martes 20 de abril de2021

En abril y mayo, jubilados y pensionados que cobran la mínima recibirán $1.500 extra cada mes Foto: Orlando Pelichotti / Los Andes
Economía

Anses bono para jubilados: desde el 6 de abril se depositan los $1.500, ¿quiénes lo cobran?

El organismo previsional informó que iniciarán el pago de una asignación extra para jubilados y pensionados con salarios mínimos. En junio se activa la fórmula de movilidad.

En abril y mayo, jubilados y pensionados que cobran la mínima recibirán $1.500 extra cada mes Foto: Orlando Pelichotti / Los Andes

Desde el martes 6 de abril, la ANSES paga el primer bono de 1.500 pesos para titulares de Pensiones No Contributivas con DNI finalizados en 0, 1, 2 y 3, sumándose al aumento del 8,07 por ciento de la fórmula de movilidad vigente de marzo.

En tanto, a partir del miércoles 7, el mencionado bono se otorgará con el calendario habitual. De esta forma, el haber mínimo será de $22.071 pesos en abril y mayo.

Esta medida alcanzará, por decisión del Gobierno Nacional, a 4,8 millones de jubilados, jubiladas, pensionados y pensionadas con ingresos de hasta 30.856 pesos, es decir, al 70 por ciento de las personas del régimen general. De esta forma, el Estado realizará una inversión de 14,4 mil millones de pesos (por abril y mayo) para proteger los ingresos e impulsar el consumo. El segundo bono de 1.500 pesos se otorgará el próximo mes.

Dicho beneficio alcanza a los jubilados que cobran hasta $30.856, por lo que los beneficiarios cobrarán como máximo en abril y mayo, $32.356 cada mes.

En tanto que, en junio se activará nuevamente la fórmula de movilidad, con la que además de las jubilaciones y pensiones, se actualizarán todas las prestaciones de Anses, incluyendo AUH.

¿Cuándo y cómo aumentarán las jubilaciones?

Con la nueva fórmula, casi 800 mil mendocinos tienen actualizaciones en sus haberes de forma trimestral y bajo una fórmula que combina en un 50% la recaudación de la Anses, y en otro 50% la variación salarial de los trabajadores en activo.

En relación a la nueva base de cálculo, Carlos Gallo, titular de la Anses para Cuyo, explicó que se trata de una fórmula que remite a la que rigió entre 2008, y hasta diciembre de 2017, y que responde a dos requerimientos principales: “pensar en la sustentabilidad del sistema de movilidad social, un equilibrio entre ingresos y egresos de Anses; y buscar que los beneficiarios ganen poder adquisitivo”. “Está demostrado que entre 2008 y 2017, las jubilaciones tuvieron una ganancia del poder adquisitivo del 25,8%”, señaló Gallo.

“Los ingresos de Anses dependen de dos variables: de las ganancias de los trabajadores activos, y del consumo. Entonces, esta fórmula de movilidad lo que hace es, atar las jubilaciones a las mismas variables, al crecimiento de los recursos tributarios, y al Ripte (Remuneración Imponible Promedio de los Trabajadores Estables)”, agregó.

¿Cuándo aumentan las jubilaciones? Orlando Pelichotti | Orlando Pelichotti

De un Informe de la Fundación Mediterránea titulado “Jubilaciones y movilidad: Resultados para 2020 y escenarios 2021” (presidida por María Pía Astori), se desprenden distintas posibilidades con la nueva fórmula. Así, se pueden prever los incrementos de junio, según qué suceda con la economía del país (las estimaciones se realizaron a principios de año, con motivo de la presentación de la nueva fórmula).

  • Escenario 1 - Inflación moderada con leve recuperación de la actividad: el IPC alcanza 34,5% en un año, los salarios se incrementan en el orden de 36,1%, y la recaudación finaliza el año con un incremento del 37,3%. Bajo este esquema, sobre el salario de junio habría que sumar un incremento del 7,2% ($22.052,11).
  • Escenario 2- Inflación alta con leve recuperación actividad: el índice de precios cierra el año en 51,1%; los salarios se incrementan en 52,9%; y la recaudación alcanza 53,5%. En este caso los aumentos trimestrales restantes serían de 9,2%; 10,1% y 7,2%. Así, el salario en junio pasaría a 22.463,532 (+9,2%).
  • Escenario 3 – Inflación alta con devaluación del peso y recesión: Aquí los salarios y la recaudación van por debajo de la inflación en los meses de inflación más alta (inflación: 58,5%; salarios: 50,8%; recaudación: 55,7%). El aumento que había estimado Mediterránea en este escenario para marzo (8,3%), fue el más acertado; y para junio habían calculado un 7,9%, que dejaría el salario mínimo en $22.196,10.