miércoles 24 de febrero de 2021

Sólo suscriptores
Los deudores dicen que el Gobierno nacional no les da respuestas y amenazan con hacer protestas.
Economía

Las cuotas de los créditos UVA podrían aumentar más del 50%

En febrero vence el congelamiento que se dispuso en marzo de 2020. También la “convergencia” que evitó la suba de 26% de hace un año. Hay 15 mil familias mendocinas afectadas.

Los deudores dicen que el Gobierno nacional no les da respuestas y amenazan con hacer protestas.
Sólo suscriptores

El 31 de enero vence el congelamiento de las cuotas de los créditos hipotecarios UVA, que mantienen el mismo valor desde marzo de 2020. Ese mismo día cierra también el proceso de convergencia que evitó que las cuotas aumentaran un 26% en febrero de 2020. Ambos vencimientos aumentarían las cuotas por encima del 50%, pero antes de eso alrededor de 15 mil familias mendocinas que accedieron a los mismos esperan que se extiendan las medidas de alivio o bien se informe una solución definitiva.

La problemática alcanza a 105 mil deudores hipotecarios UVA en todo el país, según un relevamiento realizado por el Banco Central. De ese número, 95 mil corresponden a préstamos de hasta 120 mil UVAS y para vivienda única que, a pesar de los congelamientos y “convergencias”, ya cuentan incrementos del 133% en tres años, frente a salarios que acumulan tres años a la baja.

Ante esta problemática y con las promesas electorales en mente, los titulares de estos créditos venían trabajando el tema en una mesa en la que participaba la ex ministra de Desarrollo Territorial y Hábitat, María Eugenia Bielsa, y que luego continuó su sucesor, Jorge Ferraresi. Pero este mes les comunicaron desde ese ministerio que no estaban en condiciones de poder brindarles una solución. “Señalaron al BCRA y a los bancos, junto al área económica del gobierno, como quienes tienen competencia en el tema”, explicaron desde el colectivo denominado Hipotecados UVA, que inició sentadas frente a Casa de Gobierno en Buenos Aires. Según explican sus referentes en Mendoza, se espera extender las protestas en todo el país.

Si no hay cambios antes de fin de mes se descongelará la UVA, que a la fecha tiene un valor de $65,95 por cada una de ellas (+30,6% desde marzo), y las “deudas resultantes de los diferenciales entre las cuotas contractuales y las cuotas resultantes del congelamiento establecido, deberán ser refinanciadas para su pago a la finalización de la vida del crédito, salvo indicación explícita en contrario del deudor”.

La suba de las cuotas

“Comenzamos pidiendo $2,5 millones en 2017, hoy debemos $5,2 millones. La cuota inicial se pactó en $18 mil, pero hoy pagamos $42 mil” (+133%), destacó Juan, un deudor mendocino, quien señaló que sacaron el crédito cuando el Gobierno de Macri lanzó la línea, que tendría una cuota mensual similar a la de un alquiler. “Es una casa de barrio de 25 años, que se compró en Godoy Cruz. Tiene dos habitaciones, dos baños, patio, cocina y comedor”, señaló.

Desde el mismo colectivo, Agrupados por Mendoza, señalaron que “hoy una cuota promedio ronda los $25 mil, pero con el descongelamiento se iría a $40 mil en un solo mes”, y estiman que, dentro de seis meses, ya estarán pagando al menos $50 mil.

Los titulares del crédito suman el prorrateo que deberán afrontar los 18 meses que sigan al descongelamiento, con lo que las cuotas actuales habrán sufrido para 2022 incrementos del 200%, y ese dinero se sumará a nuevos pagos, en constante incremento, si la inflación no desacelera.

Ahora bien, el cálculo no es directo sino que por cada mes se acumula una diferencia por lo que no se pagó. Dicha diferencia, “mantendrá su denominación en UVA y pasará al final del período”.

Por otro lado, las cuentas se complican aún más si se considera que los deudores de este tipo de créditos se encontraban en un proceso de “convergencia de las cuotas” antes del inicio de la pandemia, y luego del congelamiento que se había establecido ya en agosto de 2019. Dicho mecanismo “evitó el salto del 26% en la cuota previsto a partir de febrero (de 2020) y, en su lugar, estableció una convergencia a lo largo de 12 meses”.

De acuerdo con el Banco Central, para “un crédito con una cuota de $12.000, el incremento del 26% previsto para febrero (de hace un año) hubiera implicado un salto en la misma hasta los $15.100 establecidos por la cuota contractual de ese momento. En el marco del mecanismo de convergencia, la cuota se incrementó a $ 12.600 (+5%)”. Y, si se considera el crédito máximo al que accedieron los beneficiados por el congelamiento, la cuota debería pasar de los $24.300 en enero a $30.700 en febrero (+26%). Con el mecanismo de convergencia, el monto a pagar en febrero será de $25.700 (+6%). En este escenario, quienes solicitaron créditos para vivienda única de hasta 120 mil UVA, se enfrentarán a incrementos que rondan el 56% (por el fin de la convergencia, más incremento de la unidad).

“Durante la campaña electoral, el Frente de Todos consideró que la lucha de las familias era genuina y justa. Hoy parece alejarse de esas propuestas y peor aún, nos desamparan frente a los bancos, como si estuviéramos en igualdad de condiciones; como si las entidades y el Estado no fueran responsables de garantizar nuestros derechos. Necesitamos que retome el Estado una mirada que proteja el derecho a la vivienda por sobre los intereses financieros”, señalan desde el colectivo en Mendoza. Agregan que “la mayor parte de las familias trabajadoras de clase media han tenido paritarias por debajo del 30% en lo que fue 2020 y, en muchos casos, falta de ingresos por ser monotributistas o trabajadores independientes y pérdida de empleos, teniendo en todos los casos una pérdida real del salario”.

Inaccesible

Ingresos de $300 mil para comprar una casa

El crédito de 120 mil UVAs solicitado en 2017 hoy correspondería a $7,9 millones, suficientes como para adquirir una vivienda de alrededor de $10 millones (la modalidad exige contar con ahorros previos por el 20% del valor de la vivienda). Pero para acceder a un crédito de este tipo, el banco pediría al interesado demostrar ingresos que superen los $370 mil (en Mendoza, un salario promedio bruto para los trabajadores registrados del sector privado y el público, más el informal de la economía, es de alrededor de $53 mil según la consultora Evaluecon, $44 mil con las deducciones de ley).

De acuerdo con el simulador de créditos hipotecarios en UVAs del Banco Nación, se trataría del sueldo necesario para garantizar una afectación de ingresos que no supere el 25%, y por un préstamo a reintegrar a lo largo de 240 meses.

En el ejemplo, en la primera cuota se devolverían $6.982,14 en concepto de “capital” y $85.744,40 en intereses ($92.726,53 entre ambos conceptos); más $638,42 para el pago del “paquete de servicios”. Expresado en valores UVA ($60,92 por cada una), se abonarían 1.522,10 unidades en la primera cuota, y un total de 129.908,08 unidades al finalizar el crédito, más cargos y seguros.

$40 mil

La cuota de febrero.

Para quienes pidieron el crédito máximo y que hoy pagan $24.300 mensuales, pasarían a pagar casi el doble en algunos casos. Hay enojo entre los beneficiarios.