Hay pasajes en avión que cuestan menos que en micro de larga distancia

Hay pasajes en avión que cuestan menos que en micro de larga distancia
La vuelta temporal a la “fase 1” paralizó el mercado de cara a las próximas vacaciones de invierno. Foto: Ignacio Blanco / Los Andes

Los boletos low cost compiten de igual a igual con los micros de larga distancia. Hay un alto grado de incertidumbre y pocas ventas.

Si alguien está planificando sus vacaciones de invierno, para las que falta poco más de un mes, se encontrará con que los pasajes de avión a los destinos locales que más suelen elegir los mendocinos están a un precio muy similar al de los de ómnibus e incluso, según el destino, más baratos. En ambos casos, se trata de tickets flexibles, que permiten hacer cambios sin multas.

Tal vez no esté presente en la mente de muchos, cuando está quedando atrás un fin de semana largo de regreso a fase 1, pero lo cierto es que falta un poco más de un mes para la llegada de las vacaciones de invierno. Habitualmente, para esta época del año, quienes tienen pensado viajar comienzan a hacer averiguaciones.

Para viajar en ómnibus aún no se pueden comprar pasajes para julio –por lo que los valores aquí consignados corresponden a boletos para viajar a finales de junio-,pero quienes opten por trasladarse en avión sí podrán consultar ahora el monto que deberán pagar para adquirir o reservar sus tickets para el receso invernal.

Los potenciales viajeros pueden encontrar un vuelo de la low cost Jet Smart, a Buenos Aires –ida y vuelta- a un precio de $ 11.177 (sólo se permite un equipaje a bordo) y otro de Aerolíneas Argentinas a $ 16.663, en el que se puede llevar una sola pieza y regresar con tres. En cambio, si se prefiere llevar hasta tres piezas en ambos tramos, se deberá optar por un pasaje de $ 19.843 con impuestos. En todos los casos, con impuestos.

Para viajar en ómnibus, hay opciones desde $ 2.700 en butaca semi cama por cada tramo, por lo que el pasaje ida y vuelta tiene un valor total de $ 5.400 (se agrega el servicio pór un monto de $ 715); bastante más económico que el viaje en avión. Sin embargo, los pasajes a ese valor son muy limitados. La mayoría de las opciones disponibles, aunque ofrecen un poco más de comodidad, tienen un precio de $ 11.715 por los dos tramos, con lo que queda algo por arriba de la low cost (de todos modos, en ocasiones las líneas aéreas ofrecen un cierto número de butacas a un precio más atractivo y, cuando estas se agotan, el valor es superior).

Si el destino elegido es Bariloche, se deberá pensar en $ 9.487 (idea y vuelta) para viajar en una aerolínea low cost, que tiene vuelos desde Mendoza dos veces por semana. En este caso, el ómnibus resulta algo más conveniente desde el punto de vista del precio, ya que hoy se puede comprar un pasaje por $ 8.800, ida y vuelta.

Quienes estén pensando en visitar Córdoba para las vacaciones de invierno deben contemplar una inversión de $ 10.972 por persona para volar en Aerolíneas o de $ 7.400 para viajar en ómnibus en una butaca semicama y $ 8.600 en una cama (siempre ida y vuelta).

La diferencia es notable en aquellos casos en los que no hay oferta aérea low cost. Para viajar a Salta, por ejemplo, se debe calcular $ 20.853 para viajar en avión, en tanto que el pasaje de micro en un asiento semicama cuesta $ 10.710 y el de ómnibus en una butaca cama, $ 12.236.

Qué pasa en el mercado

Gustavo Gaona, de la Cámara Empresaria de Larga Distancia (Celadi), explicó que la similitud en los precios de los pasajes de ómnibus y de avión, para ciertos destinos, tiene que ver con los altos costos de las empresas de transporte terrestre, ya que el combustible ha aumentado considerablemente y el número de pasajeros transportados aún es bajo.

Sobre esto último, señaló que, desde el 15 de diciembre y hasta Semana Santa, hubo una caída promedio de pasajes vendidos en ómnibus de larga distancia de 80% con respecto al año pasado. “Esta capacidad ociosa alta genera un elevado costo operativo ya que, a diferencia de lo que sucede con las aerolíneas, particularmente las de bajo costo, las empresas de micros tienen la obligación de mantener una regularidad, por considerarse un servicio público”, indicó.

Gaona planteó que la incertidumbre sobre lo que va a suceder con las vacaciones de invierno, después de que se prohibieran los viajes de turismo en este fin de semana largo, demora la decisión de los viajeros. De ahí que, otros años, las empresas de ómnibus ponían para esta época la venta anticipada de los viajes para julio, mientras en 2021 están postergando un poco el lanzamiento de las ofertas para la temporada invernal.

Pese a eso, se mostró optimista con que se va a poder viajar para las vacaciones y señaló que, hasta este retorno por nueve días a la fase 1, los ómnibus llevaban viajeros a distintas partes del país. Y añadió que había descuentos de hasta 50% en pasajes.

Como el precio del boleto está regulado hasta 10 días antes de la partida, con un valor mínimo y máximo, las empresas sólo pueden brindar ofertas para quienes compren su pasaje con una buena anticipación. De ahí que Gaona recomendó a quienes tengan pensado viajar que no esperen hasta último momento y que empiecen a ver las promociones que ofrecen las distintas compañías. También indicó que los sitios web y las aplicaciones de cada empresa suelen ofrecer mejores valores que en la compra presencial.

Y resaltó, para tranquilidad de los compradores, que tanto los pasajes de ómnibus como los aéreos, desde el primer día de cuarentena, se pueden reprogramar por “motivos Covid” dentro del año de la fecha de viaje, sin multas, y que también se puede solicitar el reintegro de lo pagado.

Arturo González, presidente de la Cámara de Turismo de Mendoza, comentó que, en años anteriores, un mes antes de las vacaciones de invierno ya había consultas y reservas. Pero que en 2021 no ha habido, aún, ninguna de las dos cosas. Y sumó que, lo ocurrido este fin de semana extra largo, que se eliminó un feriado puente y luego se volvió a restablecer, pero se prohibieron los viajes, genera incertidumbre y la gente se paraliza, aunque haya planeado viajar.

González señaló que, durante el verano, la mayoría de los visitantes que llegó desde otras provincias lo hizo en su vehículo particular. Esto, por dos razones: para evitar viajar con otras personas y reducir las posibilidades de contagio, y también porque la provincia perdió mucha conectividad por la pandemia y las tarifas de Aerolíneas Argentinas, que es la que ha quedado como principal operadora del mercado, son más caras.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA