La inauguración de una planta de Holcim podría demorarse por el cepo a las importaciones

Planta de Holcim en Malagueño, Córdoba
Planta de Holcim en Malagueño, Córdoba

Desde la empresa plantearon que las restricciones no están afectando aún la operatoria en marcha, pero sí podrían atrasar esta nueva inversión en Córdoba

Holcim Argentina tiene previsto inaugurar a fin de año una planta de elaboración de morteros en Córdoba, lo que implica una inversión de U$S 5 millones, con el objetivo de seguir sumando productos para la construcción. Sin embargo, se trata de instalaciones que se fabrican en España y sólo la mitad llegó en contenedores, por lo que están esperando conocer cómo será la aplicación de las recientes restricciones a las importaciones, que el Banco Central estableció la semana pasada, para saber si podrán “cortar la cinta” en la fecha prevista.

La empresa, con más de 90 años de presencia en el país, es conocida por la elaboración de cemento y, de hecho, el 60% de su facturación está vinculada a la venta en bolsas de este producto, para las pequeñas obras particulares. Sin embargo, se ha fijado como meta pasar del actual 10% de comercialización de elementos para la construcción que no son cemento al 30%, como mínimo, en 2025.

De hecho, la “refundación” de la compañía -con la nueva imagen de marca que presentaron ayer a clientes y proveedores- apunta a dejar de ser una cementera para identificarse con una firma que ofrece soluciones para la construcción, desde los cimientos hasta el techo.

Algunos de esos materiales, como es el caso de las membranas líquidas que Holcim comenzó a vender a partir de una adquisición a nivel global de Firestone Building, especializada en recubrimiento de techos, son elaboradas por terceros (con fórmulas de la empresa). Sin embargo, la idea es, a partir de nuevas adquisiciones que aún no pueden anunciar, seguir avanzando en la elaboración propia. Este es el caso de la fábrica de morteros.

En cuanto al efecto que la medida del Gobierno nacional puede tener en la operación actual de la empresa, el CEO de Holcim Argentina, Christian Dedeu, comentó que aún no han tenido problemas, ya que cuentan con stock de repuestos para abastecerse durante los próximos 4 o 5 meses. Y sumó que están avanzando en la impresión 3D, para poder contar en un futuro con ciertos elementos y no depender tanto de las importaciones (que, actualmente, ascienden a unos U$S 50 millones anuales).

La firma ya había importado, en mayo, un buque con coque para poder abastecer las plantas, en caso de que hubiera faltantes de gas. Y, efectivamente, han tenido reducciones en el suministro, en Córdoba y Mendoza, cuando ha habido varias jornadas de frío, ya que se prioriza el servicio para calefaccionar los hogares.

Como contaban con este otro recurso para hacer funcionar los hornos que convierten la piedra caliza en clinkers, que luego se pulverizan y se mezclan con yeso -que retarda el proceso de fragua- para dar lugar al cemento, no han tenido paradas en la producción. Aún más, Dedeu resaltó que la planta en Córdoba, la de mayor capacidad productiva en el país, está funcionando al 100%.

Esto, porque las ventas de cemento han crecido en volumen en el primer semestre de 2022, lo que ha permitido que, pese a que el producto ha aumentado por debajo del IPC general, la facturación de Holcim Argentina se haya incrementado en comparación con el año pasado. En los primeros seis meses de éste, precisó el CEO, han tenido una suba en los despachos del 11% con respecto al mismo periodo de 2021. Incluso, manifestó que se están acercando a los valores de 2017, que fue récord en ventas.

Y las perspectivas para el segundo semestre, señaló Dedeu, son que el crecimiento sea sostenido, para terminar el 2022 un 8% por encima de la facturación de 2021. Esto, por la inercia de las inversiones en construcción, ya que las obras, una vez iniciadas, se continúan por un cierto tiempo, aunque cambien las condiciones. Pero, sobre todo, porque ante la inestabilidad financiera, los argentinos se vuelcan a ahorrar en ladrillos, bolsas de cemento y otros materiales.

Holcim concretará inversiones este 2022, por un total de U$S 40 millones, de los cuales U$S 15 millones se destinarán a mejoras en los procesos productivos de cemento; U$S 15 millones a aumentar la capacidad de separación y coprocesamiento de residuos de Geocycle (una división dentro de la empresa); U$S 5 millones en “merger and acquisition” (compra de alguna empresa de soluciones para la construcción que impulsen la diversificación); y los U$S 5 millones en la nueva planta de morteros, en Malagueño, Córdoba.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA