domingo 9 de mayo de2021

 Finanzas: ¿cómo nos relacionamos con las Fintech?
Ilustración: Gabriel Fernández.
Economía

Finanzas: ¿cómo nos relacionamos con las Fintech?

El autor indaga en las principales tendencias del mercado virtual, desde el uso de las billeteras a la oferta de la banca electrónica dentro del país.

  • domingo, 7 de febrero de 2021
 Finanzas: ¿cómo nos relacionamos con las Fintech?
Ilustración: Gabriel Fernández.

Cada vez son más las personas que interactúan con las Fintech. No es fácil delimitar hasta donde llega el alcance de estas compañías, que también se suelen incluir en esta categoría a las empresas que ofrecen productos y servicios relacionados con seguros (Insurtech) y aspectos regulatorios (Regtech).

La mayoría de estas firmas son startups de reciente creación, con excepción de algunas muy consolidadas como Mercado pago o Ualá. Las empresas principalmente ofrecen productos financieros con un fuerte componente tecnológico.

En Argentina existen unas 268 Fintech, según datos de la cámara argentina del sector y el mapa que realiza Finnovating. Entre estas sociedades también se encuentran iniciativas de bancos nacionales e internacionales, algunas inclusive realizadas en conjunto.

En los últimos años su utilización ha crecido de forma significativa, aunque la pandemia ha sido un importante catalizador producto de la inclusión bancaria digital, el distanciamiento social y de las dificultades para operar con dinero físico.

Productos y servicios en alza

Sin duda, el principal ganador en este sector son las billeteras virtuales (en nuestro país operan más de 60). Un informe de la consultora Minsait revela que Argentina es el lugar en donde más aumentó su uso a raíz de la pandemia de Covid-19. Según el estudio el 66% de la población encuestada incrementó el uso de este medio de pago; el mayor crecimiento se verificó en la utilización del celular a través del QR estático, pasando de un 34% a un 54% en 2020.

Los bancos, consientes de este fuerte crecimiento, salieron a competir con MODO (billetera formada por un consorcio de 30 entidades), además de otras iniciativas como Ank del banco Itaú, BNA+ del banco Nación y Naranja X de la compañía del mismo nombre. Todas estas se suman a las reconocidas billeteras Mercado Pago (más de 11,5 millones de usuarios en Latinoamérica) y Ualá (más de 2 millones de tarjetas emitidas).

La nueva regulación del Banco Central de la República Argentina (BCRA), Transferencias 3.0, propicia la existencia de un QR interoperable, el cual podría ser leído por cualquier billetera. Un importante cambio respecto a diciembre de 2020, donde cada billetera tenía su propio código.

Otra de las principales tendencias son las inversiones en criptomonedas, en especial en Bitcoin. Aunque es una tendencia que se observa a nivel mundial, en Argentina se ha visto un fuerte crecimiento, particularmente en el segmento joven de la población.

Los principales factores de este crecimiento son: dificultad para acceder a la compra de moneda extranjera, escasas oportunidades de inversión en dólares y resguardo de valor ante la inflación o la devaluación. Otro factor, quizás menos relevante, son las facilidades que ofrecen para poder enviarlos a cualquier parte del mundo sin costo alguno.

Las principales compañías (según volumen operado) que permiten transacciones con este tipo de activos son internacionales, aunque existen empresas muy interesantes a nivel local como Ripio, Bitex, Satoshi Tango, Belo Cash y Lemon Cash (ofrece una tarjeta de débito para pagar crypto monedas).

Otra vertical que muestra excelentes números es la de los préstamos personales o al consumo online, los cuales se solicitan 100% de forma digital y se encuentran focalizados en un segmento de la población con dificultades de acceso a préstamos bancarios tradicionales.

El desembolso del préstamo suele ser en el acto o en menos de 24 hs, luego de validar diferente información que permita identificar que el solicitante es quien dice ser. La TAE pagada en este tipo de préstamos suele ser muy superior a la financiación bancaria. Las compañías locales que se destacan en este ámbito son Moni, Wenance, Ixpandit y Credicuotas, entre otras.

Se destacan los inversores automatizados de carteras o “robo-advisors”, estos permiten fijar metas de ahorro, acceder a una importante variedad de productos de inversión (acciones, ADRs, bonos, fondos comunes de inversión) e invertir en una cartera de inversión automatizada, en base al nivel de riesgo de cada inversor, definido previamente.

Este tipo de empresas permiten la “democratización” de las finanzas. Hace unos años acceder a un gestor personalizado de carteras y productos de mayor complejidad requerían un mínimo de inversión significativo, hoy en día es posible acceder a este tipo de productos con un mínimo muy bajo. Las empresas que se destacan en este segmento en Argentina son Front y Quiena.

Entrando en el mundo de los seguros, se destacan compañías como Insurtech, las cuales ofrecen pólizas de seguros “On demand” y pago por uso. Las primeras permiten contratar un seguro para un momento determinado, pudiendo apagar o encender la cobertura cuando sea necesario. En las segundas no existe un costo fijo, se paga según lo que se utilice, además de premiar con descuentos a los asegurados responsables (no superar la velocidad máxima permitida, menos frenadas, manejar solo de día), en el caso del seguro de autos bajo esta modalidad.

Aún tiene mucho recorrido este tipo de compañías en el país, aunque existen ya algunos ejemplos como Tranqui, We cover y Me cubro (seguros de accidentes laborales por fracciones).

Sin duda la tecnología ha permitido mejorar y digitalizar el sector financiero, además de bajar de forma significativa los costos en muchos productos ofrecidos. Por otro lado, contribuyen enormemente a la inclusión financiera de la sociedad.

Es esperable que las próximas tendencias provengan de la colaboración entre entidades financieras tradicionales como los bancos y las Fintech. Por suerte se ha llegado a un consenso de percibirse mutuamente como colaboradores y no competidores. Los primeros poseen grandes cantidades de recursos, clientes y datos; los segundo, estructuras de trabajo muy ágiles con modelos de negocios altamente innovadores.

La posible regulación de la banca abierta u “Open banking” como ya ocurrió en Brasil y en varios países del mundo, puede generar múltiples modelos de negocios innovadores para el sector financiero dentro de Argentina, los cuales pueden beneficiar a ambos sectores.

* Profesor del Master in Digital Bankinter, Panamerican Business School