¿Cuánto cuesta ser de clase media en Mendoza? Esto dice una consultora privada

¿Cuánto cuesta ser de clase media en Mendoza? Esto dice una consultora privada
Para la consultora mendocina Evaluecon, el valor de una Canasta Básica Total durante Junio fue de $73.920.

Según relevamientos de Evaluecon, el valor de una Canasta Básica Total “digna” en el mes de Junio fue de $73.920 para que una familia tipo “no se sienta pobre o no perciba que está en niveles de pobreza”.

Para la consultora mendocina Evaluecon, el valor de una Canasta Básica Total durante Junio fue de $73.920, es decir, que ese es el dinero que se necesita mínimamente para que una familia “tipo”, de cuatro integrantes “no se sienta pobre o no perciba que está en niveles de pobreza”.

Según relevamientos de la consultora (basado en encuestas telefónicas y consultas con distintos organismos privados), y solamente teniendo en cuenta una familia tipo Hogar 2 (HT2) según la definición del INDEC (un hombre y una mujer adultos, y dos niños), se ha determinado una “familia promedio/típica/representativa mendocina” con los siguientes gastos promediados mensualmente (redondeados para obtener valores más precisos y claros):

  • Alquiler: $24.000
  • Impuestos y servicios: $2.950
  • Alimentos y Bebidas $34.200 (incluyendo elementos de limpieza, tocador, etc.)
  • Gastos varios: $1.500
  • Indumentaria: $3.700
  • Atención Médica y Gastos para la salud: $870 (sin incluir personas con tratamientos permanentes)
  • Transporte: $6.000 (sin incluir gastos de vehículo, sólo gastos de colectivos)
  • Gastos educación: $700 (sin incluir cuotas a colegios privados, ni transporte escolar)

Dicho de otra forma, una familia tipo necesita $1.140 por día para comer, y por persona se necesita $285 por día cómo mínimo en función de los requerimientos mínimos nutricionales. Y si se suman el resto de los gastos (transporte, vivienda, etc.), la misma familia necesita $2.464 por día para vivir y por persona se necesita $616 por día cómo mínimo para vivir en condiciones dignas.

De acuerdo con Evaluecon, una familia requirió de casi $74.000 para sentir que vive en condiciones dignas

En mayo habían concluido, con el mismo cálculo, que se requerían alrededor de $72.500 para cubrir las necesidades de dicha familia.

Por otro lado, fuera del cálculo de la consultora, si se incluyeran cuotas de colegio para ambos niños ($2.853 la más baja, con aporte estatal), cuotas de un club o gimnasio, gastos del vehículo (al menos un tanque de combustible), una prepaga para el grupo familiar, y al menos dos planes de telefonía celular, el número superaría los $95.000.

Salarios e inflación

El informe de Evaluecon, que lleva la firma del licenciado José Vargas, y sus colaboradores, incluye una reflexión sobre el rumbo de los salarios, y la posibilidad de que la inflación se acelere durante los próximos meses.

Bajo el título “Back to the future?” (en referencia a la película en la que Marty McFly debe viajar al pasado para evitar que las cosas cambien en el presente), desde la consultora hicieron un paralelismo entre la realidad actual, y lo que sucedió el 31 de mayo de 1975, cuando venció el plazo para la renovación de los convenios colectivos de trabajo, cuya negociación se había iniciado el 1° de marzo, luego del congelamiento acordado en el Pacto Social de 1973.

Según recordaron, en ese entonces, sin embargo, muchos gremios no lograron llegar a acuerdos en el plazo establecido, por lo que las negociaciones se prolongaron a lo largo de junio. El 4 de junio, el flamante ministro de Economía, Celestino Rodrigo, anunció un plan económico, que incluía drásticos aumentos tanto en la cotización del dólar como en las tarifas de servicios públicos. A mediados de mes, los sindicatos más poderosos -entre ellos, metalúrgicos y textiles- firmaban acuerdos con incrementos salariales muy por encima de los pactados por quienes habían sellado convenios con anterioridad y del tope del 38% sugerido por el gobierno. A continuación, se reabrieron las negociaciones colectivas por parte de aquellos gremios cuyos incrementos habían respetado la pauta oficial.

Y, advirtieron, que del mismo modo, asistimos en 2021 a una reapertura de las negociaciones paritarias por parte de aquellos gremios que se habían ajustado inicialmente a la proyección oficial de inflación del 29%. Si bien la gran mayoría de los convenios colectivos incluía cláusulas de revisión, en muchos casos la reapertura se viene produciendo antes del plazo previsto, ante la discrepancia entre la inflación prevista y la real. Ello seguramente impactará sobre los precios y, consiguientemente, sobre el nivel de la inflación anual.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA