martes 2 de marzo de 2021

Sólo suscriptores
Sigue siendo el rey de los vinos argentinos, con el malbec a la cabeza.
Economía

Con la pandemia, no deja de subir el consumo de vino en la Argentina

En lo que va del año se vendieron 54 millones de litros más comparado con 2019. Hoy se celebra en todo el país, el “Día del vino argentino, bebida nacional”.

Sigue siendo el rey de los vinos argentinos, con el malbec a la cabeza.
Sólo suscriptores

En tetra, botella, lata, damajuana o bag in box, hoy estamos en condiciones de afirmar que el vino argentino ganó con la pandemia. Es que tras cinco años de caída del consumo per cápita en Argentina que llegó a los 19 litros en 2019, este la industria tuvo su respiro, que de alguna forma se volvió a encontrar en las comidas con la bebida nacional.

En el día del vino argentino, la industria tiene para festejar: en el acumulado de los primeros nueve meses de 2020 se despacharon más de 707 millones y lo que implicó una suba del 8,3% en el mercado doméstico, es decir, se vendieron 54 millones de litros más que el mismo período del año pasado.

Cabe recordar que el mercado interno representa el 75% del total de vinos comercializados por bodegas. A esto también hay que sumarle la excelente performance de las exportaciones que entre enero y octubre lograron colocar un volumen de 337.461.800 litros superando en más de 100 millones de litros a igual período de 2019. Desde el INV sostuvieron que con estos números Argentina, escalar posiciones en el ranking mundial de países exportadores y coloca a nuestro país a la cabeza de los que más aumentaron, en volumen, sus ventas internacionales durante 2020, tal como lo informó el Director General de la Organización Internacional de la Viña y el Vino (OIV).

Sin desconocer que también este año se registró con una helada tardía que se calcula afectó a unas 31 mil hectáreas de viñedo, de las cuales 22 mil están en la zona Este, la región más productiva del país. A lo que suma varios meses de atraso en los precios pagados al productor por el vino el mercado de traslado, lo cierto es que hay motivos, que en balance general, nos invitan a brindar.

“La pandemia hizo que volviera el almuerzo en familia como una ocasión más de consumo. Pero la oportunidad de comprar en negocios de cercanía hizo que muchos consumidores por el mismo dinero pudieran acceder a más volumen de vino. Y no tenemos que olvidarnos de lo jóvenes que cada vez se suman al mundo del vino”, señaló Martín Hinojosa, presidente del INV.

Uno de los grandes atractivos de este año ha sido la lata y este sentido ya hay 12 marcas “enlatadas” que corresponden a seis bodegas, y ocho bodegas con los trámites avanzados para poder poner producto en la calle.

Eduardo Sancho, presidente de Acovi, se mostró muy conforme con los resultados del año y hasta optimista sobre cómo esta demanda se puede estabilizar y sostener en el tiempo.

“Hemos ganado ocasiones de consumo, y creo que mirando el pos pandemia es probable que se logre estabilizar la demanda en el mercado interno, entre los 19 y los 20 litros per cápita”, estimó Sancho, quien además recordó la importancia de haber logrado primero el decreto y luego la sanción de la ley: “Vino argentino, bebida nacional”. Es que el 24 de noviembre de 2010 se firmó el Decreto presidencial 1800/ 2010 que reconoció al vino como la Bebida Nacional y quedó establecida la fecha en el calendario. Luego, en 2013 este decreto fue ratificado unánimemente en el Congreso a través de la Ley Nacional 26.870.

707.245.100

Despachos al mercado interno.

Entre enero y setiembre de este año se vendieron más de 707 millones de litros de vino, 54 millones de litros más que el mismo período del año pasado.


Por las redes