El freno a las importaciones amenaza la entrega de suministros para diagnóstico médico

Desde la Asociación de Bioquímicos de Mendoza advirtieron que no está garantizada la entrega de reactivos hacia el futuro. Además, faltan medicamentos estacionales, y desde las prepagas destacaron que vienen con retrasos en los aumentos.

Las restricciones producen faltantes de insumos claves para algunas prácticas medicinales.  Foto: Ignacio Blanco/Los Andes.
Las restricciones producen faltantes de insumos claves para algunas prácticas medicinales. Foto: Ignacio Blanco/Los Andes.

Las últimas medidas del Banco Central (BCRA), por las que se ajustó aún más el cepo a las importaciones, aumentaron el temor de las empresas vinculadas al sector salud, que ya venían con algunas dificultades para acceder a productos importados.

Es que, según destacaron desde la Asociación de Bioquímicos de Mendoza, el lunes se encontraron sin listas de precios y sin entregas de reactivos. La situación se normalizó parcialmente con el paso de los días, tras el nombramiento oficial de Silvina Batakis en reemplazo de Martín Guzmán en el ministerio de Economía, pero los problemas de fondo, que derivan del endurecimiento del cepo, siguen frenando a la actividad.

“En un principio, tras la renuncia de Guzmán, hubo desconcierto, pero la situación se fue normalizando, sin embargo, las trabas a la importación continúan y allí es donde todo se complica. Todos nuestros insumos, provienen de la importación; existen fábricas de reactivos en Argentina, pero la materia prima de estas se importan. Algunos laboratorios ya no están enviando los antisueros, que utilizamos para detectar grupos sanguíneos y, aunque hoy tenemos stock, pero no sabemos si vamos a recibir más cuando se acabe”, explicó al respecto, Gustavo Yapur, titular de la Asociación de Bioquímicos (ABM).

Distorsión de precios

El representante de la ABM señaló que, en general, el aumento de los precios del sector no ha acompañado a la devaluación de la moneda, pese a que sus costos sí se ven representados en dólares. “Los aranceles los ponen las obras sociales, y a estas les autoriza los costos la Superintendencia de Salud, que es la que da el visto bueno para que puedan aumentar, pero los precios de las prepagas nunca acompañan al dólar”, indicó.

En resumen, los incrementos de la seguridad social están retrasados frente al dólar. Además, de acuerdo con Yapur, los bioquímicos pagan a valores dolarizados lo que cobran en pesos en un plazo de tres meses.

La solución a este conflicto estiman que vendría de la mano de una decisión política que priorice y de celeridad al ingreso de insumos para los laboratorios fabricantes, para así eliminar la incertidumbre que pone en jaque al sector. “Así como hay prioridad en ciertos medicamentos, debe para los principales activos para diagnóstico”, cerró Yapur.

De hecho un comunicado de la Cámara de Importadores de la República Argentina, acompaña el pedido, de forma general de la ABM: “Esta incertidumbre se traslada en una presión hacia los precios. Las empresas no saben si van a poder hacer la reposición correspondiente. Hay un conjunto de situaciones de extrema gravedad. Para la economía y la producción no hay peor que la incertidumbre, que lleva a las empresas a tomar decisiones conservadoras para resguardarse”, indicaron.

 Algunos laboratorios ya no están enviando los antisueros, que utilizamos para detectar grupos sanguíneos
Algunos laboratorios ya no están enviando los antisueros, que utilizamos para detectar grupos sanguíneos

Las medidas que dificultan importar

El 27 de junio pasado, la autoridad monetaria, conducida por Miguel Pesce, en un comunicado explicó que, “para responder a las necesidades extraordinarias de divisas para atender la importación de energía, con el objeto de sostener el crecimiento económico y el desarrollo de las pymes evitando maniobras especulativas sobre las importaciones”, extendió el sistema de financiación de importaciones a las realizadas bajo “Licencia No Automática” y a la importación de servicios por un trimestre (hasta el 30 de septiembre).

Así, las empresas deben buscar financiamientos en dólares para efectuar sus pagos a través de créditos comerciales en el exterior o por medio de sus propias casas matrices. Esto amplía una medida que ya había generado repercusiones en marzo pasado, cuando a través de la comunicación A 7466, el Banco Central dispuso dos categorías para habilitar el acceso a los dólares para pagar las importaciones. Una es la SIMI A, a través de la cual se asigna a cada importador para el año 2022 el equivalente sus importaciones de 2021 más el 5% o el equivalente a sus importaciones de 2020 más un 70% (el que sea menor de los dos); y para la otra categoría, SIMI B, las importaciones tienen que ser financiadas como mínimo a un plazo de 180 días.

En ese momento, ya las autoridades de UAPE Red (Unión Proveedores del Estado Subcomisión de Reactivos y Elementos de Diagnóstico) advirtieron que sus socios, enfrentaban dificultades para importar productos de diagnóstico médico como consecuencia de las medidas establecidas por el Banco Central.

En concreto, los reactivos para diagnóstico son utilizados en especialidades como endocrinología, hematología, inmunología, oncología, aplicaciones en bancos de sangre, VIH, áreas de trasplante, y para la autoevaluación, entre otros usos.

Las farmacias continúan con dificultades para la entrega de ciertos medicamentos estacionales. Foto:José Gutierrez / Los Andes
Las farmacias continúan con dificultades para la entrega de ciertos medicamentos estacionales. Foto:José Gutierrez / Los Andes

Entrega de medicamentos

Por el lado de los medicamentos, en cambio, Mario Valestra, presidente del Colegio Farmacéutico de Mendoza, señaló que la suya “no es una actividad en donde se pueda especular”, por lo que la distribución se ha mantenido dentro de los parámetros normales, sin importar los vaivenes políticos y económicos, con “dos entregas por día”.

Tenemos que dar tranquilidad a la población, porque la provisión de medicamentos es normal. En cuanto a precios, además, en un contexto inflacionario, no han subido en la misma medida, porque los incrementos se dan por banda terapéutica y se autorizan desde la Secretaría de Comercio y luego se trasladan a los consumidores”, agregó.

Sin embargo, si se han encontrado con algunas dificultades en lo que se refiere a medicamentos estacionales. “Eso está todavía en proceso de normalizarse, porque se había quebrado (la provisión). Allí se cuentan los medicamentos como algunos antibióticos de uso pediátricos o de venta libre que, muchas veces deben ser sustituido con otras marcas comerciales, o solicitarle al médico cambios en la prescripción”, agregó el farmacéutico.

De todas maneras, insistió en que todo lo que tiene que ver con medicamentos para afecciones crónicas para la hipertensión, diabetes, etc., están garantizados.

Las prepagas volverán a cobrar coseguro a sus afiliados desde el 1 de enero de 2022
Las prepagas volverán a cobrar coseguro a sus afiliados desde el 1 de enero de 2022

Aumentos autorizados para las prepagas

Las cuotas de los planes de medicina prepaga alcanzarán un incremento de 68,48% en agosto, y las familias pasarán a afrontar pagos mensuales desde $25.000 (dos adultos de 40 años con trabajos en blanco, con dos hijos, sin descontar los aportes de ley). Ante esto, y frente a la situación económica que atraviesa el país, hoy las prepagas ya no están enfocadas en ofrecer planes “low cost” como sucedió anteriormente, sino en la posibilidad de descuentos con distintos medios de pagos.

En concreto, el próximo mes se aplicará un incremento del 11,34%, que le seguirá al 4% de julio que autorizó el Gobierno, a través del Ministerio Salud de la Nación, y las entidades ya le están comunicando las novedades a sus afiliados.

El sistema incluye incrementos bimestrales, por lo que habrá subas también en octubre y diciembre, y los porcentajes serán definidos en función de la evolución de un índice de costos de salud, elaborado oficialmente con el uso de diferentes fuentes de información.

Aun así, Mario Koltan, presidente de Boreal Salud, le contó a Los Andes que los aumentos no han estado acorde a las variaciones en las estructuras de costos. “Esto responde principalmente a dos motivos: incorporación de nuevos tratamientos (medicamentos en primer lugar) y tecnologías en salud con un impacto desmedido en los costos; y por otro lado los salarios (asalariados) o ingresos (autónomos) de todos los que aportan a la seguridad social ya que vienen perdiendo poder adquisitivo desde hace años”, agregó.

En rigor, los precios de los planes tuvieron retrasos en los últimos años, los aumentos de precio, en promedio fueron de 36,1%, y a fin de año aumentaron un 10% las cuotas. En 2021, la variación de las cuotas fue de alrededor de 47%, y la inflación llegó a 50,9%.

Por otro lado, Koltan se mostró crítico con respecto a ofrecer descuentos con planes de pago o de otro tipo. “Desde sus inicios, nuestra empresa (Boreal Salud) definió su modelo de negocio en precios bajos que se sustentan en volumen de afiliados y la eficiencia de sus procesos de atención y administrativos. Cualquier ajuste en los precios que se encuentre por fuera de la lógica de actualización de los ingresos de los afiliados genera procesos de expulsión de los mismos en búsqueda de nuevas opciones. Además, las empresas que pueden ofrecer descuentos o utilizar esas promociones como “gancho” para la incorporación de nuevos afiliados, son aquellas que vienen trabajando con precios “inflados”, lo cual no es nuestra política”, cerró.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA