Agua: la boleta subirá $ 463 si se aprueba el pedido de Aysam

Este martes se realizó la audiencia pública para analizar el aumento en la tarifa del servicio del agua en Mendoza. Foto: Marcelo Rolland
Este martes se realizó la audiencia pública para analizar el aumento en la tarifa del servicio del agua en Mendoza. Foto: Marcelo Rolland

Se realizó ayer el debate sobre la actualización de la tarifa. La empresa plantea que existen retraso de años anteriores y que se necesita un ajuste para cubrir las obras de mejoras.

De aprobarse el pedido que Aysam realizó ayer en la audiencia pública por la actualización de las tarifas, la boleta promedio mensual por el servicio de agua y cloacas, que hoy es de $ 980 por mes, pasará a ser de $ 1.443 ($ 463 más). Es que la empresa provincial de Agua y Saneamiento Mendoza solicitó un 47,17% de aumento.

La de ayer fue la última de las tres audiencias convocadas por el Gobierno provincial para este mes. La primera fue para analizar los aumentos en las tarifas del transporte público (el martes pasado), la segunda para revisar el componente local de distribución de la energía eléctrica (el jueves) y la última, para estudiar el costo de la provisión de agua potable y saneamiento por parte de la empresa que provee de estos servicios a 60% de los mendocinos.

Del total de usuarios de Aysam, el 91,8% son residenciales y están pagando una factura promedio mensual de $ 877. En tanto los jubilados, que representan un 1,7%, tienen una boleta media de $ 290 y los carenciados (0,1%), de $ 176. De hecho, el 54% de los hogares paga menos de $ 738 y el 75%, hasta $ 1.000 mensuales.

Cuando se considera todo el universo –incluida la administración nacional, provincial y municipal, y los comercios e industrias- el monto promedio es de $ 980. Con el 47,17%, se elevaría a una media para el servicio de agua y cloacas de $ 1.443 mensuales (o de $ 721 si sólo se cuenta con uno de ellos).

El presidente de Aysam, Alejandro Gallego, señaló en su presentación en el Espacio Cultural Julio Le Parc –que también se transmitió por Zoom-, que este año cerrarán con un atraso tarifario, con respecto a la inflación, de 25,83% y que ya están proyectando un 30% adicional en 2022, lo que daría como resultado un retraso acumulado del 55,83%.

La decisión final

La última palabra respecto a la suba del agua será del gobernador Rodolfo Suárez, quien deberá determinar si aprueba un incremento y de qué porcentaje. Se debe recordar que la última vez que se le autorizó el total solicitado a Aysam fue en 2018, cuando la empresa pidió 78% y el Ejecutivo estableció aumentos sucesivos –cada dos meses, de abril a diciembre- hasta alcanzar ese número.

En cambio, en 2019 Aysam presentó una solicitud de 61,7% de ajuste, pero no se aplicó ningún tipo de aumento por el congelamiento establecido desde Nación. Luego, en 2020, la empresa pidió un 162% de actualización y el Estado autorizó tres subas (una de 60% en enero y dos de 20% en marzo y noviembre). Por último, este año se pidió 50,83% de actualización, pero los usuarios tuvieron un aumento de 25%.

En 2021, si bien la suba en las boletas fue de 25%, para financiar los costos de operación de Aysam, se sumó un 5% adicional sobre el valor de los servicios facturados, destinado a un fondo para la renovación de redes distribuidoras y colectoras de agua potable y cloacas. Ahora, la empresa pide pasar del 5% al 10%, lo que implicaría un 5% más en la actualización propuesta.

Con esos fondos se ha creado un fideicomiso en Mendoza Fiduciaria, con el objeto de destinar lo recaudado a la renovación de redes colectoras de hasta 250 mm y de colectoras secundarias con diámetro mayor a 250 mm; renovación redes distribuidoras y acueductos de distribución; y renovación de conexiones domiciliarias, accesorios, piezas especiales o cámaras de intervención.

Objeciones

Luego de la exposición por parte del presidente de Aysam, quienes se habían inscripto como oradores presentaron sus opiniones, tanto en forma presencial como de modo virtual. Francisco Cartello, del Centro de Empleados de Comercio, señaló que los porcentajes de tendidos de red de agua potable y de cloacas en buen estado y deteriorados, como también de la extensión total de los tendidos es diferente en cada presentación que realiza la empresa y que cada vez la cantidad de kilómetros que están mal es mayor. Asimismo, señaló que él integra el subcomité comunitario del EPAS (Ente Provincial del Agua y Saneamiento) y advirtió que este ámbito no está funcionando.

En tanto Romina Ríos Agüero, de Protectora Asociación de Defensa al Consumidor, indicó que no están de acuerdo con el aumento, porque consideran que la empresa no está realizando un trabajo óptimo, si se toma en consideración el estado de la red de agua y cloacas, y el bajo porcentaje de resolución de reclamos. Asimismo, planteó que hay barrios que se quedan sin agua en el verano y no reciben una bonificación en las facturas por un servicio que no se les ha prestado.

Ríos acotó también que la tarifa para los usuarios carenciados no tiene suficiente difusión y que, además, no es un trámite que se realice de manera rápida y en conjuntos con los municipios, para facilitar el acceso. Por otro lado, planteó que, de aprobarse el aumento solicitado por Aysam, es de esperar que más hogares requieran formar parte de este universo con una facturación reducida.

También hizo su intervención, entre otros oradores, el diputado nacional José Luis Ramón, quien reclamó que no se pudo acceder previamente a la información presentada durante la audiencia convocada por el EPAS. Además, planteó que la mirada de Aysam no contempla que el acceso al agua potable es un derecho; y concluyó con que el aumento, de aprobarse, puede ser legal pero no legítimo. Luego de sus palabras, Gallego ejerció su derecho a réplica y, nuevamente, volvió a hablar Ramón, lo que dio lugar a un cruce de tintes claramente políticos.

Las obras e inversiones en carpeta

Además de presentar un detalle de las obras iniciadas este año y en ejecución, el presidente de Aysam, Alejandro Gallego, también incluyó en su presentación –que se puede encontrar ahora en la página de la empresa- las que tienen previsto iniciar el año próximo y, en algunos casos, terminar a fines de 2023. También señaló qué porcentaje de los 5.314 kilómetros de redes de agua y los 3.389 de cloacas que tiene en concesión se encuentran deteriorados.

En el caso del tendido de agua, el 49% está en buen estado, el 34% está regular y el 9% en mal estado (hay un 8% sin relevar). Del total de kilómetros que están deteriorados, la mayor parte se encuentra en el departamento de Capital (192), seguido por Guaymallén (87), Godoy Cruz (73) y Las Heras (41).

La situación es más crítica en el caso de las cloacas. Es que, si bien el 50% del tendido está en buenas condiciones, apenas hay un 4% en estado regular y 21% en mal estado (a lo que se suma un 15% sin relevar). La mayor cantidad de kilómetros que deberían ser reemplazados se concentra en Godoy Cruz (276) y Guaymallén (211).

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA