Proyectan abrir una parte del Ecoparque con un área educativa, huerta y restaurante

Muchos recintos han quedado vacíos tras la derivación a reservas o mediante el plan de adopción responsable. Mientras, entrenan a elefantas para que viajen. Foto: Ignacio Blanco / Los Andes
Muchos recintos han quedado vacíos tras la derivación a reservas o mediante el plan de adopción responsable. Mientras, entrenan a elefantas para que viajen. Foto: Ignacio Blanco / Los Andes

El proyecto incluye un espacio educativo-ambiental y senderos de plantas nativas. Admiten que la pandemia demoró las obras. Ya han derivado 1.300 animales.

El Ecoparque sigue trabajando aunque ya hayan pasado más de cinco años desde que cerró sus puertas al público. Recientemente se conocieron las gestiones para el traslado de Pocha y Guillermina, las elefantas que aguardan su viaje a Brasil, pero lo cierto es que continúan haciéndose otras gestiones relacionadas con la ubicación de los animales y obras en el predio. Se vislumbra una posible reapertura, pero para esto aún falta.

Los Andes dialogó con la directora del paseo, Mariana Caram, quien aportó más detalles sobre el estado actual del ex zoológico mendocino, sin dejar de mencionar que la pandemia retrasó muchas de las actividades que se llevaban adelante.

Primera apertura parcial

Si bien todavía no hay fecha concreta, ni a corto plazo, en el Ecoparque ya se habla de una apertura parcial del predio. El ingreso será por la puerta tradicional –ya que la entrada nueva está prevista por la calle San Francisco de Asís- y tendrá un área para transitar y otras actividades propias del Ecoparque.

Prevén inaugurar una parte del predio con un centro educativo y una huerta.
Prevén inaugurar una parte del predio con un centro educativo y una huerta.

“Lo estamos presentando como proyecto de obra pública del Ministerio de Hacienda. En la apertura parcial habrá un área educativo-ambiental, una huerta, un paseo por senderos de plantas nativas y un restaurante”, adelantó Caram.

Pero para que esta apertura ocurra deben realizarse obras, tales como el bacheo de los caminos internos. Y, según explicó la funcionaria, de nuevo aparece la pandemia como uno de los condicionantes para acelerar el proceso de reapertura.

Traslados

Respecto de los traslados de animales a otros sitios, por sobrepoblación o porque no eran los espacios adecuados para algunas especies, Caram indicó que desde que se aprobó el programa de adopción responsable se han derivado 1.300 animales en total. De ellos, unos 210 en 2021.

“Se trasladaron 1.187 animales de corral bajo este programa. De todos esos ejemplares, 40% son ovejas, 25% gansos, 11% ponis, 12% cabras, cobayitos (10%) y un 1% de llamas y aves de corral. Además de animales silvestres (autóctonos de Argentina) y exóticos, que 113 fueron trasladados a otro país”, explicó la funcionaria. En este número están incluidos los 10 osos pardos, la mona Cecilia, los dos leones y 86 pecaríes de collar. También los tres tucanes que se fueron a Tucumán y animales de la fauna nativa liberada en Mendoza.

Según indicó Caram, ahora se realiza el proceso de cuarentena de las elefantas Pocha y Guillermina. Es un proceso vigilado por Senasa y que cumple con un certificado veterinario internacional que es acordado por los dos países, Brasil y Argentina.

“Esto se hace para asegurar el estado sanitario del animal para cuando entre a Brasil. Ya están todos los permisos de exportación dados. Luego viene el entrenamiento para el viaje en los contenedores que llegaron a principios de abril. De todas maneras, los tiempos son muy inciertos por la pandemia, pero yo creo que en no más de dos meses estarán viajando”, adelantó.

Por otro lado, Caram admitió que si bien hay 500 animales a la espera de una reubicación, este proceso se demoró por la pandemia.

Además, en el ex zoo se está llevando adelante un proceso de esterilización de unos 700 ciervos, considerados una especie exótica invasora. “Los veterinarios han desarrollado una propuesta de esterilización porque es una de las condiciones para el traslado”, aseguró. Además, Caram informó que continúa el plan sanitario en acción, por lo que se siguen haciendo testeos para los traslados.

Por último, respecto de los animales, dijo que se continuó con los trabajos de mantenimiento de reconstrucción y mejora de recintos, de donde se sacaron 900 toneladas de guano. Gran parte del material fue extraído en colaboración con los municipios de Guaymallén y Las Heras, que proveyeron las maquinarias y camiones para, luego de tratarlo, utilizarlo como abono en parques.

Refuncionalización eléctrica

La directora del Ecoparque contó que se terminó la primera parte de la refuncionalización eléctrica del predio. “Es un trabajo que arrancó en enero y es la primera parte de un proyecto más amplio. Lo que se hizo ahora es el reemplazo del tablero general para todo el predio. También se cambiaron 31 tableros de mantenimiento, cuatro tableros de comando y dos tableros generales en oficinas. Se hicieron puestas a tierra en todo el predio, el reemplazo de todo el cableado de iluminación en el predio, en instalaciones eléctricas. Y se hizo iluminación a nuevo en las oficinas”, detalló.

Continuando con los trabajos de electricidad, se colocaron 65 nuevas luminarias para los caminos internos y se hizo el restablecimiento de toda la iluminación en perímetro y caminos internos. Además, se recuperó la funcionalidad en 80 luminarias perimetrales y 65 internas, que mejoran significativamente la seguridad y vigilancia en la extensa área.

Centro de rehabilitación

Mariana Caram contó que están a punto de iniciarse las obras para el centro de rehabilitación de cóndores, con un diseño de la fundación Bioandina. “Ya tenemos los materiales y debería empezar la construcción del centro según la normativa para la conservación del cóndor”, destacó.

También se van a colocar cámaras de vigilancia en sectores críticos, unas 15 en cada puerta principal y otras cinco en lugares estratégicos. Y se buscan fondos tanto en Nación como en el Banco Interamericano de Desarrollo para la construcción de la parte nueva de Ecoparque, con la entrada nueva – incluye perímetro interno- y en una segunda etapa, los edificios.

En cuanto a los trabajos que se están realizando, se inspeccionaron 280 campos para el programa de adopción responsable, se está trabajando con la ONG Acción Salvaje para armar un protocolo de rehabilitación de pumas, se firmó un convenio con la cátedra de espacios verdes de la Facultad de Ciencias Agrarias para la preservación y puesta en valor del patrimonio forestal y ya están los materiales comprados para la cañería de agua del sector del alto, que se va a instalar con personal propio.

¿Cómo se trabajó desde la pandemia?

La directora del Ecoparque, Mariana Caram, contó que actualmente están trabajando con el sistema de burbujas de 7 x 7 días, aunque también se llegó a trabajar en sistemas de dos semanas rotativas. “Es muy importante preservar la salud de la gente porque no hay reemplazos fáciles. Por suerte, no hemos tenido muchos enfermos y ahora la mayoría de los empleados ya están vacunados. De 64 personas que trabajan en el Ecoparque, 33 ya recibieron la vacuna”, dijo Caram.

Por otro lado, destacó que el personal que realiza el mantenimiento del predio es el mismo que cuida a los animales, ya que conocen las características propias de cada especie.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA