El profe solidario que ofrece clases de matemática y física a cambio de una colaboración para un comedor

Leandro Ríos es profesor de matemáticas que da clases a cambio de donaciones para un comedor. Foto Mariana Villa
Leandro Ríos es profesor de matemáticas que da clases a cambio de donaciones para un comedor. Foto Mariana Villa

La promueve a través de zoom, para estudiantes que quieren ingresar a las carreras de ingeniería. Lo recaudado es para la Casita de Guadalupe, de Guaymallén, que contiene a 80 niños.

Además de ser estudiante avanzado de ingeniería industrial y de brindar apoyo escolar desde hace muchos años, Leandro Ríos mantuvo toda su vida un gran espíritu solidario.

Y fue tal vez este combo lo que lo alentó a generar un proyecto que de inmediato encontró adeptos: brindar apoyo gratuito de Matemática y Física a aspirantes de Ingeniería y Arquitectura de la Universidad Nacional de Cuyo a cambio de una colaboración para la Casita de Guadalupe, en Guaymallén, un lugar que brinda contención alimentaria y escolar a más de 80 niños y adolescentes.

No es la primera vez que Leandro, conocido como “el profesor de los memes”, porque de ese modo y con humor, publicita su trabajo, vuelca su tiempo y conocimiento para quienes más lo necesitan: los sábados se reúne con niños y jóvenes en un aula que montó para ese fin y empieza el momento de los números.

“La Casita de Guadalupe siempre necesita ayuda para comprar insumos de todo tipo y, al mismo tiempo, muchos estudiantes que en estos días aspiran a ingresar a la UNCuyo están desorientados y necesitan aclarar dudas”, comenzó relatando este profesor con gran vocación.

Por eso ideó esta forma de intercambio: apoyo gratuito por una colaboración, sea grande o pequeña, porque todo ayuda para sumar esfuerzos.

Antes de la pandemia Leandro ya había realizado algo parecido en los alrededores de la Peatonal Sarmiento. Luego llegó el encierro con las numerosas consecuencias para los alumnos. Sin embargo, estuvo “al pie del cañón”, siempre con su objetivo de evitar la deserción escolar, el hambre y el trabajo infantil, tres aspectos que lo mantienen preocupado y ocupado.

“La idea es volver a la presencialidad en la Plaza Independencia los domingos, al aire libre, aprovechando estos días primaverales”, adelantó, para instar a los interesados (en general quienes están realizando los cursos nivelatorios de cara a la universidad) que se inscriban en esta novedosa propuesta.

Leandro también fue noticia en julio último por su labor solidaria, cuando a su actividad privada --siempre como docente de Algebra, Matemática, Química y Estadística-- acondicionó una pequeña habitación, colocó pizarras en las paredes y consiguió bancos y pupitres.

Nació así el aula oficio de Educación para el Futuro, un espacio que implica mucho más que estudiar: brindar herramientas para los alumnos se capaciten en electricidad, carpintería, peluquería y metalurgia.

Al profe lo angustian los niños que no logran reunir el alimento necesario para responder frente a los libros, por eso sigue solicitando voluntarios, es decir, idóneos que deseen invertir algunas horas semanales a dictar oficios que les proporcione salida laboral a quienes lo necesitan.

Dijo que lo entristece observar a los chicos realizar sacrificados trabajos, como la cosecha o las obras de construcción, en lugar de estudiar.

“Muchos sostienen sus hogares porque son jefes de familia. Hay que luchar contra este flagelo”, había dicho a Los Andes en una entrevista, en julio último.

La pandemia, según Leandro, dejó a los pobres aún más excluidos, marginados y desconectados.

“Por eso directamente dejan la escuela. Y aquellos que pueden acceder a la tecnología también se vieron afectados de otro modo, en especial psicológicamente”, sostuvo.

Según dice, los tiempos que se avecinan serán de muchos desafíos para las futuras generaciones ya que deberán hacer frente a la competitividad laboral, algo que de ninguna manera puede darse sin estudios.

Para eso conoce la mejor fórmula: capacitarse, terminar los estudios y también aprender oficios.

Para aprender y colaborar

Los aspirantes a Ingeniería o Arquitectura que deseen tomar clases gratuitas de Matemática y Física a cambio de una colaboración, pueden llamar al 261 3353026.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA