lunes 14 de junio de2021

El detenido por el doble crimen de la Sexta guardaba un dedo disecado y anotaciones sobre crímenes
El detenido por el doble crimen de la Sexta guardaba un dedo disecado y anotaciones sobre crímenes
Policiales

El detenido por el doble crimen de la Sexta guardaba un dedo disecado y anotaciones sobre crímenes

Esta mañana allanaron un departamento en calle Las Heras y detuvieron a un joven por el crimen de Teresa Montesino (65) y su hijo Hugo (49), al que le amputaron un dedo. Analizarán el ADN del dedo hallado en el allanamiento, que estaba guardado en un term

  • miércoles, 14 de agosto de 2013
El detenido por el doble crimen de la Sexta guardaba un dedo disecado y anotaciones sobre crímenes
El detenido por el doble crimen de la Sexta guardaba un dedo disecado y anotaciones sobre crímenes

Luego de un allanamiento en calle Las Heras de Ciudad, la policía detuvo a un joven de 19 años sindicado como el autor del macabro crimen de la Sexta Sección ocurrido en mayo, en el que murieron Teresa Montesino (65) y su hijo Hugo (49), a quien además le cortaron el anular.

"Encontramos elementos que pueden vincularlo al doble homicidio", dijo esta mañana el ministro de Seguridad, Carlos Aranda.

Uno de esos elementos, y quizás el más macabro, es un dedo disecado metido en una bolsa dentro de un termo.

"Hemos encontrado un dedo completo, con las tres falanges, hueso piel y uña", detalló la fiscal especial Claudia Ríos, quien ordenó el allanamiento. 
 
Personal de la Policía Científica se lo llevó para hacer un ADN y determinar si es el miembro amputado a Montesino durante el asesinato.

Aranda afirmó que además encontraron un anillo, y cuando asesinaron a Montesino le cortaron precisamente el anular. También unas llaves, un toallón con manchas hemáticas, una billetera y documentación.

Además, en el departamento había libretas con anotaciones sobre cómo cometer un crimen.

El doble asesinato

Teresa y Hugo fueron hallados el 11 de mayo por unos familiares en la casa donde ambos vivían, en calle Francisco Moyano al 2400.

Los dos estaban en una suerte de hall de la vivienda, boca abajo y con el televisor encendido. La mujer no tenía ropa de la cintura para abajo y a su hijo le habían cortado el dedo anular de la mano izquierda. Los dos estaban en medio de mucha sangre.

Nadie se podía explicar el móvil del crimen, ya que los vecinos calificaban a Teresa como una mujer "muy tranquila".

Su hijo Hugo se desempeñaba como podador de la Municipalidad de la Capital y no hacía demasiado que había regresado a la casa de su madre. En su pasado registraba antecedentes referidos a los estupefacientes, pero no tenía medidas pendientes con la justicia.

Su hermano, por el contrario, había sido condenado a 10 años de prisión por un caso de abuso sexual. Hace poco accedió a las salidas transitorias, pero -como tantos lo hacen- una vez no regresó al penal y lo fueron a buscar a la misma casa de su madre, la casa donde se cometió el doble homicidio.