Padres que no pueden ver a sus hijos se encadenaron en el Juzgado de Familia

Se trata de las mismas familias que en el mes de abril reclamaron celeridad a la Justicia por sus casos, ya que llevan meses y años sin poder ver a sus hijos.

Un grupo de padres que no puede ver a sus hijos por distintas circunstancias se encadenó otra vez esta mañana en la puerta del Juzgado de Minoridad y Familia, de calle Mitre y Montevideo, para reclamar su derecho. 

Los hombres estuvieron acompañados de varios familiares más y reclamaron celeridad a la Justicia por sus casos, ya que llevan meses y años sin poder ver a sus hijos.

Fueron cerca de "Lo único que reclamamos es poder ver a nuestros hijos", sostuvieron.

Los manifestantes dijeron que se encadenaron "pidiendo la celeridad de los procesos" a fin de reencontrarse con sus hijos.
"Cada vez somos más papás" los que se encuentran en situaciones similares, afirmaron. El grupo denunció que algunos de sus miembros llevan hasta seis años sin poder ver a sus hijos.

En la provincia, existe una ley por la que se creó los llamados Puntos de Encuentro Familiar, a fin de garantizar un espacio de promoción del "derecho a la comunicación y vinculación que tiene todo niño, niña y adolescente", de acuerdo con lo que establezca cada juez.
Pero la norma no ha sido reglamentada de forma tal que todavía no se ha puesto en práctica.

El juez Gabriel Díaz, en declaraciones a Canal 9, admitió hoy que "el reclamo es absolutamente válido" y ponderó que "uno de los elementos más importantes que se ha conseguido este año", fue "sancionar la ley de los puntos de encuentro familiares".
Pero "necesitamos que esta ley se reglamente", subrayó.

"Vi a mi hija al día siguiente de nacer pero nunca más pude verla. Nosotros no somos padres violentos ni violadores sino padres responsables que queremos ver a nuestros hijos. En mi caso tengo una denuncia falsa por abuso, tardaron un año y medio para notar que mi exmujer estaba mintiendo", dijo uno de los encadenados en declaraciones televisivas en su último reclamo realizado en el mes de abril. . 

Esta misma persona contó que si bien le sacaron la restricción de acercamiento no puede ver a su hija porque cada vez que va a su casa "me canso de golpear la puerta pero nadie me atiende" y denunció que "la Justicia está de brazos cruzados, mi caso está en el primer juzgado a cargo del doctor Neiroti".

Padres de la guarda

Estos hombres pertenecen a la organización "Padres de la Guarda", un grupo abierto, autoconvocado y gratuito formado hace dos años al que pertenecen aproximadamente 1.500 personas de toda la provincia. 

Dentro del grupo hay psicólogos, asistentes sociales y docentes que han pasado también por la misma situación y que sirven de guía para reducir la ansiedad que genera este angustioso momento. 

Es un grupo de contención, para bajar la conflictividad interna y para generar estrategias que permitan llegar a buen puerto. 

Cabe recordar que en 2011 los Padres de la Guarda presentaron un proyecto -el antecedente directo del "Punto de encuentro"- que incorporaba la medida cautelar autosatisfactiva en los casos en los que hay un impedimento de contacto ejercido por el progenitor, que tiene la tenencia de un menor, en contra del cónyuge no conviviente. 

Quienes quieran contactarse con el grupo pueden hacerlo al mail padresdelaguarda@hotmail.com, buscar al grupo en Facebook o bien dirigirse a 9 de Julio 3656 (Centro de integración Comunitario). Allí se reúnen los viernes cada 15 días y para integrarlo no se requiere ninguna entrevista. Pueden participar tanto padres como abuelos a quienes no se les permite ver a sus hijos o nietos.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA