Por qué se celebra el 27 de junio el Día Nacional del Boludo

Cada 27 de junio se celebra el Día Nacional del Boludo, un término que hace honor al léxico argentino.
Cada 27 de junio se celebra el Día Nacional del Boludo, un término que hace honor al léxico argentino.

Una campaña de marketing terminó viralizándose y el homenaje pasó a ser parte del calendario.

La palabra ‘boludo’ es un sello distintivo de la Argentina y semejante término –y característica- se merecía ser ‘festejado’ en el calendario con un día que le rindiera honores de forma especial.

Es por esto que todos los 27 de junio en nuestro país se celebra el Día Nacional del Boludo, un recordatorio que nació en el 2009 luego de una campaña viral que nació de la mano de una agencia de marketing terminó por viralizarse y quedó establecido de forma definitiva en todo el país.

Con dicha efeméride, la mencionada agencia intentó rendir tributo a las personas que ‘quieren hacer las cosas sin sacar ventaja’: “A todos nosotros, los boludos, que por buscar hacer las cosas bien justamente nos salen mal. Por ser honestos, seguir las normas o buscar el bien común terminamos siendo objeto de burla y desprecio por parte de compatriotas mucho más ‘vivos’ y elocuentes”, decía la compañía como argumento.

La palabra ‘boludo’ es un argentinismo que requiere de la desambiguación de su significado a partir del contexto de la frase en la que se pronuncia. Si bien la palabra es empleada en varios países de América Latina como Uruguay, México, Cuba o El Salvador, en Argentina su significado está destinado a dar una característica en la forma de ser de una persona.

Según la Real Academia Española, boludo es un adjetivo que describe a alguien como ‘necio o estúpido’. Pero también puede ser pronunciada como gesto de confianza entre los hablantes.

El origen de la palabra ‘boludo’

Varios investigadores coinciden a la hora de señalar el origen de la palabra ‘boludo’ en las luchas por la independencia nacional. Los mismos aseguran que en las guerras contra el imperio español, solía haber entre las primeras líneas de las fuerzas patrióticas grupos de criollos muy diestros a la hora de lanzar bolas y boleadoras contra jinetes reales.

Esta ‘profesión’ pasó a identificar a las personas que la ejercían y así habría visto la luz la palabra ‘boludo’. Sin embargo, con el tiempo tal identificación mutó y los boludos pasaron a ser aquellos que estaban próximos a la línea de fuego, en una suerte de identificación de ‘tontos’ que quedan expuestos ante el peligro.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA