Tiara, la niña de Junín que recibió la guitarra que soñaba

White Noise
White Noise

Gracias al trabajo solidario de un joven músico que repara instrumentos y los dona, la niña del Este mendocino recibió el mejor regalo de cumpleaños.

Hacía mucho tiempo que Tiara Acevedo, que hoy cumple 11 años, anhelaba una guitarra: sus hermanos son músicos y ella soñaba con poder acompañarlos con el instrumento y su hermosa voz.

Pero la familia vive en una zona rural de Los Barriales, departamento de Junín, y se le hacía imposible acceder a comprarlo.

Fue entonces cuando Nélida, su mamá, decidió ponerse en contacto con Gabriel Mignani, un músico que lleva a cabo un proyecto loable y solidario denominado “Doná música, recibí una sonrisa”, que consiste en reparar los instrumentos donados por la gente que ya no los utiliza y acercarlo a familias necesitadas que amen la música.

“Se acercaba el cumpleaños de mi hija y decidí llamarlo, porque sabía de su proyecto. Le conté nuestra situación: vivimos en una casa prestada dentro de una finca, y era imposible afrontar un gasto de esa naturaleza”, relata Nélida a Los Andes. Mientras tanto, Gabriel puso manos a la obra.

White Noise
White Noise

Sin embargo, por temor a que algo sucediera en el medio y la guitarra finalmente no llegara, la mamá se mantuvo en silencio. “No le conté ni a mi esposo, me guardé el secreto”, dijo.

Cuando la sorpresa estuvo lista, Gabriel se lo anunció a “Neli”, quien tampoco tenía los medios para viajar a la ciudad de Mendoza y retirarla.

“Una familia de Junín prometió llevarnos, pero luego no pudo viajar. Nosotros solamente tenemos una moto y en colectivo era complicado, los domingos pasan de vez en cuando y Tiara se descompone”, relató.

“Gabi” llamó a su amigo Franco Gennari y éste de inmediato puso a disposición su vehículo y decidió acompañarlo. Así, de pronto, ambos se encontraron tocando las palmas en las puertas de la vivienda de Tiara. Todos los miembros de la familia –a excepción de Nélida, que sabía de la visita-- se mostraron sorprendidos.

“La nena no podía ni hablar. Es tan tímida que se puso colorada y se le llenaron los ojos de lágrimas. Desde ese momento no hace otra cosa que escribir notas en un papel, cantar y probar los sonidos. Está muy feliz y agradecida, todavía sin poder creerlo”, reflexionó.

Gabriel, por su parte, no deja de emocionarse con estas pequeñas grandes historias de gente que siente la música. “Muchas veces me quedan dudas de si realmente los instrumentos llegan a las manos adecuadas, pero con Tiara y su familia me quedé totalmente tranquilo, estoy seguro de que llegó a buenas manos”, dijo, para dejar su teléfono en caso de que alguien deseara donar instrumentos: 2616 65-7096.

Agradeció también a las muchas personas solidarias como Franco que se ofrecen para viajar o acercar los instrumentos cuando las familias se ven imposibilitadas por razones económicas.

Un sueño hecho realidad

Tiara celebra hoy, sin dudas, uno de los más hermosos cumpleaños de su vida. Su mamá preparará una torta y estará la familia unida, compuesta por sus padres y sus hermanos Samuel, de 18 años; Emanuel, de 16 y Joselyn, de 8.

“Ella creció viendo a sus hermanos siempre muy cerca de la música con su teclado e incluso a veces cantan juntos. Un día me pidió una guitarra y no supe qué hacer ni qué decirle, por eso acudí a Gabriel. Su hermano mayor le dará clases para empezar a tocar, su verdadero gran anhelo”, adelantó la mamá, que suele ayudar a su esposo en las tareas de la finca, donde producen uva y duraznos.

Apenas recibió la guitarra, la nena se quedó bajo el sol del domingo contemplándola como lo más preciado del mundo. Y enseguida empezó a ensayar las melodías de “Topa”, el presentador, músico y animador infantil argentino. “Recién en ese momento me enteré que había grabado sus canciones”, dijo Nélida.

Tiara concurre a quinto grado de la escuela Eugenio Jardel, de Junín, a unos tres kilómetros de la zona rural donde vive la familia.

“La llevo en moto tempranito todas las mañanas. Es muy buena alumna, en la escuela todos la quieren”, agregó orgullosa su mamá.

Hoy, en el cumpleaños, habrá una torta, alegría y, seguramente, mucha música en el hogar. “Gracias, gracias, gracias”, repite Nélida con gran emoción. Y confiesa: “Por temor a sufrir una decepción no quise anticipar la novedad del regalo hasta no tenerlo en nuestras manos. Pero Gabriel cumplió, me dijo que me quedara tranquila, que la guitarra iba a llegarnos como sea y así fue. Por eso agradezco por la guitarra pero también el gesto de haberla acercado hasta nuestra casa”.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA