El avance de la tecnología impone nuevas formas de trabajo con el recurso humano

Durante el ciclo Pilares, de diario Los Andes, se plantearon las estrategias para retener a los nuevos talentos de las empresas de servicios basados en el conocimiento.

Foto: Ignacio Blanco / Los Andes
Durante el ciclo Pilares, de diario Los Andes, se plantearon las estrategias para retener a los nuevos talentos de las empresas de servicios basados en el conocimiento. Foto: Ignacio Blanco / Los Andes

El crecimiento de empresas de informática y servicios provoca cambios en las búsquedas laborales y en cómo retener a los talentos. Un fenómeno que impacta en actividades tradicionales.

El avance de las empresas de Servicios Basados en el Conocimiento (SBC) a nivel mundial implica cambios en la forma que tienen las empresas de relacionarse con su personal, una evolución que también se da en Mendoza. Esa fue una de las conclusiones del primer encuentro del ciclo “Pilares para el desarrollo sustentable de la región”, una propuesta de Diario Los Andes que comenzó con la temática Innovación y talento.

Empresarios, académicos, funcionarios y hasta el gobernador de Mendoza, Rodolfo Suárez, participaron de un evento donde se analizaron qué recursos humanos busca el mercado laboral, el desarrollo del sector tecnológico y cómo se puede cambiar para pensar en un crecimiento a largo plazo. Distintos especialistas presentaron los cambios de las empresas y cómo hoy, por ejemplo, es clave que los proyectos seduzcan a los empleados.

Para poner en marco el crecimiento de los SBC, se puede tener en cuenta un informe presentado en agosto de este año por la Dirección de Estadísticas e Investigaciones Económicas (DEIE), la UNCuyo y el Ministerio de Economía de Mendoza. Allí se revela que, de marzo de 2018 a marzo 2022, mientras el empleo total en Mendoza decreció, se crearon alrededor de 1.500 nuevos puestos registrados vinculados a SBC.

Es indudable el crecimiento del sector tecnológico en la provincia, y dentro del mencionado informe se señala que, entre 2018 y 2022, en Mendoza aumentó 73% el empleo en Software e Informática. La tasa mendocina es la más alta de Argentina (en promedio, 35,7%), el triple que en CABA (26,3%) y superior a Córdoba (49,4%) y Santa Fe (41,8%).

Invertir en talento

Se estima que los Servicios Basados en el Conocimiento generan en la provincia unos US$ 320 millones anuales. En esta categoría se incluye no solo software, sino también la industria audiovisual, videojuegos, consultoría e investigación y desarrollo. Mendoza ya cuenta con varias oficinas de empresas tecnológicas nacionales como Mercado Libre, Globant, OLX y Etermax, y es una plaza de interés para compañías internacionales, como la empresa israelí Yaya Soft.

Un representante de esas empresas que participó del ciclo Pilares fue Martín “Roque” Risiga, gerente regional para Cuyo y Patagonia de Globant, empresa unicornio referente en tecnología (que adquirió a la mendocina Bellatrix en 2019 y hoy cuenta con cerca de 200 personas en Mendoza). En cuanto a cambios con el personal, Risiga comentó que la virtualidad permite que hoy trabajen en conjunto personas de distintos puntos del país, pensando más en objetivos concretos que en horarios rígidos de trabajo.

Hoy Globant tiene oficinas en Estados Unidos, México, Chile y Reino Unido, con una importancia especial en su natal Argentina. “Hoy tenemos 24.000 ‘globers’, como les decimos a nuestros empleados, en todo el mundo, y tenemos el 30% en Argentina, lo cual es una huella muy importante. Queremos seguir apostando en términos de oficinas, abrimos una oficina en Córdoba. Hace muy poquito me tocó participar de algo muy significativa, la apertura de la oficina en Ushuaia”, contó Risiga.

Además, “Roque” Risiga consideró que el vínculo con instituciones educativas es clave para incentivar al sector, y Globant trabaja en conjunto con universidades para presentarle a los jóvenes sus propuestas. En este sentido, un dato no menor es que Mendoza posee 8 universidades (9 si se considera a la sede de Universidad Siglo XXI) y varios institutos de formación terciaria.

Una conocedora de talento humano vinculada a tecnología es María Florencia Rodríguez, coordinadora ejecutiva del Polo TIC Mendoza, asociación que reúne a entidades y empresas tecnológicas de la provincia. En el ciclo Pilares, ella comentó que muchas veces la palabra “innovar” se piensa como sinónimo de adquirir maquinaria, sin embargo, la fortaleza del concepto está en la formación del personal que va a ejecutar los nuevos procesos.

“Las industrias están necesitando formar nuevos talentos, los consumidores buscan nuevas experiencias, y hoy tenemos que poder acercarnos a eso y dar respuesta a los cambios que nos exige el mercado”, comentó Rodríguez. En su visión, hablar de talento implica trabajar con responsabilidad, con autonomía y gestión, de manera de poder innovar en los procesos, en la comunicación y en las tareas cotidianas, analizando de manera crítica el contexto.

La coordinadora ejecutiva del Polo TIC Mendoza agregó: “Si logramos tener una estrategia de innovación a partir de la cartera que se nos abre, con posibilidades al riesgo -porque no es fácil-, vamos a poder sostener las empresas a largo plazo”. Además, recordó que en la cultura argentina suele estar mal visto el fracaso, pero es necesario tomarlo como una forma de aprendizaje y así poder avanzar a base de prueba, error y corrección.

Cambios en lo tradicional

Las empresas de SBC son disruptivas en su forma de relacionarse con empleados, pero, ¿esto también se traslada a rubros tradicionales? En ese sentido, un disertante del ciclo Pilares fue el reconocido enólogo Alejandro Vigil, que incluso hace menos de un mes sumó otro reconocimiento con 100 puntos para uno de sus vinos en la Place de Bordeaux (la “Wall Street” del vino).

Al creador de Universo Vigil (empresas de gastronomía, olivicultura y hasta cerveza), le preguntaron si entre sus empleados buscaba perfiles de posibles líderes y contestó: “Es imposible creer que podemos crecer con figuras, necesitamos equipos. Hay que buscar gente que sea superior a uno para crecer”. Como ejemplo, señaló que incursiona en agua mineral embotellada y para eso contactó con especialistas en el tema. “¡Yo de agua solo sé cuanto tiene el vino y el cuerpo humano!”, dijo entre risas.

Eso implica un cambio de pasar de una estructura jerárquica centralizada a otra más abierta con especialización por proyectos. Si bien las nuevas iniciativas pueden implicar cometer errores, Vigil compartió que, en una conversación con el basquetbolista “Manu” Ginóbili, analizaron que son muchos más los partidos perdidos que los ganados, y poder aprender de esos errores es una clave para poder triunfar más adelante.

Otro punto que mencionó el “Messi del vino” es que, en cada lugar en el que esté, se debe buscar generar un impacto: “Siempre dije que con el vino quería cambiar el mundo, y solo puedo cambiar mi entorno, en cada sector en el que esté, pero ese es el camino; que quienes trabajen con uno, luego sean jefes, o encargados de proyecto (algo que sucede). Todo eso es fundamental para tener gente capacitada en la vitivinicultura”.

La historia de María Fernanda Bonesso, otra disertante del evento, está muy vinculada a la producción agropecuaria, como hija de productores rurales. Ella es cofundadora y CEO de Agrojusto, una startup que tiene como fin acercar la tecnología a productores de manera de reducir la cantidad de intermediarios. Su proyecto fue reconocido por Naciones Unidas y el laboratorio de innovación del Banco Interamericano de Desarrollo (BID Lab).

Bonesso veía como sus padres no podían levantar la cosecha porque no se justificaba el precio, mientras que por otro lado mercados de Buenos Aires buscaban productos frescos como los que tenían. Fue entonces cuando decidió plantear una propuesta para poder acortar esa brecha entre productores y consumidores, pero no se trató solo de usar internet, sino de pensar en un proyecto a largo plazo.

Convoqué a líderes tecnológicos para ser más que un MarketPlace, y así nació el modelo acompañado por el BID Lab y la ONU, para ser los aliados tecnológicos de organizaciones que incluyen al productor dentro de un sistema”, comentó Bonesso. Ese sentido de buscar profesionales y expertos para poder trabajar en conjunto, es otro de los cambios que plantean las empresas de corte tecnológico.

Poder adaptarse

Roberto De Rossetti, secretario de Transformación Digital de la UNCuyo (un área creada recientemente por dicha universidad), fue otro de los panelistas del ciclo Pilares. Cuando se le preguntó qué es innovar, él respondió que es hacer las cosas de manera distinta. La palabra en sí, señaló, viene de hacer algo de nuevo, pero no con el error, sino con el aprendizaje. “Si rehacemos con aprendizaje y con talento, estamos innovando”, sintetizó.

En cuanto a los cambios que se dan dentro del mercado laboral y con relación a los trabajadores, De Rossetti, especificó que hoy se destaca la necesidad de flexibilidad: “Se trata, básicamente, de la flexibilidad. Los modelos cambian permanentemente y lo que no va a cambiar es la necesidad de adaptarse”.

En ese marco, apuntó De Rossetti, el proyecto de transformación digital inicia en el recurso humano, en descubrir el talento y motivarlo para obtener una lectura de mejora de procesos, y recién ahí vendrán “los fierros”. En otras palabras, no se trata de que la innovación en las empresas venga por sumar nueva maquinaria o llenar una sala con notebooks, sino que hay que pensar la innovación desde las personas, luego desde los procesos y finalmente con la tecnología en sí.

Por su parte, Federico Morábito, director de Innovación y Desarrollo Económico de Mendoza, opinó que pensar la Mendoza del futuro implica pensar el talento humano orientado de manera colaborativa. Esto permitiría generar crecimiento a través de la innovación, el espíritu emprendedor y el uso de tecnologías, cuidando la cohesión social y el impacto ambiental positivo.

“Creo que todos los sectores tienen que innovar, que buscar generar su camino en el proceso de transformación digital, camino a una industria mucho más inteligente. En algunos lugares la industria 4.0 ya es una realidad”, apuntó Morábito. Esto implica tanto a sectores agroindustriales que producen alimentos y bebidas, como a la producción industrial y a los servicios.

El director de Innovación y Desarrollo Económico comentó que la intención es articular la innovación que se genera desde las empresas privadas con el sector público, con la idea de que Mendoza aplique procesos modernos a la altura de la tecnología que se aplica en el mundo. “Las economías que son dinámicas, las economías que crecen y son competitivas son economías que han logrado consolidar este proceso, de manera transversal en todos los sectores productivos y en todas las cadenas de valor”, concluyó el funcionario.

Otro especialista que dialogó en el 1° Encuentro de Pilares fue Sergio Faraudo, director de Capital Humano de Telecom Argentina, empresa con inversiones en la provincia y que busca nuevos talentos. “Telecom va de una empresa de telecomunicaciones a una que se apalanca en la tecnología para sumar desafíos, perfiles digitales que respondan a las necesidades de nuevos negocios”, comentó.

Un cambio que mencionó Faraudo es que actualmente una persona se puede sumar a una empresa “desde cualquier lugar, en cualquier momento, con un dispositivo digital” y la tecnología “crea puentes de accesibilidad al conocimiento”, de modo que una empresa puede sumar personal desde cualquier parte del mundo. El director de Capital Humano afirmó que hoy se impone el “nomadismo digital” (fuera del “sedentarismo del home office”) y que Telecom debió adaptar ese modelo a sus 22.500 empleados.

Además, este especialista señaló que hoy las empresas deben proponer a su plantilla trabajar en pos de proyectos, de forma tal que la persona se sienta parte y protagonista de un proyecto de su propio interés. Por último, Faraudo habló de la capacidad necesaria de liderazgo para apoyar y retener a los talentos, cuando éstos son los que eligen a las empresas, y ya no a la inversa como era antes.

La innovación según asistentes de Pilares

Carlos Iannizzotto - Presidente de Coninagro

La innovación en el campo argentino tiene distintas formas de expresarse. Hay una parte, que son los commodities, que ya han tenido más posibilidades de innovar. Pero está el otro campo, el de las economías regionales, provinciales, con el que hay mucho por hacer, porque necesitamos mejorar la cadena productiva. Este emblema que es la alimentación saludable y sustentable, para que llegue a la góndola, con la mejor calidad y el menor precio. Y eso se logra con innovación y tecnología.

Necesitamos una visión estratégica, que no sólo abarque la coyuntura sino el largo plazo. Mendoza tiene que ver de qué manera vamos solucionando los aspectos coyunturales y los estructurales. Y este ámbito nos lleva a reflexionar sobre las tremendas urgencias que tenemos, y cómo podemos alcanzar una sinergia entre lo público y lo privado que lleve a políticas de Estado, que le den al sector privado el protagonismo que hoy no tiene en la Argentina”.

Esther Sánchez – Rectora UNCuyo

La innovación es uno de nuestros ejes transversales. De hecho, en la universidad hemos generado una nueva Secretaría, que es la de Transformación Digital, que tiene mucho que ver con la innovación y con saber detectar y visibilizar los talentos, que es el enorme potencial que tenemos.

Celebramos que haya estos espacios de reflexión, de análisis, de proyección de temas estratégicos para Mendoza y la región en su conjunto, porque en estos ámbitos de debate, donde se involucran referentes de la sociedad, podemos ponernos de acuerdo en cuáles son los temas en los que tenemos que trabajar. Y es fundamental hablar sobre innovación y talento.

A la universidad le corresponde un rol muy importante en este sentido, pero como un protagonista más, que tiene que trabajar en conjunto con otros. Porque entiendo que la mejor manera de resolver estos desafíos enormes es trabajar colaborativamente todos los actores sociales”.

Pilares para el desarrollo

El evento realizado el pasado jueves 15/09 fue el puntapié de un ciclo de eventos que propone diario Los Andes para repensar los vectores de crecimiento que necesita debatir la provincia. Con un formato híbrido, el Diplomatic Hotel fue donde se reunió un amplio público para hablar sobre Innovación y talento, el primero de una serie de pilares.

Este acto se pudo realizar gracias al apoyo de distintos sponsors: Telecom Argentina, Lorenzo Automotores, Municipalidad de Godoy Cruz, Bodega Trapiche y Avatar Mendoza. Además, contó con el acompañamiento de Punto a Punto, Radio Mitre Mendoza, UNCuyo, Asociación de Ejecutivos de Mendoza, Coninagro y Fundación ProMendoza.

El evento se dividió en tres bloques. El primero fue una entrevista con el reconocido enólogo Alejandro Vigil, bajo el nombre “El camino de la evolución: apuesta, error y éxito”. Luego, el segundo bloque, “Cultivar el talento, esa es la cuestión”, contó con representantes de Telecom Argentina, Polo TIC Mendoza y la UNCuyo. El tercer bloque, “Qué significa crecer en el Siglo XXI”, incluyó a representantes de Globant, Agrojusto y el gobierno provincial.

El ciclo Pilares continuará con un encuentro por mes, y en octubre será el turno de Matriz productiva. Se abordará allí el rol de las Pymes regionales, la vitivinicultura como un modelo exitoso, el potencial de la minería y el desarrollo del turismo.

En noviembre, se trabajará sobre Educación, pensando los cambios que necesita la educación para lograr ser un país desarrollado. Por otro lado, en diciembre se analizará la temática Calidad institucional.

El ciclo continuará en el año 2023, y el primer pilar de la lista es Salud. Además, el año que viene se trabajarán otros dos pilares: Infraestructura y Gobierno Digital. Se puede ver el evento por el canal de YouTube de Los Andes y conocer las próximas ediciones en el sitio web pilares.losandes.com.ar.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA