Knauf propone un gran cambio en la forma de construir, con una nueva generación de revoques duros como la piedra de montaña

Dialogamos con Miguel Ángel Algaba, Jefe de Producción y Calidad de Masillas en Polvo de Yesos Knauf GmbH Sucursal Argentina, para conocer más acerca de estos productos de alto rendimiento y la actualidad de la empresa.

-Cuéntenos acerca de la Mixing Plant (planta de yesos y revoques) de Knauf, y en qué año se construyó

-Nuestra Mixing Plant es una línea de producción de Yesos Knauf de Argentina que produce revoques de yeso para construcción tradicional y masillas en polvo. Se comenzó a construir en 2015, la construcción terminó en 2016 y comenzó a operar el 27 de enero de ese año. Fue un hito dentro de nuestra historia a nivel nacional, y también regional.

-¿Qué productos elabora Knauf en Mendoza en su fábrica de polvos?

-La empresa fabrica yesos proyectables y manuales, yesos monocapa, yeso de obra tradicional, pegamento para placas de yeso y masillas base yeso y carbonato para tomado de juntas de placas de yeso y terminación calidades Q1 a Q4.

Dentro de esta línea se destacan los revoques monocapa premezclados con aditivos a base de yeso Knauf MP75 (proyectable monocapa) y Rotband (manual monocapa), ambas marcas internacionales utilizadas en Europa. Por su parte, Knauf Baugips es un yeso de obra tradicional para engrosados o enlucidos.

Estos revoques de alto rendimiento logran superficies suaves al tacto y resistentes a los impactos. La alta pureza de la materia prima, cuya fórmula conserva la dureza natural de las rocas de la cantera, y el proceso de producción con tecnología de punta, se combinan para obtener un revoque de yeso con dureza comparable a uno de cemento.

-¿En qué se diferencia esta fábrica de una planta tradicional, a la hora del producto final?

-Se realizaron muchos estudios y se invirtió en mucha tecnología para que la planta pudiera ser pequeña, pero con alta capacidad de producción y versátil para, de esa manera, poder cubrir la producción de muy diferentes productos. También se pensó como la planta modelo para abrir diferentes mercados de LATAM, y poder exportar a países de Sur América.

-¿Bajo qué estándares de calidad trabajan? ¿Cuentan con un laboratorio?

-Se trabaja respetando y controlando bajo estándares Knauf de Alemania (aún más exigentes que los argentinos) y las normas de los diferentes países a dónde llegan nuestros productos. Efectivamente, la planta cuenta con un laboratorio propio, ya que las normas, procedimientos y ensayos son diferentes a las otras líneas.

Los revoques de yeso responden a los requerimientos actuales de confort, ahorro energético, seguridad y sustentabilidad. Basados en una materia prima natural y 100 % ecológica –el yeso puede reciclarse una y otra vez– proveen superficies cálidas que regulan el clima del ambiente. Además, mantienen la temperatura de superficie equilibrada entre los 18°C y 20°C, lo que ahorra energía en climatización, y son permeables, por lo que controlan naturalmente la humedad interior. Ofrecen mayores prestaciones de seguridad contra el fuego y la humedad.

-¿Qué tienen pensado para el futuro?

-Queremos seguir creciendo en la venta y aplicación de nuestros yesos y creemos que la capacitación es fundamental para lograrlo. Por eso tenemos diagramado un calendario de “demos” o aplicaciones en obra durante todo el año, recorriendo todo el país, de la mano de nuestro Departamento Técnico.

Esperamos seguir siendo la mejor elección para nuestros usuarios, que buscan un producto confiable y de calidad, que les genere un ahorro tanto en dinero como en tiempo. Calidad alemana, industria argentina, cumpliendo 25 años en el país.

Productos de alta tecnología

Los productos de alta tecnología de Knauf son elaborados a base de yesos aditivados y ofrecen excelentes terminaciones en paredes y cielorrasos. Tan duros como un revoque de cemento y con un nivel de pureza de hasta más del 90%, aportan gran maleabilidad y dan a las obras un terminado liso, blanco y suave, manteniendo intactas sus propiedades de origen y dejándolas listas para la pintura o cualquier otro tipo de tratamiento.

Se aplican manualmente o con máquinas de proyectar en una sola capa y reemplazan al revoque grueso y fino tradicional realizado con cemento, lo que acelera el proceso constructivo para disfrutar cuanto antes de los espacios, con resultados de excelencia.

Ventajas del yeso proyectado

  • Es 3 veces más rápido: con el yeso proyectado a máquina Knauf MP75 se cubre hasta 150m2 al día de pared, el triple que lo que se alcanza con el yeso manual.
  • Aplicación más sencilla, preparación rápida: el yeso tiene una consistencia más firme, es fácil de alisar y terminar, no chorrea ni se escurre una vez aplicado.
  • Mayor tiempo abierto de trabajo: proyectando grandes superficies y consiguiendo terminaciones impecables con mejor planificación del tiempo.
  • Ahorra etapas de obra y permite una dosificación controlada: menos desperdicio y más productividad.

Más información: https://www.knauf.com.ar/ y @knaufargentina

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA