El sector de la Salud se unió al paro y hubo atención mínima en hospitales de Mendoza

En el Hospital Central se registraron algunas demoras en la atención y se suspendieron algunas cirugías, debido a la adhesión a la medida de fuerza de los profesionales de la salud.
Foto: Orlando Pelichotti / Los Andes
En el Hospital Central se registraron algunas demoras en la atención y se suspendieron algunas cirugías, debido a la adhesión a la medida de fuerza de los profesionales de la salud. Foto: Orlando Pelichotti / Los Andes

El Ministerio de Salud dijo que la adhesión fue del 31%,pero Ampros asegura que alrededor de un 80% se sumó al reclamo. Las guardiasfuncionaron con demoras y se postergaron cirugías.

Al igual que el resto de los principales gremios de la provincia, los de Salud también se unieron a la jornada de paro con multitudinarias protestas en el microcentro provincial y en otros departamentos, con movilizaciones y concentraciones en la explanada de Casa de Gobierno. Para el Ministerio de Salud la adhesión a la protesta en este sector fue del 31%, pero la Asociación Mendocina de Profesionales de la Salud (Ampros) asegura que fue cercana al 80%, solo con guardias e intervenciones urgentes funcionando con normalidad.

Si bien el núcleo de las miles de personas que protestaron en las calles de Mendoza pertenecieron al sector educativo ya que la impulsó el SUTE, la iniciativa tuvo apoyo desde otros sectores como la CTA de los Trabajadores; el sindicato de docentes privados (Sadop); Judiciales; y la Unión Personal de Juegos y Casinos Mendoza (Upjcm).

Desde Salud, la secretaria general de Ampros, Claudia Iturbe, reveló a Los Andes que “el paro ha sido muy importante, de alrededor del 80%”, aunque “los esenciales que tienen que atender guardias, las urgencias, emergencias y operaciones de urgencia” siguieron trabajando. “Pero el resto se ha visto bastante afectado, con una movilización que ha sido bastante impactante e impresionante”, agregó. En el Hospital Central, por ejemplo, la atención fue mínima y las consecuencias del paro se notaron, con guardias demoradas, cirugías programadas suspendidas y complicaciones para ingresar al establecimiento.

Por el contrario, ante la consulta de este diario, desde el Ministerio de Salud respondieron que el acatamiento al paro en este sector fue del 31% “con guardias garantizadas”, y no quisieron profundizar más en el tema. Ante esto, Iturbe reaccionó: “Es lo mismo que dijeron de Educación, ¿pero viste lo que era la movilización? Había como 20 mil personas en las calles. Mienten”.

La referencia de Iturbe apunta a las declaraciones de Víctor Ibáñez, Ministro de Gobierno provincial, quien catalogó al paro de “insólito desde cualquier punto de vista”; además de que el Ejecutivo reconoció solo un 32% de acatamiento en las escuelas. Para ella, “el error político tremendo que cometió este gobierno fue la soberbia”, y añadió: “De todas maneras, lo importante es el mensaje porque la situación de los empleados públicos es grave y no da para más”.

EL RECLAMO DE SALUD

En el sector de la Salud, “el reclamo específico es, primero, la recuperación del 50% perdido en los últimos tres años”, ya que según la secretaria general de Ampros “el gobernador ha pagado todas las deudas de la provincia con el ajuste de los empleados públicos”: “Ha bajado el porcentaje de gasto en empleado público por la disminución de los salarios, como en el 2020 que se ahorraron $12 mil millones. Y los otros años pasó igual”, manifestó.

El segundo pedido de los empleados públicos de la salud es “una fórmula de aumento que tenga que ver con la inflación y la recaudación, pero que se vaya aumentando el salario de manera automática”, pidió Claudia Iturbe. Si no es así, explicó que “no va a haber porcentaje que nos venga bien o calme a la gente, porque si es así todo lo que acordemos va a ser en baja”. “La gente no puede vivir así, todos hemos caído por debajo de la línea de la pobreza”, concluyó la referente del gremio.

Mientras se desarrollaba el paro en toda Mendoza, trascendió el rumor de que los diferentes sectores tendrían la posibilidad de reunirse con las autoridades para resolver la situación, pero Claudia Iturbe no confirmó que esto sea así: “Nos han dicho los mismos medios que el gobernador dijo que nos iba a recibir, pero a nosotros no nos han dicho nada oficialmente. Estuve con la gente del SUTE hasta las 14 y no habían recibido nada tampoco”. Hasta las 18 horas de este lunes, Ampros no había recibido ninguna invitación al diálogo por parte de autoridades provinciales.

“La gente está cansada de los discursos políticos, y de las internas y las mentiras políticas. Y esto fue una reacción a todo eso, tanto a nivel provincial como nacional”, expresó Iturbe sobre los motivos de la protesta. “Que los docentes y los profesionales salgan a manifestarse sin importarles los descuentos, las amenazas, el ítem aula y demás, es porque la situación no da para más”, añadió. Por último y en relación a eso, la secretaria general de Ampros resumió que el paro “fue una demostración de no nos importa porque ya no vivimos. Hemos pasado el límite, y creemos que esto es perder para ganar”.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA