Los créditos para el sector productivo fueron bienvenidos, pero aguardan la “letra chica”

El Gobierno provincial anunció un financiamiento por $40 mil millones, con tasa subsidiada, para malla antigranizo, eficiencia hídrica y energética, y compra de activos fijos.

Los créditos para el sector productivo fueron bienvenidos, pero aguardan la “letra chica”

El anuncio de los créditos para colocar malla antigranizo, desarrollar eficiencia hídrica y/o energética, o realizar compra de activos fijos por parte del Gobierno provincial fue bien recibido desde el sector productivo, que insistía en la necesidad de contar con financiamiento a tasas accesibles. De todos modos, esperan la reglamentación para saber cuáles serán los requisitos y si será accesible para los pequeños y medianos agricultores.

En las últimas semanas, la producción ha sido objeto de diversos anuncios. Primero, fue el del retiro del financiamiento al Instituto de Desarrollo Rural. Después, la confirmación de que se elimina la lucha activa contra el granizo con aviones y se optará por acompañar en forma directa al productor. Y ahora, el de una línea de crédito por $40 mil millones, de los que $20 mil millones serán con el Banco Nación.

Es que la entidad bancaria ofrece un interés del 19% nominal anual y la Provincia bonificará 5 puntos porcentuales más durante los primeros tres años, con lo que la tasa final quedará en el 14%. El plazo de devolución será de 7 años, con 6 meses de gracia.

Los fondos son para productores agrícolas, ganaderos y pymes de diversas actividades, y podrán destinarse a la protección frente a las contingencias climáticas, con la colocación de malla antigranizo; la eficiencia energética, con la instalación de paneles solares; la eficiencia hídrica, con sistemas de riego por goteo, bombas y equipamiento; o la adquisición de activos fijos, como maquinaria agrícola u otros que el productor necesite.

Juan Roth, presidente de la Cámara de Comercio, Industria, Agricultura y Turismo de Tunuyán, quien participó de la presentación el martes en Casa de Gobierno, comentó que son créditos blandos, con tasas bajas, que pueden ayudar mucho al sector productivo. Detalló que se venía planteando la importancia de poder acceder a financiamiento para colocar malla antigranizo, porque en el Valle de Uco no volaban los aviones de la lucha, sino que se combatía con generadores de yoduro de plata, pero la densidad de estos cañones no era suficiente para la cantidad de hectáreas, por lo no resultó efectivo.

Foto: Los Andes
Foto: Los Andes

Añadió que la malla se debe complementar con un seguro agrícola que cubra realmente el costo de la producción por hectárea en caso de pérdida -no se habló sobre esto el martes- y consideró que se debe dar discusión al tema para llegar a una alternativa.

Roth indicó que desde las instituciones están trabajando para ofrecer soporte a los productores en la confección de los proyectos para acceder a los créditos, de manera de que puedan resolverlo antes de que empiece la temporada de tormentas. Consideró que una alternativa es desarrollar un instructivo, para que el trámite no sea un impedimento a la hora de gestionar el préstamo. Aunque subrayó que también dependerá de la capacidad crediticia de cada pyme que se postule.

Si bien los créditos estarán disponibles desde la segunda quincena de julio en todas las sucursales del Banco Nación, ya se puede solicitar información en las sedes del Fondo para la Transformación y el Crecimiento. La operatoria se divide en tres tramos: el segundo contempla créditos por $10.000 millones, con tasa nominal anual bonificada de 19%; y el tercero será por el mismo monto y se definirán las entidades bancarias a través de una licitación pública.

Fabián Ruggeri, presidente de la Asociación de Cooperativas Vitivinícolas Argentinas (Acovi), indicó que estos créditos eran muy esperados por el sector productivo y habían sido prometidos tanto por el Gobierno provincial como el nacional. Asimismo, resaltó que no sólo tienen como destino la agricultura, sino la producción en general, y que las tasas son más acordes a las necesidades de la industria.

Indicó que están muy conformes con este anuncio y que esperarán a que se conozca la reglamentación y cuáles serán las exigencias tanto de las presentaciones, es decir la documentación que se va a requerir, como de las tasas: si son cancelables o no; entre otros aspectos vinculados a la “letra chica”.

Foto: Los Andes
Foto: Los Andes

Mauro Sosa, gerente del Centro de Viñateros y Bodegueros del Este, manifestó que los anuncios están en línea con las aspiraciones del sector, de modernizarse y de avanzar en la eficiencia energética e hídrica. Esto último, en particular, porque se está discutiendo un nuevo Código de Aguas, en el que no sólo se ordena y armoniza la legislación dispersa, sino que se introducen conceptos de uso sostenible del recurso. También se refirió a la posibilidad de financiar la compra de activos fijos e indicó que es importante la renovación del parque automotor agrícola y de otros implementos.

Si bien consideró que todo eso es positivo, también señaló que hay que ver quiénes podrán acceder realmente a este tipo de financiamiento, más allá de la aspiración compartida de modernizarse, incorporar tecnología e innovar en los productos. Esto, ya que para hacerlo hace falta inversión, pero también rentabilidad y una macroeconomía ordenada. “Bienvenidos sean este tipo de anuncios, pero que también se puedan materializar”, planteó.

Desde el sector agrícola en general y vitivinícola en particular se ha repetido que muchos productores han ido perdiendo rentabilidad y, aún con tasas subsidiadas, no cuentan con capacidad para invertir (además de que, en ocasiones, y en particular los más pequeños, no tienen el negocio en regla para cumplir con los requisitos de los créditos).

Sobre esto, en la reunión del martes, el intendente de General Alvear, Alejandro Molero, propuso buscar una figura para incluir a los productores pequeños, que no son sujetos de crédito ante un banco y a los que el municipio podría avalar con coparticipación. Sucede que, en este departamento hay muchos problemas de dominio, como sucesiones.

Se debe tener en cuenta que instalar el riego tecnificado demanda una inversión de unos US$ 5.000 por hectárea, mientras que colocar malla antigranizo tiene un valor de US$ 4.000 a 4.500 por hectárea, cuando el viñedo es con espaldero, pero se eleva a US$15.000 a 18.000 para estructuras altas, como la del parral (en todos los casos, a tipo de cambio oficial).

Sosa señaló que también están a la expectativa de los anuncios sobre el seguro agrícola. Cuando se habló del desmantelamiento de la lucha activa con aviones -subrayó que no se hizo referencia explícita a los generadores-, se mencionó el financiamiento directo al productor, que se lanzó oficialmente esta semana, y también una nueva modalidad de cobertura aseguradora en caso de daños por contingencias climáticas.

Sobre esto, manifestó que aguardan precisiones sobre si estará también subsidiado el seguro (se habló de un sistema público-privado), si será obligatorio para los productores y otros detalles.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA