A cuidar el bolsillo: ¿cómo acopiar adecuadamente los materiales para la construcción?

En tiempos de alta inflación, las compras anticipadas son clave para mantener los presupuestos bajo control. Quienes estén por iniciar una obra, una ampliación o una remodelación deben tener en cuenta algunas indicaciones para guardar los materiales de manera adecuada y que lleguen intactos al momento de su utilización.

Antes de ponerse manos a la obra con una construcción, remodelación o cualquier tipo de reforma, ya sea para la oficina o el hogar, es ideal planificar detalladamente cada paso del proceso ya que esto ayudará a contar de antemano con todos los insumos que se van a necesitar para evitar contratiempos, retrasos y mayores costos de obra.

En este sentido, el acopio de materiales se erige como la estrategia más elegida, ya que permite dejar todo pago y fijar el precio. Pero, ¿cómo guardar los materiales para que lleguen en buenas condiciones al momento de su utilización?

“Como regla general es conveniente mantenerlos a salvo del agua, la humedad y el sol directo. Sobre todo los que pueden volverse inutilizables como los cementos, pastinas, placas de yeso, tubos de PVC, herramientas, entre otros”, señala la Arq. María del Mar Danuzzo. También hay que tener en cuenta que algunos productos delicados, como las placas de yeso, requieren un tratamiento especial para evitar que se deformen. “En este caso deben almacenarse en forma horizontal, sobre una superficie lisa. Es importante nunca dejarlas en posición vertical ya que tienden a curvarse”, afirma la experta.

En este sentido, al acopiar materiales para la construcción, es esencial tener en cuenta ciertas reglas básicas para mantener un proyecto en marcha de manera eficiente y evitar retrasos innecesarios:

  • Espacio de almacenamiento: designar un área específica para el almacenamiento de materiales de construcción. Debe ser un espacio limpio, seco y seguro, lejos de fuentes de humedad, inundaciones y temperaturas extremas.
  • Protección contra la intemperie: utilizar coberturas o lonas para proteger los materiales de la exposición a la lluvia, nieve, sol o viento. Esto es especialmente importante para materiales sensibles a la humedad, como la madera o el yeso.
  • Elevación del suelo: evitar el contacto directo con la humedad del suelo. Esto es esencial para evitar daños en materiales como la madera.
  • Apilamiento adecuado: apilar los materiales de manera segura y estable. Asegurarse de que las pilas sean lo más uniformes y niveladas posible para evitar caídas.
  • Ventilación: asegurar una buena ventilación en el área de almacenamiento para evitar la acumulación de humedad y la formación de moho.
  • Control de plagas: mantener el área de almacenamiento libre de plagas. Utilizar productos adecuados para la prevención y el control de insectos y roedores.

El acopio es una práctica que permite no sólo optimizar los costos al adquirir los materiales en etapas previas a su uso, evitando fluctuaciones en los precios y permitiendo la búsqueda de ofertas y descuentos. Pero, además, garantiza la disponibilidad constante de los materiales necesarios, reduciendo así posibles retrasos en la obra. La planificación adecuada del acopio también contribuye a mantener el orden y la organización de la obra al minimizar las compras de último minuto que no estaban previstas.

La gestión efectiva de los materiales de construcción es esencial para el éxito de cualquier proyecto. Siguiendo estos consejos, es posible minimizar los problemas y retrasos, controlar los costos y garantizar la calidad en cada etapa del proceso de construcción.

Asesoró: Familia Bercomat

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA