trabajadores de empresas de sectores críticos. Además, sumó al beneficio a los comercios de rubros no esenciales que más se han visto afectados por la crisis, como indumentaria, textiles, cuero, calzado, electrónica, electrodomésticos, muebles y vehículos, entre otros.

También se incorporó a comercios de ramas esenciales pero que en los últimos meses han estado afectados por la caída de la circulación, como kioscos, panaderías, heladerías y estaciones de servicio.

Adrián Arlin, presidente de la Cámara Empresaria de Comercio, Industria, Turismo y Servicio (Cecitys) de la Ciudad de Mendoza, celebró la ampliación del Repro, pero advirtió que a las pymes del rubro comercio les cuesta mucho poder acceder a la asistencia. “Hay que analizar la letra chica del programa, De todas formas creemos que todo sirve para poder pasar estos momentos de dificultades”, apuntó.

Se mostró de acuerdo Arturo González Martín, presidente de la Cámara de Turismo Mendoza. “El Repro está instrumentado para nuestro sector desde enero, pero nunca fue de fácil acceso, a diferencia del ATP, que lo reciben todas las empresas. Independientemente de la documentación, en cada mes el comité va cambiando los parámetros y así se dificulta poder entrar. Hay firmas que han accedido algunos meses si y otros no, aunque hay que reconocer que con el correr de los meses se ha ido flexibilizando”, declaró el empresario.

Por su parte, Samir Massud, de la Cámara de Food Trucks, indicó que el Repro II ha colaborado para descomprimir la carga fija mensual que representa el costo de los salarios para el sector gastronómico. No obstante, comentó que en el caso de los foodtrucks la mayoría son atendidos por sus propios dueños, por lo que no reúnen los requisitos para acceder al programa.

Programas de empleo

“La Nación tiene tres estrategias para la promoción del empleo. La primera es la de sostenimiento, que se desarrolla con el Repro II y el Programa Federal de Fortalecimiento de la Reactivación Productiva, ejecutado directamente por el Gobierno de Mendoza (1.000 puestos de trabajo). La segunda es la de los programas entrenamiento para el trabajo, inserción laboral y crédito fiscal, que se dan a través de las oficinas de empleo municipales para lograr mayor dispersión territorial”, destacó Gonzalo Navarro.

En el caso de la tercera estrategia, inicia con programas de formación, por el que los jóvenes pueden capacitarse en un oficio y cobrar un aporte de $ 4.500. Además, existen otras opciones, como “el programa de entrenamiento para el trabajo”, que implica una jornada de cuatro horas diarias en una empresa, de lunes a viernes, por una contraprestación de $ 15.000.

“Es importante aclarar que con este programa el empleado no acumula antigüedad en la empresa. Quien se entrena tiene una relación directa con el Ministerio de Trabajo, que dura seis meses, y luego de eso el empleador no tiene la obligación de contratarlo, porque el objetivo es que adquiera experiencia”, señaló el responsable de la Agencia Territorial Mendoza, del Ministerio de Trabajo de la Nación.

Ahora bien, para controlar que no se genere un círculo vicioso en el que las empresas toman jóvenes en entrenamiento para evitar tener personal en blanco, Navarro explicó que “pueden tomar tantos chicos como trabajadores registrados tengan” (si no tienen trabajadores en blanco, podrán iniciar con uno o dos en entrenamiento). Pasados los seis meses, si no contratan, tendrán que esperar otro semestre para volver a participar. “Hay un equipo de supervisores controlando esto, porque el objetivo es ir hacia un proceso de regularización”, agregó el funcionario.

Otro programa, que puede complementar al anterior, es el de inserción laboral, por el que la Nación cubre $18.000 del salario de los nuevos ingresantes a las empresas (el resto del salario de convenio lo completa el empleador), por un período de 12 meses si el nuevo empleado es una mujer, una mujer en contexto de violencia, una persona trans o un hombre de más de 40 años, y de nueve meses para el resto. Este aporte tuvo un incremento, ya que estaba en $10.000 hasta el último mes.

Mas de 14 mil jóvenes en formación y entrenamiento

Entre agosto del año pasado, y lo que va de este año, 14 mil jóvenes han participado en los programas de formación, entrenamiento e inserción laboral que tiene la Nación, a través de los diferentes municipios de Mendoza.

La mayoría de los participantes son chicos que se acercan a los programas de formación para sumar experiencia en sus hojas de vida y buscar trabajo por su cuenta, pero también hay personal que completó o que está actualmente dentro de los seis meses de entrenamiento, o transitando los 9 o 12 meses de trabajo en blanco con aporte Nacional, para luego continuar trabajando en las condiciones que marca cada convenio colectivo de trabajo.

Reactivación productiva

Mendoza fue la primera provincia en adherir a la Programa Federal de Fortalecimiento de la Reactivación Productiva. El fin, es “estimular la promoción del empleo y fomentar la generación de nuevos puestos de trabajo, acompañando el proceso de reactivación del entramado productivo industrial y agroindustrial”.

Por medio del mismo, el Ministerio de Desarrollo Productivo desembolsa Aportes No Reembolsables (ANR) otorgados por el Fondo Nacional de Desarrollo Productivo (Fondep), de forma mensual y durante tres años, por cada nuevo trabajador.

La adhesión de Mendoza al programa se basa en el acta firmada el 27 de abril pasado en la que se estableció que se crearían 1.000 puestos de trabajo que implican un desembolso de $ 225 millones por parte del Fondep. En este caso, la inscripción se realiza a través de la página del ministerio de Economía de Mendoza.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA